Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Ortega Cano explica los motivos de la hospitalización de su hijo José Fernando

Rodeado de religiosos, en contacto directo con la naturaleza y acompañado las 24 horas del día, el hijo de Ortega Cano se encuentra ingresado en el centro Betania, de Albacete, donde intenta cambiar su vida. El joven, sin embargo, ha tenido un contratiempo al darse un fuerte golpe en el centro, lo que hizo que tuviesen que llevárselo al hospital en ambulancia. Su padre ha desmentido que se hiciese una brecha al intentar acceder a su residencia por una ventana: "Está bien, no le han dado ningún punto", ha explicado el torero.

Rodeado de religiosos, en contacto directo con la naturaleza y acompañado las 24 horas del día, el hijo de Ortega Cano se encuentra ingresado en el centro Betania, de Albacete, donde intenta cambiar su vida. El joven, sin embargo, ha tenido un contratiempo al darse un fuerte golpe en el centro, lo que hizo que tuviesen que llevárselo al hospital en ambulancia. Su padre ha desmentido que se hiciese una brecha al intentar acceder a su residencia por una ventana: "Está bien, no le han dado ningún punto", ha explicado el torero.

1 de 15
José Ortega Cano rompe su silencio para defender a su hijo

José Fernando está en boca de todos después de que terminase en el hospital tras hacerse una brecha al saltar por una ventana. Aunque hay quienes pensaron que podría tratarse de un suicidio o que José Fernando habría salido del centro para visitar uno de los barrios más marginales de Albacete y que a su vuelta se encontró con las puertas ya cerradas, la versión oficial es que el joven jugaba dentro del recinto cuando sufrió el accidente.

El centro Betania de Albacete, donde se recupera de sus adicciones el hijo de José Ortega Cano y la desaparecida Rocío Jurado, ha informado de que el conocido interno, al saltar dentro del recinto por una ventana, resbalaba del cubo al que se subía, cayendo al suelo y golpeándose en la cabeza.

Su padre, el torero José Ortega Cano, ha roto su silencio para desmentir también las informaciones que aseguraban que José Fernando llegó pasadas las nueve de la noche al Hospital Universitario de Albacete con una brecha en la cabeza.

"He hablado con el director del centro, Alejandro Márquez. Mi hijo se cayó dentro del centro haciendo alguna actividad antes de cenar. Está bien y no ha tenido que recibir ningún punto en la cabeza", ha explicado a 'El programa de Ana Rosa'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
El último escándalo de José Fernando

Las explicación de Ortega Cano coinciden con las del centro, en el que José Fernando se encuentra "voluntariamente", tal y como ha explicado el director.

José Fernando fue trasladado en ambulancia al hospital tras informar al 112, según marca el protocolo del centro, donde no tienen servicio sanitario las 24 horas del día. La versión del hospital contradice la oficial del centro y su padre ya que el informe señala que llegó con una brecha, según El Economista.

Desde Betania también han querido explicar que el interno no ha vuelto a recaer de sus adicciones y que en el hospital se le realizaron varios análisis que dieron negativos.

"José Fernando está preocupado por todo lo que se está diciendo, pero ya ha vuelto a la rutina y continúa con sus labores en el centro", ha explicado Márquez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
La recta final de su recuperación

A pesar de este contratiempo, parece que José Fernando por fin ve la luz, casi tres años después de pasar por la cárcel y tras estar recluido en distintos centros: en Barcelona y Sevilla (los que pronto abandonó sin éxito) y en la clínica López Ibor de Madrid, de donde salió bastante recuperado. Ahora está en un centro de Albacete, dirigido por el sacerdote Alejandro Márquez, donde espera terminar su rehabilitación.

El joven está recluido en el centro residencial Betania, a 22 kilómetros de Albacete, un complejo que antiguamente era un psiquiátrico. La Asociación de Ayuda al Drogodependiente Sagrada Familia (SAFA) gestiona este lugar dedicado a personas en fase de rehabilitación para abandonar definitivamente cualquier tipo de adicción. La familia de Josefer paga por su internamiento 1.000 euros mensuales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Es uno de los más jóvenes

Son 17 religiosos los encargados cada día de trabajar con estos pacientes que han padecido algún tipo de dependencia, las más comunes, cocaína y alcohol. Josefer tiene 56 compañeros, todos en régimen de internamiento. La mayoría son hombres. Y él es uno de los más jóvenes, pues la media de edad está entre 30 y 39 años. Con ellos realiza todo tipo de actividades. Practican deporte, hacen terapia, comen juntos, comparten charlas... Tienen horarios y rutinas rígidas, que han de cumplir a rajatabla y colaboran en todas las tareas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
Sólo puede llamar dos días cada semana

José Fernando está en la “segunda fase de deshabituación”. Así lo llaman en el centro. Entre otras cosas, conlleva que sólo puede hacer llamadas telefónicas dos días a la semana (de 15 minutos como máximo cada día). En breve, también podrá salir dos días para estar con su familia –por ahora, son su padre y hermana los que van a verle– y podrá ir a Albacete sin acompañante. A Madrid aún no le dejan ir y tampoco puede disponer de móvil, ni tabaco ni dinero (queda por aclarar de dónde venía exactamente el joven cuando ha tenido el accidente por el que ha acabado en el hospital).

Esta fase podría durar hasta julio de 2016, pero todo depende de su evolución. Si progresa bien podría salir en primavera, aunque serán los terapeutas los que lo decidan. Gente cercana a José Fernando nos explica que “cada día, lo trata un equipo de psicólogos, educadores sociales y un orientador familiar”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
José Fernando es sometido a análisis por sorpresa

Cuando ingresó en julio sólo pudo llevar consigo una bolsa de aseo, dos juegos de toallas, algo de ropa y varios tipos de zapatillas para las actividades que iba a desarrollar. También le permitieron un reloj despertador y una radio con auriculares. “Nada más llegar se le realizó una exhaustiva inspección para saber qué traía consigo. La normativa es muy estricta y hay que cumplirla a rajatabla”, comentan fuentes de Betania.

También tuvo que pasar una entrevista acompañado de su padre y se le hizo un diagnóstico para establecer su tratamiento, que consta de tres fases. El objetivo que se persigue es que el paciente sea consciente del problema, primer paso para su recuperación. Luego vendrá “tener hábitos saludables, ser responsable, mejorar su autoestima y autocontrol, avanzar en las relaciones sociales y, lo más importante: evitar recaídas”. Para ello, de forma periódica y sin avisar, se le realiza analítica de sangre y orina para comprobar la ausencia de restos de consumo de sustancias prohibidas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Prohibido echarse novia dentro

Además, José Fernando no puede iniciar una relación afectiva con otra interna, ni aislarse del resto de compañeros. Tiene que estar acompañado siempre.

El hijo de Ortega Cano se ha integrado perfectamente en el centro, participa en talleres, además del obligatorio de cultura general, le gustan especialmente los de jardinería e informática, y se interesa por actividades relacionadas con el cine, el teatro y la lectura.

También hace mucho deporte y participa en salidas con compañeros a empresas cercanas que les muestran el trabajo que realizan y, si evoluciona bien y los informes psicológicos tras el tratamiento son óptimos, podría terminar realizando prácticas en alguna de ellas. Un futuro prometedor con el que hace poco quizá no podía soñar a sus 22 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
El horario paso a paso

07.00 h. Empieza la jornada, tienen quince minutos para asearse y otros quince para arreglar su habitación.

07.30 h. Desayuno y reparto de medicamentos, tras lo cual empiezan las tareas ocupacionales.

09.30 h. Descanso, sesión de trabajo en grupo y trabajos ocupacionales.

14.00 h. Comida y tiempo libre para echarse la siesta, ver la televisión...

16.00 h. Talleres y terapia.

18.00 h. Merienda y tutorías individuales con monitores y educadores.

20.00 h. Reunión de grupo y preparación de la agenda del día siguiente.

21.00 h. Cena. Reflexión y actividades de ocio programadas.

24.00 h. Se apagan las luces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
El centro

Situado a 22 kilómetros de Albacete, está dirigido por un sacerdote y tiene 57 internos. El paciente no puede estar solo.

Estudio y trabajo
Las normas son rigurosas, periódicamente pasan controles de sangre y orina y tienen que estudiar además de trabajar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Dormitorio

Comparte habitación con otro paciente. En la siguiente fase podrá dormir solo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
Sala de estar

Aquí, José Fernando se entretiene con el resto de internos charlando, leyendo...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Polideportivo

El ejercicio físico es muy importante en el programa, y a José Fernando le gusta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
Comedor

En Betania, los pacientes comen juntos a la misma hora y ayudan a poner y quitar las mesas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
Cocina

En el centro comparten instalaciones 57 internos y otros 17 religiosos, además del director.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
Cuatro clínicas

En marzo de 2014, José Fernando salió de prisión con la condición de que se rehabilitara. Hasta llegar a Betania, pasó por la clínica Hipócrates de Barcelona, el Instituto Galeno de Sevilla, de donde le expulsaron, y el 29 de agosto de 2014 ingresa en la clínica psiquiátrica López Ibor, de Madrid. Salió en junio de 2015, muy recuperado. Lo celebraba con su hermana y su padre. 

Cumpleaños sorpresa
En junio pasado, Ortega Cano, recién concedido el tercer grado penitenciario, Gloria Camila y Ana María Aldón organizaron una fiesta sorpresa al joven por su 22 cumpleaños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo