Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Álvaro Muñoz Escassi, un divertido padrazo

El jinete compartió una tarde con su hijo, Álvaro, de ocho años. Muy cariñosos ambos, lo pasaron de maravilla.

El jinete compartió una tarde con su hijo, Álvaro, de ocho años. Muy cariñosos ambos, lo pasaron de maravilla.

1 de 6
¿De nuevo enamorado?

Como padre, a juzgar por las imágenes, ya ha triunfado. Sin embargo, en lo que no logra la misma estabilidad es en el amor.

Ahora, su corazón está libre tras su ruptura el pasado mes de marzo con Sonia Ferrer después de dos años de noviazgo, aunque podría haber empezado una relación con la mujer que le acompañaba estos días en el tenis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Álvaro Muñoz Escassi, todo un padrazo

El jinete Álvaro Muñoz Escassi tiene un gran amor: su hijo Álvaro. El niño, fruto de su relación con la actriz Lara Dibildos y que el pasado marzo cumplió ocho años, tiene en él un perfecto compañero de juegos.

El pequeño iba de la mano de papá durante este paseo en el que ambos se mostraron muy compenetrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Merienda para dos

Hace unos días, después de recoger al pequeño en el colegio, padre e hijo se fueron a una terraza de Madrid, donde merendaron juntos y protagonizaron escenas de lo más entrañables.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Mimos para su hijo

Álvaro estuvo jugando con él a las palmas. Además, el niño se subía a sus piernas y compartían confidencias.

El jinete se deshacía en mimos con su hijo: lo abrazaba, lo besaba y lo mimaba constantemente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Un padre entregado

A pesar de estar separado de la madre del pequeño, la bloguera de DIEZ MINUTOS Lara Dibildos, conserva una excelente relación con la actriz y siempre se muestra muy entregado como padre. En todo momento estuvo muy pendiente de su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Padre y amigo

Muy atento con su hijo, el jinete escucha con atención a su pequeño, ríe sus ocurrencias y le abraza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo