Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Marisa Jara: ''Manuel y yo lo hemos arreglado''

La modelo aclara a DIEZ MINUTOS las razones de su fuerte crisis matrimonial, ya superada.

La modelo aclara a DIEZ MINUTOS las razones de su fuerte crisis matrimonial, ya superada.

1 de 7
Reconoce los malos momentos que ha pasado con su marido

Marisa Jara ha vuelto a encontrar otro escollo en su vida amorosa. Sin embargo, esta vez el amor ha triunfado y a pesar de la enorme crisis que acaba de sufrir en su matrimonio con Manuel Vittorio, la pareja se ha reconciliado y afronta con ilusión esta nueva etapa en su vida.

Hace unos días, la modelo sevillana descubrió unos mensajes sospechosos en el móvil de su marido, lo que provocó su gran enfado. DIEZ MINUTOS ha hablado con Marisa y ésta ha desmentido que se hayan separado.

''No me he separado, además, jamás me he ido de casa. Manuel y yo lo hemos arreglado todo'', ha confesado la modelo, que, sin embargo, reconoce que no ha pasado por unos buenos momentos últimamente.

La última vez que vimos a la pareja junta fue el pasado 7 de marzo en la presentación de la nueva BlackBerry V10 en Madrid. En aquel acto -en la imagen-, ambos se mostraron muy cariñosos, pero, por lo visto, unos días más tarde Marisa descubrió los mensajes en el teléfono de su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Su gran ilusión, tener un hijo con Manuel

Los mensajes han hecho tambalear su matrimonio, pero finalmente Marisa ha decidido luchar por esta relación.

No hace mucho Marisa confesó sus deseos de ser madre junto a Manuel, con el que se casó en julio del año pasado sin apenas llevar un año de noviazgo, y ahora, pasado el escollo, los planes de convertirse en padres podrían seguir adelante.

La pareja, no obstante, tiene más escollos ya que la familia de él, un atractivo anticuario de 26 años, nunca estuvo muy contenta con esta boda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Se casaron tras un breve noviazgo

Marisa y Manuel se casaron en julio pasado en una finca de Toledo por lo civil, dado que su primer matrimonio con Chente, un empresario mexicano, se había llevado a cabo por la iglesia.

Jara lució un vestido de la diseñadora ibicenca Charo Ruiz. Su madre, que en ese momento estaba enferma, no pudo acudir al enlace para tristeza de la modelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Manu Tenorio, su primer novio público

La vida amorosa de Marisa Jara, que ha tenido varias relaciones con personas del mundo del espectáculo, ha sido muy intensa.

Marisa comenzó su carrera y pronto presentó a su primer novio público: el cantante Manu Tenorio, recién salido de 'Operación Triunfo'. Con él estuvo hasta 2006, cuando cortaron.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Un año de novia de Joaquín Cortés

Después de su relación con el cantante, Marisa ser refugió en los brazos de otro conocido personaje del mundo del espectáculo, el bailaor Joaquín Cortés.

La relación duró un año, durante el cual era muy frecuente verlos en público en numerosas fiestas y estrenos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Un empresario mexicano la llevó al altar

Poco se supo de la vida sentimental de la modelo hasta que el empresario mexicano Chente Escribano llegó a su vida en 2008, se casaron en septiembre de 2009 en Ibiza y se separaron a comienzos del 2011.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
José María Cano, intento de reconciliación y segunda boda

Marisa se consoló de la ruptura con Chente con el músico José María Cano, con el que coincidió en aquella época en Londres, donde él reside y ella afrontaba un importante proyecto de moda. Ese mismo verano volvió con Chente, en un intento de reconciliación que resultó fallido cuando Vittorio se cruzó en su vida.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo