Esther Cañadas y su hija abandonan el hospital

La modelo, de 37 años, y su hija, Galia Santina, ya están en casa después de que la pequeña tuviera que volver al hospital por un contratiempo habitual en los recién nacidos del que ya está recuperada.

image

La modelo, de 37 años, y su hija, Galia Santina, ya están en casa después de que la pequeña tuviera que volver al hospital por un contratiempo habitual en los recién nacidos del que ya está recuperada.

1 de 9
Esther y Galia ya están en casa

Esther Cañadas y su hija ya están en casa. Después de que la pequeña tuviera que permanecer en la incubadora durante varios días, la modelo y su hija han abandonado el hospital en el que la niña estaba ingresada, el mismo en el que vino al mundo.

La modelo, de 37 años, salía orgullosa de la clínica Ruber Internacional de Madrid el pasado 20 de diciembre con su hija Galia Santina en brazos.

Con un sencillo vestido blanco y botines de tacón, Esther se mostraba feliz mientras sostenía en brazos a su hija, que pesó al nacer 3,400 gramos y midió 50 centímetros. 

Sin embargo, poco después de abandonar el hospital la pequeña tuvo que ser ingresada de nuevo por un contratiempo común en los recién nacidos del que ya está recuperada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Madre primeriza

La modelo anunció la noticia de su embarazo el pasado mes de julio, y no fue hasta septiembre cuando conocimos el sexo del bebé: una niña.

Sin embargo, el nombre del padre continúa siendo un misterio que Esther ha preferido no desvelar, y algunos medios digitales apuntan a la posibilidad de que la modelo hubiera recurrido a la inseminación artificial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Su mejor posado

A la salida del hospital Esther no podía apartar los ojos de su pequeña.

La modelo posó para los fotógrafos en la que probablemente fue la sesión más emocionante de su vida, pues lo hizo acompañada de su hija recién nacida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Ibiza, su refugio

Durante la mayor parte de su embarazo Esther se refugió en la isla de Ibiza, donde disfrutó de la compañía de sus amigos más íntimos.

La modelo es una habitual de las Islas Baleares, donde tiene grandes amigos. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Cinco años de enfermedad

Antes de quedarse embarazada, Esther Cañadas sufrió una larga enfermedad del sistema inmunológico que durante cinco años la obligó a seguir un agresivo tratamiento con cortisona que afectó a su aspecto físico. 

Después de un tiempo alejada de los focos en el que se volcó en el trabajo social, la modelo reapareció en enero de 2013 con una imagen muy diferente a la que nos tenía acostumbrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Los años 90, su época dorada

Esther Cañadas llegó a lo más alto de su carrera en los años 90, cuando se convirtió en una de las modelos más cotizadas a nivel internacional.

Esther ha desfilado en las pasarelas más importantes del mundo, como las de ParísMilán o Nueva York, y se convirtió en la musa de la diseñadora Donna Karan.

También ha hecho pequeños papeles en el cine. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La boda que no llegó a celebrarse

Su última relación conocida fue la que mantuvo con el multimillonario indio Vikram Chatwal, de 41 años, propietario de las cadenas hoteleras Dream y Night. Vikram, que pidió la mano de Esther en la catedral de San Patricio de Nueva York por sorpresa.

Sin embargo, su relación se terminó en septiembre 2013 y desde entonces poco sabemos sobre su situación sentimental.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Estuvo casada con Sete Gibernau

Esther también estuvo casada con el piloto de Moto GP Sete Gibernau, a quien dio el 'sí, quiero' en una masía de Girona en abril de 2007. Sin embargo, la pareja decidió separarse tras un año de matrimonio y cuatro de convivencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Mark Vanderloo, su primer marido

En junio de 1999 Esther se casó con el modelo holandés Mark Vanderloo, cuando ella tenía 22 años y él 31. Se separaron en noviembre de 2000.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo