Mª Teresa Campos, arropada por Bigote, tras saber que su hermana padece cáncer

La presentadora de ''¡Qué tiempo tan feliz!'' y el humorista están pasando unos días en Málaga, aunque con sabor agridulce. María Teresa, que vive una segunda juventud junto a Bigote, ha vuelto a sufrir un duro golpe en la familia. A su hermana pequeña, Araceli, le han detectado un cáncer de mama.

La presentadora de ''¡Qué tiempo tan feliz!'' y el humorista están pasando unos días en Málaga, aunque con sabor agridulce. María Teresa, que vive una segunda juventud junto a Bigote, ha vuelto a sufrir un duro golpe en la familia. A su hermana pequeña, Araceli, le han detectado un cáncer de mama.

1 de 7
Tres meses de amor

Para María Teresa Campos el final del verano está siendo tan dulce como comenzó, cuando inició en junio su romance con Edmundo ''Bigote'' Arrocet.

En septiembre la pareja continúa viviendo momentos de mucho amor y complicidad, ahora en Málaga, la tierra de ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Detectan un cáncer de mama a la hermana de María Teresa

Cómplices y encantados de estar juntos, a la pareja se le veía reír, intercambiar confidencias y, en definitiva, pasarlo bien, como dos enamorados que viven con ilusión sus primeros meses de amor.

La pareja vuelve a recuperar la ilusión después de los últimos duros años que ha pasado: él perdió a su segunda esposa, Rocío, de cáncer, en 2012, y para ella fue muy difícil afrontar el cáncer de pecho de su hija Terelu.

Ahora, sin embargo, le queda a María Teresa un sabor agridulce. El cáncer ha vuelto a golpear a la familia ya que a la hermana pequeña de María Teresa, Araceli, que vive en Málaga, le acaban de detectar un cáncer de mama. La presentadora está muy optimista porque es un caso muy parecido al de su hija, aún así es un duro trance.

Edmundo está siendo un gran apoyo para María Teresa en estos momentos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Relax en las hamacas

María Teresa, de 73 años, y Bigote, de 64, aprovecharon el buen tiempo que hace todavía para bajar a la playa y relajarse tomando el sol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
María Teresa, la más valiente

María Teresa fue la más valiente de los dos ya que se animó a darse un baño. Su cara de felicidad la delata.

Edmundo, por su parte, no quiso bañarse y se quedó en la hamaca tumbado vestido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Jornadas tranquilas

Instalados en la estupenda casa que María Teresa tiene con vistas al mar, en una de las zonas más cotizadas de la capital de la Costa del Sol y con la playa muy cerquita, las jornadas en Málaga de la pareja están siendo muy relajadas.

Salvo para estar un rato en la playa, apenas salen a la calle y la mayoría de las ocasiones han preferido comer y cenar en casa.

La presentadora también ha acudido a visitar a su hermana Araceli para prestarla todo su apoyo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Un amor viajero

Tras pasar unos días en Gran Canaria, donde Bigote pasa largas temporadas, aunque tiene fijada su residencia en su país, Chile, ahora disfrutan de su amor en Málaga.

Sin duda, ha sido la pareja sorpresa del verano, un amor que ellos no han escondido en ningún momento, aunque sí han puntualizado que es muy incipiente y quieren ir poco a poco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
''Edmundo es muy importante para mí''

María Teresa, muy ilusionada con su relación, ha confesado que ''Edmundo es muy importante para mí''.

La presentadora contaba también que no pensaba que algo así pudiese volver a enamorarse: ''Hay una canción que dice: 'Yo ya había cerrado ese capítulo de mi vida...', pero nunca se sabe lo que te puede pasar. No hay que cerrarse puertas que la vida aún no te ha cerrado. La vida te puede dar muchas sorpresas desagradables, pero agradables también''.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo