Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Eugenia Ortiz y Juan Melgarejo bautizan a su hija Sandra en secreto y en la intimidad

Eugenia Ortiz, hija de Bertín Osborne, y Juan Melgarejo han bautizado este sábado a su hija Sandra -que nació de forma prematura en noviembre pasado- en secreto y en la más estricta intimidad en la finca sevillana que el cantante tiene a la venta.

Eugenia Ortiz, hija de Bertín Osborne, y Juan Melgarejo han bautizado este sábado a su hija Sandra -que nació de forma prematura en noviembre pasado- en secreto y en la más estricta intimidad en la finca sevillana que el cantante tiene a la venta.

1 de 9
Sandra recibió las aguas bautismales en Sevilla

Eugenia Ortiz, una de las hijas de Bertín Osborne, y su marido, Juan Melgarejo, celebraron este sábado en la más estricta intimidad el bautizo de su hija Sandra, la melliza que sobrevivió el 25 de noviembre al parto prematuro tras sólo seis meses y medio de gestación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La celebración del bautizo, en la finca que Bertín tiene en venta

La pequeña, de cuya magnífica evolución nos ha ido informando su madre a través de las redes sociales, recibió el sacramento en Sevilla y, al día siguiente, toda la familia lo celebró en la hacienda San José, propiedad de Bertín Osborne donde el cantante tiene un espectacular cortijo sevillano de 1761 que ha puesto a la venta para trasladarse definitivamente a vivir a Madrid, donde su hijo Kike, con parálisis cerebral, recibe tratamiento.

En la imagen, el marido de Alejandra Ortiz llegando a la celebración.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Un familiar llevó al sacerdote en coche

Numerosos invitados entraron en la finca en coche para asistir a la celebración del bautizo de Sandra. Uno de los primeros en llegar al cortijo fue Juan Melgarejo y, a continuación, en otro vehículo llegó el sacerdote que había bautizado a la niña el día anterior y que es amigo de la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Una ceremonia íntima y muy familiar

Además de Bertín y su esposa Fabiola Martínez, con sus dos hijos, Kike y Carlos, también acudieron la hermana mayor de Eugenia, Alejandra, con su marido Joaquín Buendía (en la imagen), y sus hijos Santiago y los mellizos Fausto y Valentina, que nacieron a principios de febrero de 2012, y Claudia Ortiz Domecq.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La evolución de Sandra, a través del Twitter de Eugenia

La pequeña Sandra ya ha superado los cuatro kilos de peso, después de que naciera con 800 gramos y por fin sus padres se la llevaran a casa casi dos meses después de su nacimiento con 2,3 kg y "más sana imposible!", como escribió Eugenia en Twitter.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Un recuerdo a Leticia en forma de mariposa para Sandra

 

El domingo, día después de la celebración, la hija de Bertín colgó en su Twitter la imagen de uno de los obsequios que uno de sus familiares le había hecho a Sandra con motivo de su bautizo: “Uno de los regalos que me han hecho para colgar en el cuarto de Sandra! La mariposa representa a su hermanita!!”, escribió Eugenia con ternura en recuerdo de su pequeña Leticia fallecida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
El matrimonio superó el fallecimiento de la melliza Leticia

Después del duro golpe de perder el 1 de diciembre a la pequeña Leticia, el matrimonio ha sabido sobreponerse volcando todas sus fuerzas y su ilusión en Sandra, sin olvidar la atención que merece Juan, que hace unos días cumplió los 2 añitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Sandra, en recuerdo de la madre de Eugenia fallecida en 2004

La pareja, que contrajo matrimonio en abril de 2011, le puso a su pequeña el nombre de Sandra en recuerdo de la madre de ella, Sandra Domecq, fallecida en abril de 2004.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Alejandra y Eugenia definen a Bertín como un estupendo abuelo

Tanto Alejandra como Eugenia, las dos hijas de Bertín con hijos, el cantante, que aún ejerce de padre de niños pequeños, también desempeña a la perfección su papel de abuelo. “Cuando viene a casa, nada más que tiene ojos para los niños y a nosotros nos tiene abandonadas”, decían entre risas recientemente ambas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo