Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

El Litri nos abre las puertas de su casa de El Rocío

El Litri, que asegura que estar en la aldea almonteña es como estar en Tierra Santa por las sensaciones que transmite, nos descubre rincones de su casa de la aldea almonteña, por la que han pasado nuestra Familia Real, Luis Miguel Dominguín o Antonio Ordóñez.

El Litri, que asegura que estar en la aldea almonteña es como estar en Tierra Santa por las sensaciones que transmite, nos descubre rincones de su casa de la aldea almonteña, por la que han pasado nuestra Familia Real, Luis Miguel Dominguín o Antonio Ordóñez.

1 de 30
El Litri nos enseña su casa de El Rocío

Miguel Báez Spínola “El Litri” nos enseña su espectacular casa de Almonte, Huelva, en unos días claves para los rocieros de todo el mundo. Aunque este año, el diestro fue uno de los grandes ausentes de esta popular romería y no pudo estar en la “madrugá” del Lunes de Pentecostés, arropando a su Virgen, ha querido compartir con nosotros los rincones de su propiedad en la calle Sanlúcar de la aldea almonteña.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 30
La vivienda es una choza tradicional rociera

El motivo de su ausencia en El Rocío de este año es porque su padre, Miguel Báez Espuny, “El Litri”, de 84 años, se encuentra en un estado de salud delicado. El maestro pelea con una diabetes severa y este año la familia ha decidido permanecer a su lado y no visitar su hogar almonteño. “Mi padre no anda bueno y este año nos toca estar junto a él que es lo realmente importante”, cuenta.

En la imagen, una de las puertas de casa, que es la choza tradicional rociera.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 30
Un gran patio central

La relación de la familia Báez con el Rocío se remonta a hace más de 60 años. El Litri padre va al Rocío desde 1950 y ha inculcado su fe y devoción por la Patrona de Almonte a la familia.

En 1970, fue hermano mayor de la Hermandad del Rocío de Huelva y, con sólo cuatro años, en 1972, lo fue su hijo Miguel. “Fui a caballo junto a mi padre, no lo olvidaré nunca”, recuerda el diestro de ese día.

En la imagen, vista del gran patio central de la casa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 30
Flores en la escalera

Miguel ha imbuido la tradición familiar a su mujer, Carolina Herrera, con la que que cumple 11 años de casado el próximo 19 de junio, y a sus tres hijos: Olimpia, de diez años; Miguel, que cumple nueve el 14 de julio y Atalanta, que hará siete el 19 de noviembre.

En la foto, vista de la escalera adornada con macetas de gitanillas, clavelinas y geranios

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 30
Miguel: “A Carolina le gusta el campo más que a mí”

Litri ha inculcado a su familia su amor por el campo. “Mi mujer es muy devota. le gustan mucho las cosas muy auténticas y El Rocío es muy auténtico”, dice el torero de su mujer.

A pesar de ser muy urbana, Carolina se ha enamorado del campo y, sobre todo, de la aldea: “Lo que más nos gusta es la traquilidad, la paz que se respira en el campo. Es otro ritmo. A Carolina le gusta el campo más que a mí”. Y con este patio lleno de flores no nos extraña.
 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 30
Un familia almonteña cuida la casa durante el año

Y es que Miguel disfruta muchísimo de su casa de El Rocío porque “soy un hombre de campo”. A pesar de que este año todavía no ha podido ir, el grado de conservación de la casa es digno de mención porque una familia almonteña la cuida durante todo el año.

En la foto, platos de cerámica colgados en las paredes del patio.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 30
Un pozo en la parte central del patio

La familia disfruta de estancias periódicas en su casa de El Rocío a lo largo de todo el año, entre paseos de caballos, caminatas por la marisma de Doñana y visitas de amigos a los que agasajar con toques de guitarras y flamenco.

En la imagen, vemos el pozo situado en la parte central del patio.
 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 30
“Mires donde mires, todo es bonito”, dice el torero

“Mi padre estuvo viviendo este año aquí tres meses alejado del ruido”, asegura El Litri. 

“Aquí todo es sencillo y, mires a donde mires, todo es bonito”, continúa. La casa del maestro se corresponde con la choza tradicional rociera donde vivían los “panzurrinos”, que es como llaman popularmente a los almonteños que viven en la aldea de El Rocío.

En la foto, vista del patio y, al fondo, las marismas de Doñana.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 30
“Intento vincular a mis hijos para que sean rocieros”

Este verano, Miguel espera llevar a sus tres hijos a su casa de El Rocío, de la que vemos una de sus puertas. Suele hacerlo en junio para la tradicional Saca de las Yeguas. “Intento vincularlos desde chiquititos para que sean rocieros”, añade.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 30
Con vistas a Doñana

Las caballerizas de su casa de El Rocío tienen unas espectaculares vistas al parque natural de Doñana.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 30
Un gran salón para las visitas

Por esta casa, han pasado Antonio Ordóñez, Luis Miguel Dominguín, Diego Puerta, Chamaco, Julio Aparicio y miembros de la Familia Real, entre otros. En la imagen, vista del gran salón que acoge las reuniones familiares.
 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 30
La chimenea de la casa

En uno de los rincones de la casa de El Litri y Carolina, podemos ver una chimenea para calentar los inviernos de la aldea. Cuadros y recuerdos coronan su encimera.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 30
Una barrica de vino

En uno de los rincones del hogar almonteño de la pareja, vemos una barrica de vino sobre cuatro patas. En la pared, fotos de la familia y de sus amigos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 30
Una mecedora para descansar

En otro de los rincones de la casa del torero, una mecedora adornada con un cojín espera a que alguien reponga fuerzas en ella. En la pared, un bonito cuadro con una de las vistas de la casa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 30
Una foto de Carolina embazarada y vestida de rociera

Una de las fotos que podemos encontrar en el centro del salón principal es esta imagen de Carolina Herrera, embarazada y vestida de rociera, con Miguel Báez padre.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 30
Un gran piano de cola

En una de las estancias del hogar de Litri y Carolina llama la atención este gran piano de cola en contrapunto con la decoración sencilla del resto de la vivienda.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 30
Un rincón con aire de campo

En otro de los rincones de la casa, otras dos mecedoras con una mesa, coronada por la estatua de una mujer vestida de faralaes, te invitan al descanso. Cuadros costumbristas cuelgan de la pared.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 30
Una gran cocina industrial

En la casa de El Litri, llama la atención la gran cocina industrial. Es de este tamaño para poder dar de comer a todas las visitas que suelen tener.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 30
Color en los sofás

Cojines y telas de colores decoran sofás y camas de la casa a la que suelen acudir familiares y amigos de El Litri y Carolina.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 30
Las pinturas de Conchita Spínola

Una de las pinturas de Conchita Spínola, madre del torero, que decoran la primera planta, donde se encuentran los cuartos de dormir colmados de literas para las visitas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 30
Pinturas costumbristas

En las paredes de la casa, encontramos pinturas con escenas de campo, como el acoso y derribo, flamencas y toreros o paisajes de Huelva, El Rocío y Sevilla que conforman un ambiente puramente andaluz de sabor clásico.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 30
Cristalería con el hierro de El Litri

En los armarios de la casa de El Litri y Carolina, podemos encontrar grandes cantidades de menaje con cristalerías y vajillas con el hierro de El Litri.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 30
Cenicero con marca

En este cenicero, podemos ver más de cerca el hierro de la ganadería de El Litri que inunda vajilla y cristalería.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 30
Homenaje a la dinastía Litri

Entre los cuadros que podemos encontrar en la casa, está esta reproducción del cartel del XXII Aniversario de la peña taurina ”El Burladero”  que homenajeaba a la dinastía Litri.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 30
La Virgen del Rocío

Una reproducción de su queridísima Virgen del Rocío está presente en la casa almonteña de El Litri.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 30
Cabezas de toros

Varias cabezas de toro decoran las paredes de la casa del torero. Son los animales más significativos en la carrera del diestro.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
27 de 30
Decoración con cestas

Encima de la mesa, encontramos una serie de cestas que le dan un estllo rústico y campestre a la decoración del salón.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
28 de 30
Recuerdo del Rocío 2009

En la casa de El Litri, encontramos esta placa recuerdo de la Romería del Rocio de 2009 firmada por Julián Pérez, hermano mayor de la cofradía. “El camino se engalana de verde, viste sus campos para darle su belleza por donde pasan sus carros”, pone.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
29 de 30
Litri, un rociero más

Sobre una de las estanterías, llama la atención una foto. En ella se puede ver a El Litri breando para poder portar a la Reina de las Marismas en la procesión de la Virgen del Rocío.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
30 de 30
El torero, feliz entre caballos

En las caballerizas de su casa almonteña, el torero posa con un caballo. Este año no ha podido hacer el camino de El Rocío por el delicado estado de salud de El Litri padre.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo