Kiko y Jessica viven la peor de sus crisis

Fueron padres hace casi dos meses y se sienten desbordados ya que, aunque adoran a su hijo, los que les conocen aseguran que son muy inmaduros. La situación, unida a que no soportan a sus respectivas suegras, les lleva a conflictos permanentes. El Dj recrimina a su pareja su dejadez doméstica y ella que trabaje de noche y la deje sola.

image

Fueron padres hace casi dos meses y se sienten desbordados ya que, aunque adoran a su hijo, los que les conocen aseguran que son muy inmaduros. La situación, unida a que no soportan a sus respectivas suegras, les lleva a conflictos permanentes. El Dj recrimina a su pareja su dejadez doméstica y ella que trabaje de noche y la deje sola.

1 de 16
Una nueva crisis

Kiko Rivera y Jessica Bueno viven un fin de año de lo más tormentoso. Lo suyo parece una maldición y es que ya en 2011 por estas fechas pasaron por una fuerte crisis. Ahora, la historia se repite, con el añadido de que el deterioro entre la pareja va siendo cada vez mayor. Y es que hace apenas seis meses, el pasado junio, superaron otra ruptura y, en estos momentos, ni siquiera el hecho de poder vivir sus primeras navidades como padres de un bebé de casi dos meses consigue llevar la armonía a su casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 16
Sus conocidos: ''Son muy inmaduros''

Tanto el hijo de Isabel Pantoja, que cumplirá 29 años en febrero, como la modelo, de 22, son, según fuentes allegadas a ellos, dos personas muy inmaduras a las que el compromiso y, sobre todo, la paternidad parece que les está viniendo grande ya que siguen actuando como dos adolescentes.

Los que los conocen no ven futuro en su historia de amor y ellos mismos también parecen conscientes de que su relación cada vez va a peor. De hecho, han ido postergando el posado familiar que pensaban hacer para presentar a su hijo, algo que ha agradado a Isabel Pantoja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 16
Isabel, destrozada, quiere estar sola

Lo cierto es que la situación de la pareja tiene muy preocupada a la tonadillera hasta el punto de que, según sus allegados, ha cancelado la celebración que tenía prevista para Fin de Año en su casa de Cantora.

Isabel Pantoja está fatal y tan destrozada que quiere estar sola. Y es que para ella este disgusto es el remate al peor año de su vida. Para Isabel, el nacimiento de su nieto y ver felices a sus hijos es lo más importante del mundo y le compensaba de sus asuntos judiciales.

Por eso, los problemas de Kiko y Jessica son la puntilla para ella. Isabel no tiene ganas de celebraciones ni de fiestas, ya que esto es lo que le faltaba para acabar de hundirla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 16
Una crisis tras otra

Todos los que están cerca de ellos piensan que Kiko y Jessica tal vez superen esta nueva crisis, pero que llegarán otras nuevas hasta que algún día se produzca la ruptura definitiva. De momento, la pareja no ha pasado junta ninguna fiesta de Navidad.

El pasado 21 de diciembre, Kiko regresaba a España después de pinchar con éxito por primera vez en el extranjero, en Zurich. Aseguraba estar "en una de las mejores etapas de mi vida. Cuando viajo, echo mucho de menos a mi hijo y estoy deseando estar con él", pero nada más llegar comenzaron los problemas con su pareja.

El joven, que tenía previsto participar en un partido benéfico en Alcalá de Guadaira, en Sevilla, se ausentó para ir con amigos a Benalup, en Cádiz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 16
No estuvieron juntos en Nochebuena

La familia Pantoja y la familia Bueno habían quedado para almorzar todos juntos el 22 de diciembre, pero la comida terminaría por suspenderse ya que el joven habría continuado la fiesta con sus amigos.

La situación llegó a tal punto que Jessica, Kiko y su hijo ni siquiera pasaron juntos la Nochebuena ni la Navidad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 16
Jessica busca casa en Los Morales

Esta nueva discusión terminó con Jessica marchándose de la casa de Sevilla en la que ella y Kiko se instalaron a mediados de junio para ver crecer a su familia.

La joven andaluza se trasladó a casa de sus padres con su bebé para unos días después, el 27 de diciembre, empezar a buscar otro hogar. Y lo ha hecho en una zona más cercana a su familia donde se interesó por un chalet pareado en venta.

Jessica, acompañada de su madre y de otro familiar, se interesó por un pareado en venta en el municipio de Los Morales, Sevilla (foto). Tiene 270 metros cuadrados, está compuesto por dos plantas, con jardín y piscina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 16
Jessica quiere asegurar su futuro

Los que conocen bien a la pareja aseguran que Jessica, procedente de una familia humilde, ha querido asegurarse un futuro mejor ya que emparentar con Isabel Pantoja le daba un caché de cara a su profesión como modelo. Sus allegados lo justifican también en el hecho de que, tras quedarse embarazada y abortar, la joven enseguida volvió a quedarse embarazada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 16
Las suegras, parte de sus enfrentamientos

Sin embargo, y a pesar de que Jessica adora a su hijo y es un bebé muy deseado, fuentes allegadas apuntan a que tal vez la maternidad le habría superado, ya que es su madre quien tiene que estar permanentemente a su lado y ayudándola.

Ésta sería precisamente una de las cosas que le reprocha Kiko, ya que no soporta la presencia constante de su suegra. Tampoco la relación entre Jessica y la madre del Dj es mucho mejor. No se llevan bien y la joven se habría enfrentado a Isabel en varias ocasiones y con no muy buenos modales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 16
También tienen problemas domésticos

Asimismo, el hijo de Pantoja ha pedido a Jessica que se ocupara más de la casa, algo que, como cuentan los que los conocen, tampoco hace. Es más, aseguran que, pese a tener personal de servicio, el chalet está hecho un desastre y bastante sucio.

Esto es algo que recriminan también al Dj porque consideran que él también es muy descuidado con los asuntos domésticos, ya que, al parecer, ni siquiera van a hacer la compra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 16
Kiko y las noches fuera de casa

Otro de los obstáculos entre la pareja es el trabajo de Kiko, que pasa muchas noches fuera de casa y pinchando en discotecas de noche.

A Jessica no le hace gracia esta ocupación porque se siente sola sin él, pero el joven se defiende diciendo que al menos él se gana la vida y aporta ingresos a la casa. Es más, le va tan bien en su profesión y está ganando tanto dinero que su madre ha decidido interceder en este tema y, para evitar despilfarros, cuenta con un gestor de Isabel Pantoja para administrar sus ingresos.

Pese a todo, la pareja tiene un hijo en común y estaría dispuesta a tratar de solventar la situación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 16
Amor de ida y vuelta

Kiko Rivera y Jessica Bueno adoran a su hijo, pero su llegada les ha provocado más de un conflicto y peleas ocasionadas por lo relativo a sus cuidados, al entorno doméstico y a la intromisión de sus familias. De todos modos, la pareja, que empezó a salir en agosto de 2011, ha vivido varias peleas y crisis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 16
Así ha evolucinado su amor: 'Supervivientes'.

El reality de Telecinco 'Supervivientes' unió a la pareja. Kiko y Jessica se conocieron allí, congeniaron de maravilla pero no fue hasta agosto de 2011, una vez finalizada la edición, cuando comenzaron a salir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 16
Así ha evolucinado su amor: Aborto y ruptura.

Jessica sufrió un aborto en noviembre de 2011 y un mes después rompieron, aunque lo retomaron en enero de 2012. El pasado mayo tuvieron otra crisis, en esta imagen los vemos en plena discusión, pero se reconciliaron al mes.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 16
Así ha evolucinado su amor: Verano de amor.

El pasado verano, mientras esperaban el nacimiento de su hijo, Kiko y Jessica vivieron sus mejores momentos de amor. En las playas de Cádiz los vimos así de enamorados, dedicándose mimos y más mimos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 16
Sus peores navidades

Tras pasar la Nochebuena y la Navidad en Cantora con familiares y una pareja de amigos médicos, Isabel pensaba reunirse con los suyos en Fin de Año. Además de su hijo Kiko, Jessica y el pequeño Francisco, estarían su sobrina Anabel. También está invitada su amiga Raquel Bollo, aunque ésta no sabe si podrá ir ya que sus hijos mayores quieren salir y debe estar pendiente de ellos.

Pero los problemas de su hijo y su nuera la han dejado muy tocada y quiere cancelar todo.

A todo esto se suma el proceso judicial que ha iniciado contra Telecinco. Tras apoyar a su hijo al ser eliminado de 'Supervivientes' en el verano de 2011, comenzó un acercamiento que se materializó en un contrato de un millón de euros y en la retransmisión de las campanadas de 2011. Sin embargo, en febrero la buena sintonía se truncaba cuando la cantante en un arrebato llamó a la competencia, a Antena 3, y acabó dando una improvisada entrevista. Como revancha, Telecinco emitió la miniserie 'Mi gitana'.

La artista, ofendida, puso una demanda contra Telecinco en septiembre, según cuenta LOC, en el Juzgado número 3 de Alcobendas y ha sido admitida a trámite. Es un proceso civil en el que reclama como indemnización cinco millones de euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 16
''Francisquito'' le da alegría

Su nieto es lo único que le da alegría e incluso simuló tenerle en brazos en un concierto en Barcelona el 8 de diciembre. “Francisquito chico es sano y precioso”, confesó un día antes a su amigo Justo Molinero.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo