Carlos Moyá y Carolina Cerezuela viven un verano 'insuperable'

La pareja pasa unos días de descanso en Mallorca con sus tres pequeños. Carolina, que presenta "Insuperables" en TVE 1, está inmersa en la grabación de un disco donde se estrena como cantante.

image

La pareja pasa unos días de descanso en Mallorca con sus tres pequeños. Carolina, que presenta "Insuperables" en TVE 1, está inmersa en la grabación de un disco donde se estrena como cantante.

1 de 14
Vacaciones en el mar

La familia formada por Carolina Cerezuela, 35 años, y Carlos Moyá, 38 años, vive sus vacaciones en la tierra del extenista, Palma de Mallorca. Hasta allí se trasladan cada año con su prole, Carla, de cinco años; Carlos, de dos; y Daniela, de un añito, para disfrutar del mar y del buen tiempo.
 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Una bella sirena

Con 35 años y tres hijos, Carolina sigue teniendo una figura estupenda que lució con un biquini negro.

La presentadora reconoce que no hace ninguna dieta especial y que debe su físico a su buena genética, aunque sí vigila lo que come ya que dice tener un estómago delicado. Su secreto es vigilar lo que come y su un día abusa al día siguiente como más "light".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Toma el sol con precaución

Carolina es consciente de los efectos negativos que el sol puede producir en la piel, por eso antes de tomar el sol se aplica crema de factor 50 en la cara y del 30 en el cuerpo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Un día en alta mar

Días pasados, Carolina y Carlos salieron a navegar con su hijo Carlos, junto al que protagonizaron tiernas estampas.
 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
Momento de relax

Padre e hijo se sentaron a tomar un rato el sol. Relajados, el excapitán del equipo español de Copa Davis, que llevaba las gafas de sol con efecto espejo, en naranja, parecía pensativo miendo al horizonte.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Listos para practicar snorkel

Perfectamente equipados, Carlos y su hijo se lanzaron al mar.

El extenista llevaba todo el equipo para practicar snorkel: gafas, tubo y aletas. Un deporte acuático que le encanta y que en unos años podrá practicar junto a Carlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Al agua patos

Antes de tirarse al agua, Carlos ayudó a su hijo, al que parece gustar el mar tanto como a sus padres.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
Como una niña

Carolina saltó al agua donde ya estaban sus chicos. La presentadora se divirtió dando un salto desde el barco en lugar de bajar por las escaleras.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Chapuzón para tres

El matrimonio se lo pasó en grande jugando con su hijo Carlos en el mar. El pequeño, que llevaba chaleco salvavidas y gafas de bucear, parecía un experto nadador.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
Padre e hijo, iguales

Sentados en la popa del barco, Carlos y su hijo parecían tener el mismo gesto mirando el agua, mientras, Carolina se ajustaba el biquini.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Carlos y la bolsa de patatas

Al hijo de Carolina y Carlos le encantan las patatas como a la mayoría de los niños, por eso no dudó en coger una bolsa –casi tan grande como él– y comenar a comer, siempre bajo la atenta mirada de su padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Reponiendo fuerzas

Después del baño, Carolina preparó un poco de picoteo para los tres, mientras Carlos padre vigilaba a Carlos hijo, que durante toda la jornada en alta mar no se quitó el chaleco salvavidas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Presentadora y cantante

Carolina trabaja este verano como presentadora del programa "Insuperables", que se emite cada lunes en La 1. También está ocupada con la grabación de su primer álbum como cantante, en el que colabora con el cantautor Jaume Anglada –de cuya música son seguidores los Reyes–.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Carlos, todo un trasto

Según afirma Anglada en una entrevista para "El Mundo", la idea inicial era grabar un solo tema en favor de una fundación de ayuda solidaria en Chad, pero Carolina canta tan bien que han querido grabar más temas.

Carloina desconectó por unos días de la música y las cámaras de televiisón y se volcó en los cuidados de su hijo Carlos, que traviso, quería jugar por la proa del barco.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo