Pedida de mano; ‘Amor de contrabando’

En una romántica velada, Ömer pide matrimonio a Elif y sus familias acercan posiciones.

Ömer, con un ramo de flores, rodeado de su familia
Productora

QUÉ HA PASADO

• Arda sospecha que Hüseyin es el topo de la comisaría.

• Metin queda en libertad.


Por orden de Tayar, Elif es encerrada en un sótano totalmente oscuro, sin condiciones de higiene ni comunicación con el exterior. Además, sufre la presión de una de las reclusas para que se declare culpable. “Este papel es tu seguro de vida y el de toda tu familia. Fírmalo”, la amenaza. Metin pone fin a su matrimonio con Nilüfer. “Eres libre, es lo mejor para los dos. Para ti es un pecado amarme”, afirma. Después, le da una bolsa con dinero para que pague la fianza de su hermana. De regreso a casa, miente diciendo que se lo ha prestado la tía Nedret, que vive en Matlaya.

Llega el día del juicio contra Sikdem y, durante su declaración, Pelin se arma de valor: “Arda y yo nunca hemos estado juntos, aunque lo amo desde el día en que lo conocí en la academia”. El policía oye todo y a la salida por fin se hacen novios. Tayar le quita un riñón a Metin para salvar su vida Ömer confirma sus sospechas sobre el fiscal que lleva el caso de Elif y le tiende una trampa para que confiese el soborno de Tayar. “No puede salvar la vida de una condenando la de otra”, dice el policía a la vez que le entrega la bolsa de dinero de Nilüfer para que costee el tratamiento de su hija enferma.

Pasadas unas horas, la diseñadora queda un libertad. Ömer le prepara una romántica velada y al ritmo de su canción favorita, se arrodilla anillo en mano: “Quiero perderme en tus ojos para siempre y que tengamos muchos hijos. ¿Te casarías conmigo?”. Elif, feliz, acepta.

Justo cuando Metin lee unos documentos que confirman que su padre sufre insuficiencia renal y necesita con urgencia un trasplante, alguien lo aborda por detrás y le inyecta un líquido que le hace desmayarse. Una vez que está todo preparado, da inicio la operación para quitarle un riñón.

Las familias de Ömer y Elif se reúnen para tratar los detalles de su compromiso. Como es tradición, Melike le da unas valiosas joyas de oro a la novia y esta se incomoda. “Seguro que fuiste tú quien le dijo que debían hacerlo”, recrimina a su tía Nedret, que ha llegado de visita.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo