Martina Klein, la mejor fan de Alex Corretja

La modelo se llevó a su pequeña hasta Mallorca para animar juntas a su chico en la final del torneo Legends Cup.

Martina Klein y Alex Corretja

La modelo se llevó a la pequeña Erika, que acaba de cumplir nueve meses, hasta Mallorca para animar juntas a su chico, Álex Corretja, en la final del torneo Legends Cup.

1 de 5
Un amor consolidado

Llevan ya siete años juntos y, por ahora, no se plantean pasar por el altar, pero Martina Klein y Álex Corretja siguen estando tan enamorados como el primer día 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Martina, a su lado

Con besos y sonrisas presumían de esta excelente relación el primer fin de semana de octubre en Palma de Mallorca, donde se celebraba el torneo de tenis Legends Cup que reúne a los veteranos de este deporte. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
La niña de sus ojos

Aunque la pareja viajó hasta allí con Pablo, el hijo de Martina, y con Aroa y Carla, las dos niñas de Álex, la verdadera protagonista fue Erika, la hija que ambos tienen en común y que se llevó todas las miradas

La pequeña, que nació el pasado 10 de enero en Barcelona, tiene como locos tanto a sus padres como a sus hermanos, que no pararon de jugar con ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Una niña muy buena

Martina no descuidó ni un momento a su bebé, con quien pasó la jornada entre el puerto y las instalaciones del Palma Sport & Tenis Club. Allí estuvo paseando y dando de comer a Erika, muy guapa con un peto vaquero y un gracioso kiki en el pelo rubio heredado de su madre. 

La pequeña se portó fenomenal y aguantó despierta hasta la final para animar a papá desde los brazos de la modelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Dulce derrota

El tenista disputó la final del torneo contra su colega Carlos Moyá. 

A pesar de tener a sus dos chicas animando en las gradas, Álex no pudo conseguir la victoria, pero sí recibió su mejor trofeo: el beso de Martina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo