El truco de Kylie Jenner para hacerse la raya del ojo perfecta

Conseguir un eyeliner perfecto es mucho más fácil de lo que pensabas. Y la pequeña del clan tiene el truco infalible para que tu maquillaje de ojos esté impecable. ¿Lo mejor? No tardarás nada.

kylie jenner eyeliner
Getty

Las hermanas Kardashian-Jenner marcan tendencia a todas horas. Sus estilismos son objeto de deseo de muchas, pero sus beauty looks son lo que más las caracteriza. Son las reinas del contouring, la técnica de maquillaje utilizada por todas las celebrities que consiste en realzar las facciones más atractivas del rostro y esconder los pequeños fallos con el juego de luces y sombras que otorgan los polvos bronceadores o los stick en crema y los iluminadores.

Kim Kardashian asegura que esta rutina de maquillaje es el secreto para tener la frente que desea y por eso tiene una línea de productos para conseguir el contouring perfecto llamada KKW Beauty, mientras que Khloé Kardashian ha desvelado en más de una ocasión en redes sociales que la utiliza para conseguir una nariz algo más puntiaguda, lo que demuestra que cuando hablamos de conseguir un look beauty de sobresaliente, las hermanas son todas unas expertas.

Instagram @kyliejenner

Pero sin duda, la más exitosa del clan cuando hablamos de la industria cosmética es Kylie Jenner, que con su firma de maquillaje Kylie Cosmetics ha revolucionado el panorama beauty mundial. Su producto estrella son los labiales, pero al igual que su hermana Kim, ya posee una línea de sombras, coloretes y eyeliners que causan sensación.

Y es que, uno de los maquillajes más icónicos de la pequeña de las hermanas es su raya del ojo. Kylie, suele llevar siempre una piel muy cuidada, unos labios delineados, maxi pestañas y para finalizar un eyeliner perfecto. ¿Su truco? Usar cinta adhesiva.

Instagram @kyliejenner

Y es muy sencillo de hacer: lo más importante es maquillar el ojo antes que el resto del rostro para que si cae exceso de producto, no haya que volver a empezar. Si cortas un trozo de cinta de aproximadamente tres o cuatro centímetros, lo colocas con cuidado en la parte exterior de los ojos con la inclinación que quieras que tenga la raya y a continuación, con un lápiz o con un gel trazas la línea del ojo, descubrirás que no hay margen de error y el eyeliner quedará perfecto e igualado al retirar el adhesivo. Y mucho más importante, igual en ambos ojos. Este truco también sirve para realizar ahumados con un acabado muy limpio en la parte exterior.

De esta forma, podrás arriesgar con maquillajes mucho más elaborados sin miedo a equivocarte. ¿Te apuntas?

Instagram @kyliejenner

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Belleza