Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Iñigo de Arteaga, trágica muerte de uno de los solteros de oro de la aristocracia

El Marqués de Távara murió el domingo 14 de octubre al sufrir un accidente cuando regresaba a Madrid en su avioneta después de pasar el fin de semana junto a su amigo y socio, Gonzalo Lapique, que viajaba con él. Junto a ellos también se encontraba María África de la Calle Cubillo. Los tres perdieron la vida en un fatal siniestro, al parecer provocado por unas difíciles condiciones climatológicas.

El Marqués de Távara murió el domingo 14 de octubre al sufrir un accidente cuando regresaba a Madrid en su avioneta después de pasar el fin de semana junto a su amigo y socio, Gonzalo Lapique, que viajaba con él. Junto a ellos también se encontraba María África de la Calle Cubillo. Los tres perdieron la vida en un fatal siniestro, al parecer provocado por unas difíciles condiciones climatológicas.

1 de 5
La aristrocracia española, conmocionada por la muerte del marqués de Távara

Íñigo de Arteaga del Alcázar pertenecía a una de las familias aristócratas más importantes de nuestro país. Marqués de Távara, Conde de Saldaña y Conde de Corres era hijo de Íñigo Arteaga y Martín, XIX Duque del Infantado y Marqués de Santillana, y de Almudena del Alcázar.

El aristócrata, de 43 años, fallecía este domingo 14 de octubre cuando regresaba en su avioneta desde Sevilla a Toledo, después de haber pasado el fin de semana en la capital andaluza junto a su amigo y socio Gonzalo Lapique, de 45 años, -primo de la conocida Cari Lapique-, con quien tenía asuntos que resolver en la ciudad andaluza. Los dos viajaban juntos y murieron en el fatal accidente. Aunque se ha publicado que Íñigo se encontraba en la ciudad hispalense para asistir a la boda de su prima, Sofía de la Cierva, lo cierto es que no puso asistir al enlace ya que tenía negocios que atender.

Junto a ellos también viajaba María África de la Calle Cubillo, de 21 años, sobrina de Paco Cubillo, que también se encontraba en Sevilla debido a que había acudido a la boda de su tío, que se había casado el sábado en Écija. Fue la tercera fallecida en el siniestro. La joven, que tenía un billete de AVE para regresar a Madrid, finalmente decidió hacerlo en la avioneta de Íñigo, a quien le unía una buena amistad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Un experto piloto

Íñigo de Arteaga (en esta imagen en un fotograma del programa 'Comando Actualidad' de TVE junto a su avioneta) era un apasionado de la aviación y era un piloto muy experimentado ya que llevaba volando muchos años.

El domingo, pasadas las 16.00 horas, con él a los mandos del aparato, y con Gonzalo y África como pasajeros, despegaba en su avioneta nueva -había cambiado una más antigua que tenía recientemente- desde la finca familiar de Sevilla con destino al aeródromo toledano de Casarrubios del Monte, donde guardaba habitualmente la avioneta. Desde allí tenía pensado desplazarse a Madrid, su destino final, en coche. Pero nunca llegaron.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
El accidente

Según la Delegación de Gobierno de Castilla-La Mancha, el accidente de Íñigo de Arteaga se produjo sobre las 18.30 horas del domingo 14 de octubre cuando su avioneta se precipitó contra el suelo en la localidad toledana de San Pablo de los Montes.

El aparato caía concretamente en la finca Cabrahigos, propiedad del Ayuntamiento de San Pablo, entre una arboleda situada junto a la ladera de una colina a 1.200 metros de altura.

Al parecer, las causas climatológicas desfavorables pueden haber sido la principal causa de la caída de la avioneta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Difícil rescate de los cuerpos

El lugar donde cayó la avioneta, de difícil acceso, hizo muy complicadas las labores de rescate de los cuerpos de los tres fallecidos: Íñigo de Arteaga, Gonzalo Lapique y María África de la Calle Cubillo, que necesitarán pruebas de ADN para determinar su identidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Un codiciado soltero

Íñigo de Arteaga era el segundo de cinco hermanos (Iván, Ana, Carla y la escritora Almudena de Arteaga). Ésta última marquesa de Cea y futura duquesa del Infantado.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, actualmente trabajaba en la gestión del patrimonio familiar, en el que hay propiedades muy destacadas como el palacio del Infantado en Guadalajara, el palacio de Lazcano en Guipúzcoa, el castillo de Manzanares del Real en Madrid, el castillo de Calahorra en Granada o el castillo de la Monclova.

Considerado uno de los solteros de oro de la aristocracia, Íñigo fue pareja durante varios años de María León, directora de Comunicación de la firma Pedro del Hierro (foto). También se le relacionó con la Top Model Eugenia Silva.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo