Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Grandioso funeral por la Duquesa de Alba: regio, emotivo y multitudinario

La catedral de Sevilla ha sido el escenario del último adiós a la duquesa de Alba. Cientos de personas han querido despedirse de esta aristócrata única y arropar a sus hijos, entre ellos una destrozada Eugenia que no podía contener las lágrimas, y sus nietos.

La catedral de Sevilla ha sido el escenario del último adiós a la duquesa de Alba. Cientos de personas han querido despedirse de esta aristócrata única y arropar a sus hijos, entre ellos una destrozada Eugenia que no podía contener las lágrimas, y sus nietos.

1 de 41
De la capilla ardiente al funeral

La capilla ardiente con los restos mortales de la duquesa de Alba, instalada en el Salón Colón del Ayuntamiento de Sevilla, cerraba a las 11.00 horas de este viernes, dando lugar al comienzo de los preparativos para el funeral, que se ha celebrado en la catedral de Sevilla.

Toda la familia Alba ha permanecido unida en el adiós a doña Cayetana, en el que también han querido rendir honores y despedirse más 83.000 personas que han pasado por el velatorio.

Antes de las diez de la mañana, tras unas horas de descanso, regresaban a la capilla ardiente los hijos de la duquesa de Alba, el heredero, Carlos Fitz-James Stuart, y Eugenia Martínez de Irujo, junto al viudo, Alfonso Díez. Poco después entraban el resto de los hijos, nietos y demás familiares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 41
Camino a la catedral

Al salir de la capilla ardiente, a las 11.50 horas, un gran aplauso recibía el féretro. Era el momento en el que comenzaba el recorrido de los 500 metros que separan el Ayuntamiento de Sevilla y la Catedral.

Delante del féretro, dos personas han llevado en sendos almohadones rojos todas las insignias y condecoraciones en posesión de la duquesa. Detrás, caminando, los hijos y nietos de la fallecida duquesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 41
14 veces Grande de España

Catorce veces Grande de España, Cayetana, una mujer querida, recibió distinciones como la medalla de Hija Adoptiva de Andalucía, la orden de Isabel la Católica, la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfono X el Sabio o la Banda de la Orden Civil del Mérito Agrícola, que presidieron su funeral.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 41
Hermanos unidos

A la salida de la capilla ardiente con dirección hacia la catedral se han producido escenas de enorme dolor. Eugenia, rota, se abrazaba a su hermano Jacobo, que la arropaba con su brazo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 41
Eugenia y Tana, el peor momento de sus vidas

Eugenia Martínez de Irujo ha compartido el dolor por la muerte de su madre con su hija Tana, que también lloraba amargamente la desaparición de su abuela. Del brazo, apoyadas la una en la otra, iniciaban el camino desde el Ayuntamiento hispalense a la catedral.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 41
Genoveva, una más entre los Alba

Genoveva Casanova, exmujer de Cayetano Martínez de Irujo, también se ha mostrado muy afectada en los dos últimos días por el adiós de su exsuegra. Ha estado junto a los Alba tanto en la capilla ardiente como en el funeral, tratando de dar consuelo a sus hijos, Luis y Amina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 41
La corona de Alfonso Díez y su cálido mensaje

El féretro de Cayetana era llevado en un coche fúnebre, con dos coronas, una de rosas blancas, lirios y gladiolos blancos de la Hermandad de los Gitanos, y detrás otra, del viudo, Alfonso Díez, de rosas rojas.

La corona de Alfonso rezaba "No sé si te he sabido decir lo que te quiero, lo que te he querido, lo que te querré".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 41
Sevilla se vuelca en la duquesa

Las calles sevillanas han vivido una impresionante jornada para el recuerdo, con cientos de sevillanos despidiendo a la duquesa de Alba, madrileña de nacimiento, sevillana de corazón.

Un vehículo ha llevado las numerosas coronas que han enviado a la duquesa, entre ellas, Isabel Pantoja, que lo hacía horas antes de su entrada en la prisión de Alcalá de Guadaira; Antonio Banderas o Alejandro Sanz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 41
Dolor en las calles sevillanas

El rostro amargo de los hijos de la duquesa, el llanto de Eugenia y Tana, la emoción de todos los familiares, amigos y sevillanos, que han dicho adiós a la duquesa, han sido los protagonistas de esta emotiva jornada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 41
Llegada a la catedral

El recorrido ha durado unos veinte minutos. El cortejo fúnebre llegaba al templo hispalense a las 12.09.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 41
Los nietos portan el féretro

En la imagen, el féretro de doña Cayetana en la Catedral, que era portado a hombros por varios de los nietos de la duquesa como Luis, hijo de Cayetano Martínez de Irujo; Fernando Fitz-James Stuart, primogénito de Carlos Fitz-James Stuart, y Javier, hijo de Alfonso Martínez de Irujo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 41
Una ceremonia solemne

La ceremonia ha estado presidida por el cardenal emérito, Carlos Amigo Vallejo, y el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, que han vestido sus prendas más solemnes para despedir a la duquesa de Alba, ''que vivió como sintió'', como será su epitafio, el que ella dejó escrito.

El féretro entraba por la puerta de San Miguel mientras sonaba el órgano y cantaba caminando el coro catedralicio a modo de séquito.

El féretro estaba rodeado por cuatro blasones blancos y un gran cirio pascual.

''Nos hemos reunido en un momento especialmente triste y doloroso ante el cadáver de nuestra hermana Cayetana'', ha empezado Carlos Amigo, que ha destacado de ella que es ''noble de herencia, pero nombre, muy noble, de corazón. Noble en la generosidad y en el servicio a los más necesitados''.

Durante su alocución, el cardenal arzobispo emérito hispalense, Monseñor Amigo, señalaba: "Ha muerto la duquesa de Alba en avanzada edad, pero la vejez no se mide por el número de años, sino por una vida llena de nobleza y de bondad... no busquéis los restos de su memoria en ninguna parte del mundo, porque ella quiere vivir permanente y siempre viva en el corazón, en el recuerdo de las personas que tanto la han querido... la vida no termina junto al sepulcro... ha completado su peregrinación"...

''La gente piensa que has muerto, pero no sabe que vives en paz'', decía Carlos Amigo, que destacaba la labor solidaria de la duquesa: ''Ella sabía muy bien que de los pobres no se presume, a los pobres se les sirve y basta''.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 41
La infanta Elena, la única representación de la Familia Real

En el interior de la Catedral, esperando la llegada del féretro de la duquesa de Alba, se encontraba la infanta Elena, que ha acudido al funeral en representación del rey Felipe VI.

Doña Elena, de riguroso luto, ha seguido la misa funeral desde un lado del altar, a la izquierda de la familia de doña Cayetana.

Ha sorprendido la escasa representación de la Familia Real española. La reina Sofía se encuentra de viaje en Atenas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 41
El Rey ha hablado con el heredero y el viudo

Este es el primer acto de representación de la Corona al que acude la Infanta, a petición del rey Felipe desde su proclamación, el pasado 19 de junio.

Don Felipe, que envió una corona de flores a la capilla ardiente de la duquesa de Alba no ha estado en el funeral pero el jueves, horas después de su muerte, llamó por teléfono al heredero, Carlos Fitz-James Stuart, y también dio el pésame al viudo, Alfonso Díez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 41
La infanta Elena, con el viudo

La infanta Elena, de riguroso luto, aprieta cariñosamente las manos de Alfonso Díez.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 41
Luto en la catedral

Además de los hijos, nietos y autoridades, en la catedral se han colocado otras sillas para que se puedan sentar cerca del féretro otros familiares menos cercanos de la duquesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 41
La catedral de Sevilla, abarrotada

Al igual que el día anterior, el féretro de la duquesa de Alba iba cubierto por la bandera de España y el estandarte de la Casa de Alba.

La catedral de Sevilla estaba abarrotada por unos 2.000 asistentes a la misa funeral, que han llenado todos los rincones del templo. Para la ocasión se han instalado sillas extras.

La misa funeral se celebraba en el altar del Jubileo de plata de la catedral, reservado para las ocasiones especiales, y presidido por las esculturas de la Virgen y los santos Leandro e Isidoro.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 41
Eugenia, completamente desolada

Los hijos de doña Cayetana ocupaban el primer banco frente al féretro y el altar. Todos intentaban mantener la compostura salvo una rota Eugenia, que era un mar de lágrimas y se dejaba arrastrar por la emoción.

Junto al viudo se encontraban Cristina de Borbón y Dos Sicilias y su hermano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 41
Las lágrimas de Alfonso

''¿Qué va a ser de mí?, ¿qué va a ser de mí?'', decía el viudo de doña Cayetana, roto nada más conocer la muerte de la duquesa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 41
La emoción del nuevo duque de Alba

Al igual que el viudo de doña Cayetana, el heredero de la duquesa de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, nuevo duque y jefe de la Casa de Alba, que se ha mostrado muy sobrio en todo momento, mostraba su emoción.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 41
Llanto de dolor

Las escenas de dolor han sido continuas.

Alfonso Díez, al igual que el día anterior, también era un mar de lágrimas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 41
El cariñoso gesto de Carlos al marido de su mujer

El momento de la paz ha sido uno de los más significativos de la ceremonia.

Carlos Fitz-James Stuart daba un cariñoso apretón al viudo de la duquesa de Alba.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 41
El fuerte abrazo de Cayetano y Alfonso

Cayetano, por su parte, se fundía en un cálido abrazo con Alfonso Díez, mientras el resto de los hermanos le daban la mano.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 41
La estrecha unión de Alfonso y Tana

Muy emotivo también ha sido el encuentro entre Alfonso Díez y Tana, la nieta de Cayetana, a la que tan unida estaba. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 41
La estrecha unión de Alfonso y Tana

Alfonso y Tana, que el pasado octubre cumplió 15 años, están unidos en el dolor, en las lágrimas y en el inolvidable recuerdo que les ha dejado una mujer a la que adoraban. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 41
La estrecha unión de Alfonso y Tana

Alfonso y Tana se funden en un cálido abrazo que ha durado más que ninguno. Ambos están rotos por la pérdida de un ser tan querido para ellos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
27 de 41
Abrazos en busca de consuelo

La misa funeral por la duquesa de Alba terminaba a las 13.30 horas. Todos los hijos, nietos y el viudo de la aristócrata se fundían en abrazos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
28 de 41
Una misa solemne

Carlos, hoy convertido en duque de Alba al ser el primogénito y heredero de la duquesa de Alba, se arrodilla en uno de los momentos de la solemne misa. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
29 de 41
En el funeral...

Entre los rostros conocidos que han asistido al funeral se encontraba la mejor amiga de la duquesa de Alba, Carmen Tello, acompañada de su hijo Fernando, que precisamente el día anterior de la muerte de la duquesa de Alba era padre.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
30 de 41
En el funeral...

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, acudía en representación del Gobierno junto al presidente del Senado, Pío García Escudero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo