Carmen Alcayde enseña por primera vez a su hija Olivia

La presentadora más simpática de la televisión nos abre las puertas de su casa familiar de Valencia para presentarnos a su benjamina, a quien acaba de bautizar. Este precioso bebé, que hace siete meses el 12 de julio, es el juguete de sus hermanos, Carmen y Eduardo.

image

La presentadora más simpática de la televisión nos abre las puertas de su casa familiar de Valencia para presentarnos a su benjamina, a quien acaba de bautizar. Este precioso bebé, que hace siete meses el 12 de julio, es el juguete de sus hermanos, Carmen y Eduardo.

1 de 10
Carmen Alcayde nos presenta a su hija Olivia

Con la felicidad, energía y alegría que la caracterizan, Carmen Alcayde nos presenta a su hija Olivia, que hace siete meses el 12 de julio, en la casa familiar de Santa Bárbara en Valencia donde días pasados celebró el bautizo de la pequeña. Allí, con una amplia sonrisa y tan torbellino como siempre, nos habla de esta etapa plena de su vida al lado de su marido, Eduardo Primo, y de sus otros dos hijos, Carmen, de cinco años, y Eduardo, de cuatro, y de su trabajo, su otra gran pasión. Además, posa por primera vez con su madre y sus dos hermanos, a los que está muy unida.

-¿Cómo fue el bautizo?
-Nos encargamos mi marido y yo de organizarlo en la casa familiar y fue precioso. Mi cuñada, la hermana de mi marido, es química, pero preparó un “candy bar” para los niños y fue muy bonito. Aquí bauticé también a Edu, porque a Carmen lo hice en Denia. Era sólo para la familia íntima pero, al final, éramos unos 30 adultos y quince niños. Fue en el jardín, una merienda cena, los niños lo disfrutaron con animadores y un castillo hinchable y Olivia estuvo todo el día sin parar de reír.

-¿Olivia llevaba el faldón de sus hermanos?
-Eso tiene su historia. A los dos mayores los bauticé con el mismo faldón, pero el de Olivia era el de la hija de mi amiga Mariló, que es un poco la madrina de la niña. Mi marido no quería un tercero y yo sí quería, pero no le iba a engañar ni nada parecido, así que mi amiga me propuso dar nueve vueltas a la catedral de Valencia porque se supone que si haces esto con una mujer embarazada te quedas tú también. Y así fue, así que digo que fue un milagro.

-¿Quiénes son los padrinos?
-Mi hermana Lucía y mi sobrino Álvaro, el hijo de la hermana de Eduardo.

-¿Cómo es Olivia?
-Una pasada. Aunque no me gusta hacer comparaciones, es la más buena de los tres; voy con ella todo el día colgada porque es tan buena que se hace muy llevadero. No hace más que sonreír, dormir y comer cuando le toca. Es una maravilla de niña y, si es así el primero, tienes cuatro más. Pero yo ya voy por el tercero y nada más.

En la imagen Carmen Alcayde en una instantánea muy tierna con su hija Olivia, que, según la presentadora, se parece a ella y a su marido. Carmen luce vestido de Les Macarons Madrid; y Olivia, ranita, gorrito y alpargatas de Teté & Martina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
''A Olivia no le doy pecho, le doy biberón''

-¿La das el pecho?
-Biberón porque al poquito de tenerla me incorporé a la televisión y opté por eso. A mi primera hija le di el pecho; y al segundo, biberón, porque estuvo en la UCI, para que engordara. Tanto una cosa como otra me han funcionado parecido.

-¿A quién se parece?
-Se parece mucho a los dos. Ha venido al mundo a quedar bien con todos. Mi hija se parece mucho a mi marido; mi hijo, a mí y Olivia es mezcla total. Los ojos son gallegos, de mi madre, y ella se emociona mucho con eso.

-¿Hay celos de los hermanos?
-Están como locos, es una gozada verlos. Pongo a Olivia en la hamaquita y juegan con ella. No veo que tengan celos; los mayores se llevan un año y han hecho mucha piña entre ellos. Carmen me ayuda a bañarla, Edu es más pasota pero le canta, le hace carantoñas... A Carmen se la ve muy mamá, como la he tenido tan mayor me digo "como me descuide, ésta me la cría".

-¿Cómo has afrontado el nacimiento de un tercer hijo?
-He disfrutado de mis tres hijos por igual, pero es cierto que el nacimiento del primero lo vives con la histeria de cualquier madre primeriza y, encima, cuando Carmen tenía tres meses, me quedé embarazada de Eduardo, así que fue una locura. Pero, como me va la marcha, pues siempre he estado feliz.

-¿Nunca te has visto sobrepasada? 
-Sí, alguna vez me he desesperado. Tener tres hijos, viajar para trabajar y hacerlo todo… pues sí, a veces he llorado de ver que no puedo con todo. ¡Pero se me pasa enseguida!

En la imagen, Carmen, que  luce siempre una gran sonrisa, algo que ha heredado su pequeña. La presentadora lleva caftán de Les Macarons Madrid y la niña vestido de Chloé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
''El amor es reírte con tu pareja, tener química sexual''

-¿Cómo es un día a día?
-Los días que me voy a Madrid, que suelen ser dos a la semana, me levanto, doy el biberón a Olivia y luego dejo a Carmen y Eduardo en la parada de la ruta y cojo el AVE. Cuando termino el trabajo, regreso de inmediato para Valencia a recogerlos y los llevo a sus clases extraescolares… Ahora que mi trabajo me lo permite, no me quiero perder nada.

-¿Es mejor calidad que cantidad con ellos?
-Totalmente. Somos superheroínas, y los hombres también, porque cada vez están más implicados en la vida familiar.

-¿Y tu marido, Eduardo?
-Trabaja todo el día, pero viene a comer e intenta llegar a tiempo para contarles el cuento de antes de dormir, momento en el que también ellos nos cuentan todo lo que han hecho durante el día. Hace todo lo que puede.

-Muchos dicen que los hijos desunen a la pareja…
-No estoy de acuerdo, será si hay otro problema de fondo.  Lo hemos llevado fenomenal y hemos tenido la suerte de que los tres han dormido muy bien –no dormir es lo que más puede desestabilizar– y disfrutamos de nuestros hijos pero hemos seguido haciendo vida de pareja.

-¿Y cómo lo habéis logrado?
-Cuando acostamos a Olivia, estamos juntos, charlamos, vemos la tele… Nos gustan las mismas cosas: con salir a cenar una vez al mes con amigos tenemos de sobra, nos encanta estar con los niños, tenemos el mismo humor, ve conmigo el faranduleo de la tele y yo a veces los programas de política que le gustan a él…

-¿Hacéis planes separados?
-Sí, alguna vez hago planes con amigas o él con los suyos, y el otro se queda con los niños. 

-Lleváis 22 años juntos y el 11 de julio celebráis doce de casados. ¿Cuál es el secreto?
-Lo más importante es pasártelo bien con tu pareja. Para mí la vida es una juerga continua haga lo que haga; la palabra aburrimiento no existe en mi vida. El amor es reírte con tu pareja, tener química sexual…

-¿Y la seguís teniendo?
-Sí. Eduardo y yo nos complementamos muy bien y conservamos la pasión.

En la imagen Olivia, hija pequeña de Carmen Alcayde, que nació el 12 de diciembre de 2014. Es un precioso bebé muy risueño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
''Mi madre es la Lola Flores de mi familia''

-¿Vosotros habéis pasado por algún momento de crisis?
-Cuando teníamos 25 años nos separamos; yo quería casarme y tener hijos y él estaba en otro rollo, así que cada uno hizo su vida. Tres años después, eché de menos lo bien que lo pasaba con él. Lo llamé y le pregunté si tenía novia. Me contestó que cómo iba a tener novia si sólo me quería a mí… ¡Y volvimos!

-Y entonces hubo boda…
-Que se casara me costó un poquito (risas), aunque luego lo organizó todo él porque yo estaba en 'Aquí hay tomate' y no tenía tiempo.

-Eduardo se resiste a posar.
-Es todo lo contrario que yo. Tengo la fama asumida por mi trabajo, pero a él la da algo si le reconocen por la calle. No quiere perder su libertad.

-En las fotos está tu familia y ellos no se dedican a tu mundo.
-Mi hermano tiró por el Derecho pero ahora es empresario de franquicias de restauración. Mi hermana está casada y encantada de la vida; su marido es empresario de restauración y ella no trabaja. Y mi madre es una superviviente.

-¿Cómo ha sido no contar con la figura paterna?
-Mi padre, que era notario, murió cuando yo tenía un año; mi hermana, cuatro; y mi hermano, seis; y mi madre tuvo que buscarse la vida. Era maestra, pero se le ocurrió montar una tienda de zapatos y luego trajo a Valencia la firma Farrutx, además de trabajar como funcionaria por las mañanas. Todo para que no nos faltase nada. La admiro y todo lo que soy es gracias a ella. Para mí es como una matriarca, como la Lola Flores de mi familia.

-¿Eras consciente de su esfuerzo?
-Totalmente. Veía a mi madre que no paraba de trabajar y luego llegaba a casa y nos atendía. Me da mucha pena no haber tenido padre, pero mi madre ha sido madre y padre. Nunca la veías lloriqueando y nos contaba cosas muy bonitas de mi padre, y yo pienso en él todos los días.

-Ahora vives en Valencia y la tienes cerca.
-Sí. Ella y mis hermanos viven en Santa Bárbara y yo soy la única que vive en Valencia, pero los tengo a diez minutos. Pasé diez años en Madrid y, cuando regresé, necesitaba ciudad, y eso que para mí Valencia ya es una urbanización.

-¿A quién te pareces tú?
-A mi padre, que era guapetón, pero normalito, porque mi madre y mi hermana son dos bellezones. No es que haya sido la fea de la familia, pero me han etiquetado como la graciosa. En el colegio la gente me preguntaba emocionada si yo era la hermana de Pedro y Lucía. Ahora me he vengado porque la gente les pregunta a ellos si son los hermanos de Carmen Alcayde.

-¿Te has sentido el patito feo?
-¡No! Siempre he sido muy creída (risas) y me sentía ideal. Con los años me di cuenta de que no lo era tanto, aunque reconozco que estoy mejor con los años y que la tele te embellece.

-Tu belleza se potencia con la energía que desprendes…
-Ése es mi rollo. Es que podría tener más hijos porque me sobra energía.

En la imagen Carmen Alcayde, que es muy feliz con la maternidad y asegura que tiene energía para todo. “La palabra aburrimiento no existe en mi vida”, confiesa la presentadora, que posa en la casa familiar de Santa Bárbara, en Valencia, con vestido de Ibimoda y pulseras de Mi María Morena. La niña lleva un vestidito de Ibimoda. En la imagen, con los dos perritos yorkshire de su hermana, Mia y Oso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Así son sus hijos

-Tienes un punto infantil y ahora con tus hijos revivirás tu infancia. ¿Tu mejor recuerdo?
-Cuando siendo muy niña me ponía una cámara delante, o frente al espejo, y me grababa cantando, actuando y bailando. Mi hijo Eduardo tiene un don, es gracioso sin querer y se inventa canciones como hacía yo. Y Carmen me recuerda a mí porque es de sacar muy buenas notas, de estudiar mucho.

-¿Cómo te has recuperado tan bien del embarazo?
-No paro ni un segundo, ando ocho kilómetros tres días a la semana, cierro el pico y ceno ligero. Además, ya no quiero quedarme tan delgada como antes porque llega una edad en la que, tanto si te pasas de kilos arriba como de kilos abajo, pareces mayor e infeliz. Y lo que nos gusta es estar guapas y que se nos vea con salud. Hubo un momento –el año pasado– en el que quería estar muy delgada y seguir luciendo minishorts hasta la muerte, pero ahora ya no me importa ponerme una faldita por encima de la rodilla.

-Eres muy activa en las redes sociales. ¿Qué suponen para ti?
-Muchísimo, me dan la vida. A través de Twitter me siento cerca de la gente, me transmite lo que les gusta de mí y lo que no. Además de temas de trabajo, hubo un tiempo en el que daba consejos desde mi punto de vista de positividad y optimismo. Y ahora los lunes quiero meter una canción cantada por mí con un vídeo.

-¿Profesionalmente, cómo te encuentras?
-Cada momento de la vida, me ha dado algo. Ahora sigo trabajando bastante; en Mediaset cumplo trece años en diciembre. Voy a Telecinco un día a la semana, hago los esponsor en 'El programa de Ana Rosa'... y tengo en la mente una nueva novela de una mujer gallega muy especial. Soy una tía muy positiva y segura de mí misma –que no quiere decir que me lo crea–, y me apasiona tanto mi trabajo que creo que siempre voy a poder vivir de él. Si no hago tele, escribiré un libro, haré conferencias como 'coach'… No tengo miedo a perder mi trabajo porque sé que por algún lado saldré.

-¿Y lo de ser 'coach' de Tania Llasera?
-Es como una broma... desde que estaba buscando el bebé compartíamos confidencias y cuando se quedó embarazada me emocioné. Le dije que podía ser su “coach” porque después de tres hijos ya lo sabes casi todo. También le hago recomendaciones a Joaquín Prat; el otro día le dije a su mujer que cambiara de biberón por el tema de los gases y me lo ha agradecido.

-¿Nunca te vienes abajo?
-Claro, he vivido cosas difíciles en mi vida, pero me gusta quejarme poco. Me gusta sacar de lo negativo la parte positiva.

-¿Te preocupa el futuro?
-Mi meta, aunque pueda sonar cursi, es ser feliz cada día y disfrutar de lo que tengo ahora. 

-¿Qué recuerdos guardas de 'Aquí hay tomate'?
-Muy buenos, tanto del programa como de mi Jorge Javier. Gracias a él me di a conocer. Abrimos un camino diferente.

-¿Cómo ves el futuro?
-Tengo mis sueños y mis ilusiones pero no me gusta hablar de ellas porque parece que si lo expresas no va a llegar nunca. Me gusta entretener a la gente y ofrecerles mi punto más divertido, aunque también sé ponerme seria.

-Acabas de presentar en Valencia 'Hogar fuera del hogar'. ¿En qué consiste?
-Es una cena benéfica en el Hotel The Westin de Valencia con todos los colaboradores del proyecto. Son casas que han creado al lado de los hospitales de niños que acogen a familias que tienen hijos, de hasta 16 años, que están recibiendo tratamientos largos. Son lugares donde conviven las familias con sus niños para hacerles la vida más llevadera. Ser una cara conocida y poder ayudar gracias a ello es un privilegio y muy gratificante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
''Soy muy familiar''

Carmen Alcayde es feliz cuando está junto a los suyos. "Soy muy familiar, cuido a mi familia, la adoro y me encantan las reuniones con todos; es con quienes más a gusto me encuentro, son mi pilar", dice la presentadora, que posa en el jardín de la casa de su madre con ella, que se llama Lucía, y con sus hermanos, Lucía y Pedro y su benjamina -con blusa y braguita de Knot-. "Recuerdo con emoción cuando jugaba de niña con ellos", dice Carmen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Un paraíso lleno de recuerdos

La casa de la madre de Carmen en Santa Bárbara, en Valencia, es un lugar ídilico donde disfruta de momentos muy entrañables y familiares. "Vamos mucho; allí hacemos las celebraciones y cada quince días nos reunimos todos allí para comer el domingo", cuenta la popular presentadora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Secretos del bautizo

Carmen compartió las dos fotos de arriba en sus redes sociales para contar que el bautizo de su niña fue “muy especial". Con un vestido de Claudie Pierlot, posó junto al 'candy bar' tan coqueto que preparó su cuñada Ana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Secretos del bautizo

Carmen Alcayde es una chiquilla más, se divierte con sus hijos mayores en el castillo que pusieron para celebrar el bautizo de Olivia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Secretos del bautizo

Este es el menaje tan 'ideal' y 'desechable' en el que Carmen Alcayde sirvió la comida a los invitados al bautizo de su hija pequeña, Olivia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo