Las Campos asaltan Nueva York

En 'Nueva York: Audrey, Marilyn, Carrie y las Campos', especial navideño de 'Las Campos', MªTeresa, Terelu y Carmen se enfrentan a sus peores fobias.

María Teresa y sus dos hijas aterrizan en la Gran Manzana en la primera entrega de la segunda temporada de su comentado reality.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La ciudad añorada por todos

Después de regresar de Nueva York y como aperitivo al especial navideño de 'Las Campos', 'Nueva York: Audrey, Marilyn, Carrie y las Campos', María Teresa y sus hijas han valorado la experiencia en la conocida ciudad estadounidense. "Nueva York es esa ciudad del mundo que todos hemos querido pisar, estar en sus calles", asegura María Teresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Qué tiempo tan feliz!

Mientras que Carmen Borrego señala que ha quedado sorprendida, pero que le han defraudado muchas cosas, como que la gente vaya muy a su "bola", Terelu no pudo más que comparar la ciudad con la última vez que la vio.

"Había estado hace muchísimos años, hace 20 años… Yo recordaba las avenidas llenas de árboles y luces, cosa que ahora no he visto", asegura con nostalgia Terelu, ya que no sabe si la que ha cambiado ha sido ella o la ciudad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recibidas como estrellas

María Teresa y sus dos hijas fueron recibidas en el aeropuerto de Barajas como las estrellas que son. Entre el alegre cante de un trabajador de la terminal, la veterana presentadora y su hija pequeña fueron guiadas hasta el mostrador de embarque. "Entre cómo voy y esto no puedo con mi vida", dijo una apurada Carmen, que tiene un miedo tremendo a volar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Carmen, a punto de quedarse en tierra

El primer problema vino cuando vieron que el nombre de Carmen estaba mal puesto en su billete. Aunque al final consiguieron solucionarlo, la hija de la presentadora por un momento pensó que podría acabar librándose de volar. "Por un lado pensé que sin papeles me libraba de volar, pero luego todo se arregló", afirmó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Terelu y su amor por la comida

Mientras tanto, Terelu aprovechaba en el 'duty free' para aprovisionarse de víveres para el largo viaje y cargarlo todo a la cuenta de su madre. "Espero que no me digan que no lo puedo meter", señalaba la colaboradora de 'Sálvame'. "Madre mía, ¡qué ansiedad!".

Con el tiempo encima, tuvo que salir corriendo para embarcar en el avión a tiempo. "Me han hecho un control aleatorio. Me han pasado un papel de explosivos", afirmaba la primogénita del clan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Carmen tiene miedo a volar

Al montar al avión, Carmen comenzó a sentir pánico por tener que volar. "Estoy fatal. Si pudiera me bajaba de aquí y me iba a mi casa", afirmaba. "Pues yo me bajaba contigo a fumar", apuntaba su hermana.

Y es que Carmen no ha conseguido nunca superar su fobia a volar. "Me paso una semana sin dormir y tres días antes me tengo que medicar". Mientras se preparaban para el despegue, Carmen aprovechó para toquetear el mando del asiento. "Cada vez que hago una cosa me dices, estate quieta", se quejaba Carmen ante la "pesada" de su hermana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El truco para poder volar

Gracias a Dios, pese a su llanto inicial, Carmen se quedó roque nada más despegar y pudo soportar sin problemas las alturas. "Estoy alelada, mira que no me he tomado nada… Bueno, venía un poco dopada, todo hay que decirlo", confesó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No hay que desperdiciar la comida

Al mismo tiempo, María Teresa Campos hacía un amago de perder el móvil al no acordarse de que lo tenía guardado en el canalillo y Terelu aprovechó el viaje para pegarse un buen atracón a comer. "Esto no se puede entrar en Estados Unidos, así que o nos lo comemos…", afirmaba mientras miraba con deseo el jamón que había comprado en el aeropuerto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La hidratación de María Teresa

Nada más llegar al aeropuerto JFK, María Teresa Campos estuvo más de media hora retenida por un problema con sus huellas dactilares. "Me han mandado a una sala porque decía que por sequedad no salían mis huellas… Mis huellas no se veían bien… ¡Qué mal rato me ha hecho pasar este!", exclamaba la matriarca del clan montada en una limusina, vehículo que ella piensa que es toda una 'horterada'. 

"¡Si yo soy la reina de la crema!", se lamentaba María Teresa mientras las tres bebían y aprovechaban para maquillarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Visita al Empire State

A la mañana siguiente, aprovecharon para contemplar las maravillosas vistas que se pueden ver desde la azotea del Empire State. La experiencia de subir en ascensor hasta las alturas sirvió a María Teresa y Terelu para hacer frente a una de sus grandes fobias: los espacios pequeños.

"Subir con mi madre y mi hermana fue un auténtico sueño… Para subir a un ascensor necesito tener a alguien al lado por si le tengo que decir que me voy a morir… No me lo voy a decir a mí misma", afirmaba Terelu.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Terelu, una mujer muy 'sensual'

Terelu se llevó un gran chasco al intentar emular a Marilyn en la mítica alcantarilla dónde salía volando al viento su falda. El problema: la falta de aire. "Igual antes pasaba más el metro… No había manera de que se me levantara la falda", se justificaba la que un día fue todo un mito erótico en nuestro país: "En mi vida he escuchado mucho eso de que era una persona sensual".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Carrie Bradshaw y compañía

Las tres miembros del clan Campos aprovecharon la tarde para pasear en calesa por Central Park y hablar de sus cosas. En un momento, María Teresa confesó su fascinación por 'Sexo en Nueva York' y afirmó sentirse muy identificada con el personaje interpretado por Sarah Jessica Parker. 

