Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

La vida de Palomo Linares

Repasamos los momentos clave en la vida del diestro.

Repasamos los momentos clave en la vida del diestro: su boda, su relación con sus hijos, su pasión por los toros y el cine, y su pasado sentimental.

1 de 12
69 años de una vida llena de emociones

Palomo Linares nació el 27 de abril de 1947, en Linares (Jaén) ha fallecido hoy 24 de abril de 2017, a los 69 años. El diestro no ha superado una operación de implante de bypass que estaba teniendo lugar en el hospital Gregorio Marañón. Recordemos que el torero sufría problemas coronarios y ya fue intervenido en 2007.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Una leyenda de los ruedos

El diestro es uno de los iconos más emblemáticos del mundo de la tauromaquia, habiéndose convertido en una de las leyendas de los ruedos y uno de los personajes más queridos por sus compañeros de profesión. Por eso tras su muerte se puede afirmar que el mundo de los toros se despide de uno de los grandes iconos de la tauromaquia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Un matrimonio ejemplar

Palomo Linares y Marina Danko eran un matrimonio ejemplar. Se casaron el 26 de abril de 1977, tras siete años de noviazgo, y formaron una de las parejas más populares y queridas de la época.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Probó suerte en el cine

Además de demostrar su pasión en los ruedos, Palomo Linares probó suerte en el cine, compartiendo cartel con actrices como Rocío Durcal. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Una familia feliz

Durante su matrimonio la pareja formó una familia feliz con tres hijos: Sebastián, Miguel y Andrés. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Una historia de amor que duró 34 años

Tras 34 años de matrimonio, en agosto de 2011 se separaron de forma traumática. El divorcio lo firmaron en febrero de 2012. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Una de sus últimas fotografías juntos

En la imagen podemos ver una de las últimas veces en las que la familia aparecía al completo. Recordemos que tras el divorcio de Palomo Linares y Marina Danko, los hijos decidieron elegir bando y el diestro sólo contó con el apoyo de Miguel.

La familia de Sebastián Palomo Linares y Marina Danko ha vivido sus peores momentos desde el verano de 2011. Al traumático divorcio del matrimonio y a las rupturas protagonizadas por el hijo mayor, se sumó la separación del hijo mediano, Miguel y de Marta González, después de cinco años casados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
El gran palo para Palomo

La ruptura ha dolido especialmente al ex matador, ya que Miguel y Marta se habían volcado por completo en él tras la separación del diestro y Marina Danko.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
El amor que no reconoció

Después de su divorcio, el torero mantuvo una relación con la venezolana Lilia López, que duró desde marzo de 2012 hasta octubre de 2012. Lo curioso del asunto es que ambos ya tuvieron un romance en 1967.

Sin embargo, la cosa no funcionó y fue él mismo quien confirmó : "Ya no estoy con ella. Más vale estar solo que mal acompañado", confesó a un conocido medio digital.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
El amor que no reconoció

Pocas semanas después de terminar su relación con Lilia, el diestro decidió probar suerte en el amor junto a la empresaria María de Mora, que se hizo famosa porque dirigía una conocida empresa de señoritas de compañía.

Sin embargo, él nunca reconoceióla relación: "María es muy amiga mía desde hace muchísimo tiempo, pero no hay nada", afirmó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Su último amor

Se llevan 29 años, pero la diferencia de edad nunca ha sido un obstáculo en su relación. El torero Sebastián Palomo Linares (69) y la magistrada Concha Azuara (40) atraviesan una etapa muy dulce tres años después de empezar su historia de amor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo