Una verdad a medias; ‘Hercai‘

Miran oculta a su mujer que esperaba gemelos y ha perdido a uno. Hazar lo consuela.

hercai

QUÉ HA PASADO

• Füsun envía a Reyyan dulces envenenados.

• Esma confiesa a Firat que es un Aslanbey.


Firat, incapaz de asimilar la revelación de su madre, conduce sin destino fijo recordando cada palabra de lo que acaba de descubrir. Más tarde, arremete contra Zeynep cuando se interesa por él. “No sé lo que está pasándote, pero quizás deberías saber que Reyyan está en el hospital”, responde ella molesta, antes de dejarlo solo.

Los médicos tratan de reanimar a Reyyan y salvar a la criatura que espera, después de que Azize le hiciera tragar el líquido de una planta para frenar la hemorragia interna y que un conductor, que es en realidad un hombre de Füsun, la acercara hasta la clínica. Miran, enterado del ingreso, llega lo más rápido posible, igual que Hazar y Zehra.

Azat confronta a Gönül por su trato hacia Yaren

En el hospital, las noticias no son del todo buenas. “Lo siento, no hemos podido hacer nada por uno de los bebés, ha muerto”, comunica la doctora. Los familiares se quedan atónitos pues ignoraban que Reyyan esperaba gemelos. Muy preocupado, Miran suplica a la médica que no diga toda la verdad a su esposa. “Ahora, lo mejor es que no sufra para que se recupere cuanto antes. Le ocultaremos que venían dos”, suplica, sin poder evitar hundirse al pensar en la pérdida. “Serás un gran padre y superarás esto; por un hijo se hace todo”, le dice Hazar para tratar de consolarlo.

hercai

Mientras, Füsun y Azize siguen su guerra particular. En la comisaría, Mahfuz es liberado a la espera de juicio y lo primero que hace es llamar a Asiye. “He cumplido con lo que te dije. Zehra tendrá que entenderlo”, informa a la sirvienta, que apoya su decisión.

En la mansión Sadoglu, Yaren llora desconsolada por el trato que recibe en el palacio de los Aslanbey. “Gönul es la peor, la ha tomado conmigo y nadie me defiende”, explica a su madre, que decide infiltrar a Seyda en la casa de su suegra para que la mantenga informada. También inquieto por los lamentos de su hermana, Azat se cita con la causante del sufrimiento. “¿A qué juegas? Dijiste que no volverías a vivir en esa a casa. ¡Te has convertido en la nueva Azize!”, la confronta muy enojado. La chica se queja perpleja pues no entiende a qué se debe la reacción de su amigo.

Lejos de allí, Esma se lamenta ante la idea de haber perdido a su hijo. “Desengáñate, no voy a recuperarlo, y tú tampoco al tuyo”, dice a Azize y le cuenta que se confesó culpable de la muerte de Nihat

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hercai