Sin embargo, a Terelu no le hizo mucha gracia que su hermana la comparara con la recordada Samantha Jones. "Sí, hombre, me vais a poner a mí la guarra", sentenció.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pánico en las alturas

Tras comer algo en el restaurante Club 21, donde María Teresa acabó enfadándose con sus hijas por la obsesión que tienen con que coma, Terelu quiso darle una sorpresa a Carmen y llevarla a un helipuerto para poder ver Nueva York desde las alturas.

Como era de esperar, Carmen rechazó la oferta de su hermana, quien acabó montándose sola en el helicóptero y teniendo un pequeño problema. "Esto hace un ruido… Que yo he subido más veces, pero esto nunca ha vibrado así", afirmó con cara de circunstancia. Al pisar tierra, no pudo más que decirle a su hermana: "Lo he pasado fatal… Me he hecho caca… ¡Me vas a tener que dar Fortasec!".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El sueño de María Teresa

Esta visita a Nueva York ha permitido a María Teresa cumplir uno de sus grandes sueños: emular a Audrey Hepburn en la escena más icónica de 'Desayuno con diamantes'. "He cumplido uno de mis grandes sueños hoy. No soy Audrey Hepburn, pero siempre estará en mi corazón… Para ti, Audrey", exclamaba la presentadora ataviada con el vestido de Givenchy y mientras lanzaba un beso al aire.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De compras por la Gran Manzana

Como buena aficionada a las compras, María Teresa no quiso dejar pasar la oportunidad de dar una vuelta por las tiendas más exclusivas de la Gran Manzana. 

Acompañadas de un personal shopper, acabaron en una tienda de zapatos y la presentadora quiso hacerle un regalo a su hija mayor, que parecía no estar muy contenta con la decisión de su madre: "Yo necesito el dinero… Yo no me pongo esos colores… ¡Qué manía! Me pego un tiro si me tengo que poner eso".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Terelu, más interesada en la gastronomía

Al ver ella misma que se estaba poniendo insoportable, se lanzó a las calles en busca de su placer más preciado. Gracias a la ayuda de los viandantes, Terelu dio con un puesto de perritos y pudo ponerse las botas. "Me cuesta mucho entender un inglés americano, yo entiendo mejor el inglés de Inglaterra", asegura la contertulia sobre su aceptable dominio de la lengua de Shakespeare.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuando Terelu encontró su Burrito

Esta no fue la última vez que Terelu acabó comiendo perritos calientes. De hecho, en su búsqueda del 'hot dog' más sabroso de la ciudad, acabó en Kat's, restaurante famoso por la película 'Cuando Harry encontró a Sally' y la Campos no pudo resistirse a sus encantos. ¡Aseguraba haber sentido un orgasmo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Odisea bajo tierra

Las hermanas Campos también la liaron un poco en el metro de neoyorquino. No se aclaraban con la máquina de pagar, tuvieron problemas para pasar los tornos… y para colmo a Terelu no le hace ninguna gracia eso de andar por el subsuelo. "Estoy un poquito angustiada… En Madrid no monto desde hace muchos años, desde que me dio un ataque de claustrofobia", asegura la estrella televisiva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Molesta con los fotógrafos

Al llegar a Chinatown, las dos hermanas se encontraron con su madre que venía en coche tras quedar con una amiga. En ese momento, María Teresa aprovechó para lamentarse del trato recibido por los paparazis, que no dejaban de echarle fotos. "Me hubiera gustado que hubieran sido más compañeros, nos hubieran hecho unas fotos, pero que no nos siguieran a cada paso", apuntó al equipo del programa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
María Teresa habla de Edmundo

Durante el paseo, Carmen le recordó a su madre que Edmundo quería de regalo unos calcetines 100% de algodón. Como si madre contestó que no pensaba comprárselo, la hija pequeña de María Teresa se ofreció a buscarlos. "Hace poco leí que no hacíamos vida en común y todavía me estoy riendo", confesó la veterana presentadora sobre su relación.

Y es que cuando el equipo del programa le preguntó si echaba de menos a su novio, la malagueña no pudo más que contestar: "Hombre, muchísimo, pero nos hemos mensajeado".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El ataque de las palomas

Al llegar a Chinatown, María Teresa se desmarcó de ir a comprar productos falsificados entre los comerciantes ilegales de la zona y dejó a sus hijas solas, que se lanzaron a la aventura. 

Para cumplir su objetivo, Terelu tuvo que sortear una bandada de palomas, animales que parecen no hacerle mucha gracia… "¡Madre mía la mañana que me está dando!", exclamaba Carmen mientras su hermana le cogía la mano y tiraba de ella para poder pasar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comprando productos falsificados

Terelu y Carmen estuvieron regateando para comprar un reloj y un buen número de bolsos falsificados de marcas como Michael Kors. "A mí esto del trapicheo me mola", señala Terelu. Por su parte, Carmen tampoco arrastraba un gran cargo de conciencia: "Si de vez en cuando te compras una imitación, tampoco cometes ningún delito".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Operaciones a corto plazo

María Teresa y sus hijas se despidieron de Nueva York cenando en un restaurante al lado del río. "Los de Tiffany se han creído que era yo Audrey resucitada", ironizó María Teresa. A la velada se unió un cirujano amigo de la familia, al que Terelu le confesó lo que pretendía hacer su hermana en el próximo destino de 'Las Campos': Miami.

"Carmen quiere quitarse la papada", afirmó Terelu. "¿Puede haber un nombre más ordinario?... La gente por las redes sociales dice que parezco una vaca", comentó indignada la benjamina del clan. Por su parte, María Teresa confesó que lo que menos le gusta de su cuerpo son las arrugas de los ojos. "¿El código de barra necesita cirugía? Como tengo un novio mucho más joven…", bromeaba la presentadora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo