Roberto Enríquez, actor de ‘La cocinera de Castamar‘: “Vivo de espaldas a las redes sociales”

El actor, que ha regresado a las novelas de época con esta historia de amor prohibido entre un duque y su criada, no tiene perfil propio en internet, pero sus fans los han abierto y los nutren de información.

roberto manrique
Ana Ruiz

    Habla con entusiasmo de La cocinera de Castamar, que grabó entre agosto y diciembre de 2020, en pandemia, y con la que regresa a las telenovelas de época, después de éxitos como La Señora. Fuera del trabajo, sus mellizos de 8 años lo colocan en otra faceta de su vida: la de padre entregado que lo mismo hace deberes que juega al fútbol.

    ¿Qué te atrajo de la historia?

    Es muy potente, refleja dos mundos distintos, el de la nobleza y el servicio, que no deben mezclarse.

    El conflicto surge cuando mi personaje, don Diego de Castamar, se enamora de Clara (Michelle Jenner).

    Incorpora también elementos nuevos que se alejan del siglo XVIII donde se desarrolla, como un noble negro, mi hermano, y la predominancia de la mujer. Además, hay poder, sexo, amor, venganza, ambición, dolor… Todo la hace atractiva.

    ¿Leíste el libro en el que se basa antes de empezar a grabar?

    Sí, ayuda a crear el personaje, había subrayado todas la páginas. Y tuvimos la suerte de contar en el autor, Fernando J. Múñez, que participó en una escena crucial. Fue enriquecedor hablar con él sobre su novela, que es maravillosa.

    ¿Hay cambios sustanciales?

    No, aunque en la serie hay personajes como el de la reina, a quien da vida Silvia Abascal, que tienen más peso.

    Te reencuentras con Michelle…

    Es nuestro tercer trabajo juntos. En la película Nubes de verano hacía de canguro de mi hijo, tenía 16 años y llegaba al rodaje con su madre. Después, coincidimos en Isabel. Es una delicia de compañera.

    Hacía tiempo que no estabas en una de época. ¿Te apetecía?

    No me fijo en eso, sino en la historia y los personajes. Es verdad que los decorados y el vestuario llaman la atención. Me divierte llevar las levitas y el pelo largo, pero las medias son una tortura (risas).

    ¿Tienes proyectos a la vista?

    No ha cuajado ninguno. En marzo terminé en el Teatro Español, en Madrid, ¡Nápoles millonaria!, un texto de Eduardo de Filippo que, aunque se desarrolla en la II Guerra Mundial, toca temas actuales en esta etapa de covid como la crisis económica y sanitaria.

    roberto manrique
    El actor destaca la riqueza de los escenarios de la serie. Abajo, con Michelle Jenner, su compañera.

    ¿Cómo estás viviéndola tú?

    Con preocupación y optimismo, porque en momentos difíciles la gente saca lo mejor y lo peor. Habrá quien utilice su situación de privilegio para vacunarse antes, pero ahí están quienes se organizan de forma altruista para llevar alimentos a sus vecinos. Hay que confiar en el ser humano.

    ¿Aprovechaste el confinamiento para recuperar alguna afición?

    Los hobbies quedan en un segundo plano cuando tienes hijos, ya ni recuerdo cuáles eran los míos. Me convertí en limpiador, cocinero, profesor, compañero de juegos, futbolista de pasillo…

    Muchos artistas se hicieron muy activos en las redes sociales.

    Yo vivo de espaldas a ellas y la pandemia no lo ha cambiado. No he abierto ninguna cuenta, las que hay sobre mí las han creado mis seguidores.

    Tus personajes no suelen sonreír.

    ¿Para cuándo una comedia? No lo sé, será que doy el perfil de atormentado (risas).

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Telenovela