Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

El emotivo adiós de Raúl en compañía de sus cinco hijos

El ex jugador madridista se despidió por todo lo alto del Schalke 04, el equipo alemán en el que ha jugado las dos últimas temporadas. Tras su último partido, el 'Señor Raúl', sobrenombre que se ha ganado en Alemania, saltó al césped con Jorge, Hugo, los gemelos Héctor y Mateo y la pequeña María, con quienes posó orgulloso y emocionado.

El ex jugador madridista se despidió por todo lo alto del Schalke 04, el equipo alemán en el que ha jugado las dos últimas temporadas. Tras su último partido, el 'Señor Raúl', sobrenombre que se ha ganado en Alemania, saltó al césped con Jorge, Hugo, los gemelos Héctor y Mateo y la pequeña María, con quienes posó orgulloso y emocionado.

1 de 7
Posó orgulloso y emocionado con toda su prole

El sábado 28 será un día difícil de olvidar para Raúl pero también para toda la afición del Schalke 04, el equipo alemán en el que el exmadridista ha jugado las dos últimas temporadas.

El jugador, estrella del fútbol y máximo goleador histórico de la Champions League, se despidió del equipo, que ha dejado por decisión propia, y lo hizo por todo lo alto.

Al final de su último partido en el estadio Veltins-Arena, en el que marcó un gol, el madrileño saltó al césped. Muy emocionado por una afición entregada, quiso compartir ese momento con sus cinco hijos, a los que exhibió con orgullo.

Por primera vez, el jugador posó con toda su simpática prole, la ocasión lo requería: Jorge, de doce años; Hugo, de nueve; los mellizos Héctor y Mateo, de seis, y María, de dos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Papá es el mejor

El delantero dio la vuelta al campo dos veces, siempre con sus hijos al lado, mientras Mamen Sanz observaba emocionada desde las gradas. Todos estaban orgullosos de él.

Raúl recibió, además, una camiseta simbólica con el número 7, número que se va a retirar en su honor.

El futbolista ha dejado una gran huella en la afición del equipo alemán, en el que se ha ganado el sobrenombre de 'señor Raúl'. 'En nuestros corazones te quedarás siempre', se podía leer en una de las pancartas en el estadio.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
María le 'robó' protagonismo

Raúl, de la mano de la pequeña María, saluda feliz a su afición. La niña, muy simpática, estaba al principio un poco tímida pero pronto se soltó y 'robó' protagonismo a su famoso papá.

El jugador, siempre muy familiar, ha decidido dejar la liga alemana para poder tener más tiempo para los suyos.

Raúl seguirá jugando pero en ligas menos competitivas. Su destino es incierto, pero se baraja la posibilidad de trasladarse a Quatar.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Profesional y humano

Los hijos de Raúl vestían, como papá, la camiseta azul del Schalke 04, con el número 7 y el nombre de cada uno.

El jugador, de 34 años, se ha ganado el cariño de todos por su profesionalidad y su buen juego y ha demostrado también, una vez más, su humanidad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Lágrimas emocionadas

El jugador no pudo contener las lágrimas al final de la emotiva despedida. 'Danke, danke' (gracias) repetía constantemente a los 60.000 aficionados que se encontraban en el estadio.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
El rey del fútbol

Las pancartas de elogios a Raúl se repetían por todo el estadio. 'Gracias, señor Raúl' o 'Muchas gracias el rey del fútbol' fueron algunas de las que se podía leer.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Un adiós por la familia

La decisión de dejar la liga alemana no ha sido fácil para Raúl.

'Guardaré estos dos años en mi corazón. Mi futuro deportivo no está en Europa y no voy a volver a jugar en España, aunque he tenido dos ofertas tentadoras', decía Raúl hace unas semanas, cuando confirmó que dejaba el equipo.

El delantero ha preferido jugar en una liga menos competitiva para poder tener más tiempo para su gran familia: su mujer, Mamen Sanz, y sus cinco hijos.

El matrimonio, casado en julio de 1999, está muy enamorado y continuamente se regala muestras de cariño allá donde va.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo