Recuperación milagrosa; ‘Ömer, sueños robados‘

Hülya regresa a la mansión sin rastro de su tetraplejía.

omer sueños robados

QUÉ HA PASADO

• Ömer se va con Meryem.

Melis trata de acercarse a Levent para consolarle.


Ömer está de vuelta en la mansión Metehanoğlu. Desde allí, llama a su hermana, la echa mucho de menos y además no se siente demasiado bien. La joven está hablando con el pequeño cuando Tekin aparece y le quita el teléfono de la mano. Después, le advierte de que no irá a esa casa bajo ningún concepto: “Lo único que quieres es reencontrarte con el hombre que amas y no lo voy a permitir. Eres mi esposa y me obedecerás”.

La discusión entre el matrimonio va a más y Meryem termina empujando a su marido, que cae al suelo con tan mala fortuna que se golpea en la cabeza con la esquina de la mesa. La chica huye del lugar sin saber si está vivo o muerto y llega al hogar de Levent. Tanto él como Ömer la reciben con los brazos abiertos y una sonrisa. Quien no se toma nada bien su presencia es Melis, que llama a Tekin para que se la lleve cuanto antes del lugar.

El delincuente contesta el móvil cuando recupera la consciencia y minutos más tarde acude a la enorme vivienda con el fin de llevarse a su mujer de una vez.

Cemil le dice a Ayse que quiere estar con ella

Por otro lado, Bahadir y Asli disfrutan de una romántica tarde. Este le dice que ha pedido los papeles del divorcio y que desea iniciar un noviazgo oficial con ella. En ese instante suena el teléfono. No son buenas noticias para el millonario, pues desde la clínica la comunican que su esposa regresará a su hogar en unos pocos días.

Dicho y hecho, esa misma semana Hülya reaparece ante su familia y para sorpresa de todos lo hace caminando por su propio pie. Ya no está tetraplejica y puede moverse con total independencia. No obstante, su enfermera les cuenta que no recuerda nada de su vida: “Durante su estancia en el hospital perdió la memoria a causa de la caída que la dejó paralizada. Deben tener paciencia con su evolución y evitar que se altere”.

Ante semejante situación, Bahadir aparca sus planes de separación. Además, Cemil logra acercarse a Ayse, a pesar de los intentos de Safiye por evitar que se vean y hablen. En el umbral de la puerta, coge sus manos y le dice a la muchacha que la quiere: “Lucharé porque estemos juntos”

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo