El shock de Lolita; ‘Acacias 38’

Tras sorprender a su marido Antoñito con la joven Natalia, la mantequera se desmaya ante ellos. La1. Del 24 al 28 de agosto.

acacias 38
Pedro Valdezate

QUÉ HA PASADO

• La tía Benigna llega al vecindario de Acacias.

• Rosina cree que José tiene un romance con Alodia.

• Genoveva es indultada y regresa a su vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
acacias 38
Pedro Valdezate

Después de recibir las comprometidas fotos de su esposo con Quesada, Lolita toma la decisión de echarlo de casa. “No puedo seguir al lado de alguien que no ha tenido ningún respeto por mí”, piensa.

acacias 38
Pedro Valdezate

El diputado se dispone a pasar su primera noche en una pensión, pero antes,llega a su hogar para recoger unas prendas que se dejó. Natalia, que lo ha estado siguiendo, entra en ese momento en el apartamento y logra que caiga en sus redes.

acacias 38
Pedro Valdezate

Los amantes sucumben a la pasión justo cuando la mantequera aparece en la estancia. La impresión por ver a su marido en tales circunstancias es tal, que termina desmayándose.

acacias 38
Pedro Valdezate

Antoñito corre a socorrerla. “Por favor, despierta, amor mío, no me hagas esto. Abre los ojos”, dice preocupado. La mujer es trasladada de urgencia al hospital y los médicos, tras revisarla, notifican a la familia que su estado es grave.

acacias 38
Pedro Valdezate

Por otro lado, Sabina y Roberto están encantados con los avances que han hecho en los túneles. Las obras marchan a la perfección y pronto podrán llevar a cabo el gran robo en el banco. El matrimonio ya sueña con la vida que van a darse cuando tengan todo el dinero en sus manos.

acacias 38
Pedro Valdezate

Sin embargo, hay algo que los tiene intranquilos: la posibilidad de que su nieto los descubra. “Hoy Miguel ha estado a punto de verme manipulando la dinamita, casi se entera de a qué nos dedicamos. Debemos ser cuidadosos y lograr que siga al margen de nuestras actividades como siempre”, comenta el hombre.

acacias 38
Pedro Valdezate

Cerca de allí, Aurelio sigue intentando manipular cómo sea la vida de los Bacigalupe. Esta actitud no gusta a Marcos, que desde su regreso de México y la muerte de Felicia, está más alterado que de costumbre. Tras una discusión con Quesada, termina amenazándolo con un abrecartas.

acacias 38
Pedro Valdezate

El hombre pone el objeto punzante en su cuello, lo agarra por la solapa de la chaqueta y le exige que cambie de actitud: “No harás lo que te de la gana conmigo y con mis negocios”. Después, lo echa de su casa.

acacias 38
Pedro Valdezate

Soledad presencia la escena y, cuando se va a dormir, empieza a pensar en la valentía que su jefe demostró durante la tarde y sueña con él. Incluso, se imagina que lo besa. Al día siguiente, la criada se levanta acalorada y avergonzada, pues cree que no debe permitirse fantasear con su señor. Para pedir perdón a Dios por su atrevimiento, decide hacer ayuno y algo de penitencia.

acacias 38
Pedro Valdezate

A su vez, Felipe pasea por el barrio y nuevamente se encuentra con Genoveva, que muestra ante todos una imagen tierna y dulce. La exreclusa asegura que ella no tuvo nada que ver en el asesinato deMarcia y para demostrarlo está dispuesta a hacer una misa en su honor.

acacias 38
Pedro Valdezate

Cuando Álvarez-Hermoso se entera, la enfrenta. “Ni se te ocurra usar su recuerdo para ganarte a la gente de Acacias y no sueñes que entre nosotros habrá una reconciliación” , dice tajante.

acacias 38
Pedro Valdezate

Susana está que se sube por las paredes al no conocer la verdadera relación que hay entre Alodia y José. Sabedora de que su fiel Rosina si está al tanto de dicho secreto, comienza a seguirla y a acosarla. Finalmente, la esposa de Liberto no tiene más remedio que revelarle qué ocurre en casa de los Domínguez.

acacias 38
Pedro Valdezate

Entretanto, Servando se pone hecho un pincel: al caer la noche tiene una cita con la tía Beningna para dar un paseo por el vecindario. El posadero se deja agasajar por las atenciones de la recién llegada. Indalecia es testigo de la buena conexión que existe entre los dos y empieza a sospechar de las intenciones del hombre.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38