Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Kourtney Kardashian desvela el secreto de sus tonificados glúteos

La mayor del clan Kardashian explica cómo ejercita esta parte del cuerpo en cuestión de minutos con una sencilla rutina diaria.

Gtres

Muchas mujeres alrededor del mundo aspiran a tener el físico de las miembros más mediáticas del clan Kardashian. De voluptuosas anatomías, tanto Kim como Kourtney se han convertido en un ejemplo a seguir entre muchas admiradoras, las cuales ven en las ‘celebrities’ todo un ejemplo a seguir. Pero al igual que la fama cuesta, mantener esos cuerpos con semejante apariencia requiere mucho más esfuerzo de lo que muchas personas creen… ¿o no?

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ejercicio, dietas o tratamientos (así como algún que otro retoque, todo sea dicho) son una constante en las vidas de las estrellas de la telerrealidad estadounidense. A sus 39 años, Kourtney está especialmente entregada a cuidar su cuerpo y en ayudar a los demás a conseguirlo. Tanto es así, que es propietaria de una app que ofrece consejos a los usuarios para llevar a cabo una dieta saludable.

Instagram

Pero para tonificar no basta con cuidar la alimentación, por lo que para Kourtney también es muy importante no descuidar el tema del ejercicio físico. Tal y como ha revelado, la mayor de las Kardashian sigue una sencilla rutina diaria para mantener sus glúteos firmes y tersos.

"Pase lo que pase, siempre hago 100 sentadillas antes de meterme en la ducha para no olvidarme de hacerlas", confiesa la socialité. Un sencillo ejercicio que no quita mucho tiempo, unos tres minutos dependiendo de la velocidad de la persona que lo realice, y que asegura que es el ‘culpable’ de sus tonificados glúteos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Instagram

Para hacer sentadillas es importante que las piernas estén colocadas a la altura de las caderas y la planta de los pies en contacto con el suelo, así como mirar al frente e intentar que el pecho mire hacia arriba. Pese a que se pueden realizar de la manera clásica que todos conocemos, también os podéis ayudar de una silla para ponerlas en práctica. Parte sentada en una silla con las rodillas a 90 grados, lleva el tronco hacia adelante, mete la tripa y ponte de pie. Luego siéntate más lentamente.

Otra manera de hacerlas es utilizando alguna pared lisa o columna que tengáis a mano. Apóyate con toda la espalda y mete la tripa mientras aguantas la flexión de rodillas a 90 durante 30 segundos. Realiza este ejercicio, que trabaja sobre todo la parte anterior de la pierna, tres veces 30 segundos. Al principio, quizá sólo aguantes 10 segundos.

Instagram
Publicidad - Sigue leyendo debajo