El jengibre, un remedio natural para adelgazar

Rico en en vitaminas y minerales como el magnesio o el potasio, esta raíz muy utilizada en la gastronomía e incluso en la medicina china tiene propiedades adelgazantes. Es un extraordinario quemagrasas porque estimula el metabolismo, ayuda en la digestión de los alimentos, es un magnífico antioxidante y elimina los gases acumulados.

Cuando hablamos del jengibre, irremediablemente lo asociamos a la gastronomía oriental porque ¿quién no ha probado algún platillo chico o japonés aderezado con esta planta de intenso sabor? Esta raíz que hemos empezado a introducir en nuestra dieta mediterránea y que cada vez gana más adeptos ha sido, desde siempre, una de las plantas más populares en la medicina tradicional china. La razón es bastante obvia: es una planta medicinal con muchos beneficios, gracias al aporte de vitaminas y minerales que posee como el potasio y el magnesio. Pero, ¿sabías que una de sus propiedades más interesantes es que es un remedio natural que te ayuda a adelgazar?

image
Getty Images

Ese efecto se debe a los gingeroles que, junto a otros activos, ayudarán a tu organismo a perder peso. El jengibre acelera el metabolismo, es decir, ayuda a digerir más rápido las comidas por lo que se convierte en un quemagrasas natural. Eso ayuda a la digestión de los alimentos provocando un mayor aprovechamiento de los nutrientes, maneja los niveles de glucosa y elimina los gases acumulados que producen algunos alimentos y que nos hinchan el estómago con facilidad.

Blog de Cuca Miquel, jengibre
Getty Images

Además crea mayor sensación de saciedad si se toma después de la comida e incluso puede ser un excelente sustituto del postre. Su consumo regular provoca una mejor resistencia a la insulina, factor determinante en la obesidad, y para los obsesionados con el 'famoso flotador': el consumo de agua de jengibre disminuye los niveles de cortisol, la hormona del estrés causante directa de la grasa abdominal.

Las bondades del jengibre más allá de todo esto que acabamos de explicar. Su aporte de minerales y vitaminas, muchas de ellas de la familia B, ayudarán a eliminar las toxinas y a desinflamar los tejidos, aumenta tu concentración y las ganas de hacer cosas, por lo que es un magnífico estimulante natural. No obstante, el jengibre no es una solución mágica, debes combinarlo con una alimentación saludable y una rutina de ejercicios físico, además de ser constante en su consumo.

¿Cómo se prepara?

Blog de Cuca Miquel, jengibre
Getty Images

La forma más sencilla de tomarlo es con agua o con té. A continuación os voy a contar cómo preparar estas dos recetas, sencillas y de resultados, espectaculares. Son el agua de jengibre y té de jengibre.

Té de jengibre

Pon agua en el microondas durante 2 minutos, corta un trozo de raíz raspando la piel y sumérgelo durante 10 minutos, puedes suavizar el sabor con una bolsa de tila o manzanilla. No debes abusar ni de té ni de café por su efecto estimulante. Endúlzalo con miel natural o stevia.

Toma un vaso de té de jengibre 3 veces al día: por la mañana, en ayunas; otro después de comer, y el tercero, por la noche.

Blog de Cuca MIQUEL, jengibre
Getty Images

Agua de jengibre

Es similar al té pero debes hervir 1 litro de agua y agregar unas 10 rodajas de la raíz pelada, lo dejas reposar durante 15 minutos y después de este tiempo, la cuelas y ya tienes lista agua de jengibre para todo el día.

También puedes meter el jengibre en un litro de agua tibia y dejar toda la noche reposando, después cúelala y ya la tienes lista para tomar. Si vas a estar muchas horas fuera de casa, puedes ponerla en un termo y llevarla contigo.

Otras alternativas...

También tienes opciones más cómodas como, el jengibre molido, que es muy buena para condimentar alimentos, o en cápsulas, pero para ello debes dejarte aconsejar por un especialista en la materia y consultar a tu médico antes de tomarlas.

Blog de Cuca Miquel, jengibre
Cuca Miquel, coach de belleza.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Belleza