Mar Flores, el pasado se vuelve en su contra

La modelo y empresaria ha roto su silencio de los últimos años para realizar una entrevista con la intención de apoyar un proyecto solidario y mostrar su amor a su marido, que pasa por un mal momento económico, y sus palabras se han vuelto en su contra saliendo de nuevo a la luz sus viejas y polémicas historias de amor.

image

La modelo y empresaria ha roto su silencio de los últimos años para realizar una entrevista con la intención de apoyar un proyecto solidario y mostrar su amor a su marido, que pasa por un mal momento económico, y sus palabras se han vuelto en su contra saliendo de nuevo a la luz sus viejas y polémicas historias de amor.

1 de 6
Mar Flores vuelve a primera plana

Durante muchos años de su vida acaparó la primera plana de las revistas, y es que sus romances no dejaban indiferente a nadie.

La joven modelo mantuvo una relación sentimental con el naviero Fernando Fernández Tapias; también tuvo algo más que amistad con Alessandro Lecquio; y el hijo de la duquesa de Alba, Cayetano Martínez de Irujo, también está entre sus historias amor.

Su historial sentimental la hizo gran protagonista de la prensa del corazón. Y ahora todo su pasado se vuelve contra ella tras reaparecer en la prensa con una entrevista en "Vanity Fair".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
El mal momento económico de su marido

Ya son muchos años los que llevaba alejada de las polémicas y las portadas de las revistas.

Mar, que desapareció de la esfera pública para centrarse en su útlimo amor, su marido, Javier Merino, con el que ha formado una familia, no podía imaginar que estos días volvería a la palestra y en su peor momento. 

Y todo porque la empresaria ha roto su silencio y concedido una entrevista que está dando mucho de qué hablar.

Mar ha decidido hablar, pensando en apoyar su proyecto solidario y mostrar también su amor a su marido, Javier Merino, que ha sido condenado hace poco a un año de cárcel y a una multa de más de millón y medio de euros. El delito que se le imputa es el de uso de información privilegiada, ya que, al parecer, vendió acciones de una compañía cuando sabía de antemano que el precio bajaría una vez se hiciese pública la venta.

Pero las buenas intenciones de Mar se han vuelto en su contra. Y han aparecido viejos fantasmas del pasado. La modelo está derrumbada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Alejada de los focos, centrada en su familia

La modelo dejó las pasarelas y la televisión para centrarse en sus hijos y en sus negocios. Mar tiene cinco hijos, el primero, Carlo, fruto de su relación con Carlo Constanza Castiglione, y los otros cuatro (Mauro, Beltrán y los mellizos Bruno y Darío) con Merino.

Carlo y Mar también protagonizaron una sonada ruptura y una encarnizada batalla legal por la custodia de su hijo. 

Con el tiempo y ya con su actual marido, había reconducido su vida completamente. Reconvertida en empresaria, Mar ha seguido acudiendo a numerosos actos sociales, pero siempre se ha mostrado muy prudente en sus declaraciones y no suele hablar de su vida privada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Sus imágenes con Lequio siguen en el punto de mira

Hasta que ha roto su silencio para decir, entre otras cosas, que "lo más grande que me ha pasado a mí fue recuperar a Javier Merino. Si no llego a transformar mi amistad con él en lo que es ahora no hubiese vuelto a estar con ningún hombre. Me he curado con amor".

Atrás, por tanto, ha quedado el daño que, en febrero de 1999, provocaron las imágenes que se publicaron de la modelo junto a Alessandro Lequio en Roma.

Mar insinuó más de una vez que Lequio estaba detrás de aquellas fotografías, algo que él sigue negando a día de hoy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Su infidelidad a Fernández Tapias al descubierto

Las imágenes con Alessandro Lequio se publicaron dos años después de hacerse. En el momento en el que se realizaron la modelo mantenía una relación con Fernando Fernández Tapias (entonces casado con Juana García-Courel y a quien le supuso un millonario divorcio).

Tras conocer que Mar le había sido infiel, Fernández Tapías empezaba a verse con Nuria González, su actual mujer, y quien le sirvió de pañuelo de lágrimas al empresario tras la ruptura.

Nuria González en su día era íntima amiga de Mar. La modelo reconoce en "Vanity Fair" que de aquellos años pasados no guarda ningún amigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
La duquesa de Alba no la quería para su hijo Cayetano

En el momento de la publicación de sus fotos con Lequio, que años después siguen dando mucho de qué hablar, se rumoreaba que la modelo pudiese estar saliendo con el hijo de la duquesa de Alba, Cayetano Martínez de Irujo.

Las imágenes dejaban claro que Mar se veía con otro hombre estando ennoviada, algo que no sentó muy bien a doña Cayetana, que nunca vio a la modelo con buenos ojos.

Aquella relación no iba a tener final feliz. La pareja rompió en 1999, lo que supuso un duro golpe para un enamoradísimo Cayetano, que incluso fue con Mar a la boda de su hermana Eugenia con Fran Rivera.

Después, la modelo volvía a reencontrarse con Javier Merino y ahora marido, a quien conoció en 1995, que le hizo olvidar todos los malos momentos. Sin embargo, esta última entrevista ha vuelto a sacar todos los viejos trapos sucios. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo