Susi Caramelo al descubierto: "Menos mal que la fama me ha llegado tarde"

La reportera más divertida, abierta y peligrosa de Movistar ha fichado por la nueva temporada de 'Cero en Historia' y nos cuenta cómo está viviendo el éxito.

"El Lazo Que Nos Une" Madrid Photocall
Borja B. HojasGetty Images

Las clases de Cero en Historia vuelven el miércoles 5 de febrero a Movistar en prime time, con la novedad de la incorporación de la cómica Susi Caramelo como concursante. En los nuevos programas, concursantes y jueces pondrán todo de su parte para demostrar que la Historia es apasionante, sorprendente y muy divertida. Hablamos con Susi, de historia y de otras muchas cosas y nos responde con su natural descaro.

-Has trabajado como dobladora y guionista de El castillo de Takeshi para Comedy Central y como animadora en Locomundo. “Las que faltaban” te sirvió como trampolín mediático y te has convertido en una de las voces de la comedia televisiva. ¿Te asusta la responsabilidad?

No, en absoluto, me siento muy cómoda. Si fuese a los sitios con miedo no sería yo. Hay que ir en plan descerebrada, que no te importe nada. Con lo idiota que soy, si encima fuera con miedo....¡Imagínate! No hablaría. Estoy muy contenta en el programa porque estoy con gente que admiro de toda la vida. Estoy sentada al lado de Raúl Cimas, que es uno de los que más me hacen reír en España. Y con Joaquín, Patricia, Vaquero...Ya les conocía a todos.

-Tomas el relevo a Sara Escudero. ¿Tenéis algo en común?

Somos cómicas las dos, pero cada una tiene su particular tipo de humor.

-¿Qué tal te manejas en historia?

Fatal. Sé poco de historia. He leído cosas, pero como no retengo...Pero aquí tampoco me exigen nada.

-¿Eras buena estudiante?

He sido una estudiante perezosa toda la vida. Nunca he sido una estudiante ejemplar de sentarse y apretar los codos. Imagino que como la mayoría, pero es verdad que historia era una de las asignaturas que más me gustaba, aunque no me acuerdo de nada. Estudié hasta segundo de BUP. Iba a repetir segundo y me fui a Administración y Finanzas.

-¿De qué mujeres de la historia te gustaría hablar en el programa?

De Juana la loca, María Antonieta, Isabel la Católica, Rita la Cantaora, Lola Flores...

-¿Y qué invitados te gustaría tener?

Tengo una cuenta pendiente con el grupo DVicio. Al principio no sabía quiénes eran e inclusose lo dije a ellos, pero ahora me encantan. Me paso el día escuchando su música. Antes creía que eran una “boy band” de pegotazo, pero cantan muy bien y ahora me encantan, así que espero llevármelos al primer programa.

"El Lazo Que Nos Une" Madrid Photocall
Borja B. HojasGetty Images

-Con Rosalía también tienes una cuenta pendiente...

Todo el mundo cree que tengo mal rollo con Rosalía, pero qué va. Si me llamó “guapa”. A mí me encanta Rosalía y me gusta mucho todo lo que hace. Ojalá pudiera traerla al programa. Quiero ser incluso su amiga íntima. Yo dije en televisión que me había vetado porque soy una descarada y no filtro, pero en realidad no me vetó ella sino su equipo de alrededor. Sólo permitían hacer preguntas serias y yo no quería hacer preguntas serias. Se montó un corrillo raro y sólo podíamos hacer dos preguntas entre todos los que estábamos...y no se podía vacilar...

-Tu espontaneidad y desparpajo han conquistado a los usuarios en las redes sociales. ¿Cómo estás viviendo este boom?

Mis seguidores se han cuatriplicado o quintuplicado. Es muy loco porque, de repente me he hecho “mainstream” y ya me conocen niños, padres y abuelos. Me he hecho viral en el “Tic toc” y me conoce gente de todas las edades, pero yo sigo yendo tranquila por la calle. A mí no me ha pasado como a los niños de OT, que de repente se convierten en estrellas; en mi caso hay mucho trabajo detrás y me ha pillado con 39 años y las cosas muy claras. Está muy bien que me haya pillado la fama ahora que estoy centrada. No quiero ni imaginarme qué hubiera pasado cuando tenía 22 años, que estaba loca de la cabeza. Seguro que me hubiera echado a la cocaína, a las drogas y al rock and roll (risas).

-Estás triunfando con tus vídeos sobre “La isla de las tentaciones”. Bueno, en tu Instagram es “La isla de las felaciones”.

Es una cosa que hago yo en mi casa porque me divierte. Y desde luego no iría nunca a esa isla, ni de coña. Pero no quiero hablar de eso. Yo estoy aquí para hablar de “Cero en historia” y de Movistar.

-¿Eres famosas entre tus vecinos de Hospitalet de Llobregat (Barcelona)?

Siempre he sido muy conocida en mi barrio (hago mucha propaganda de mi barrio, de la gente de mi barrio y estoy encantada de mis raíces), pero la pena es que desde que vivo en Madrid voy poco por allí. Pero insisto, yo siempre he sido muy conocida en mi barrio y mi abuela, que en paz descanse, todavía más. Hay gente que me conoce por ser la nieta de Carmen. Era una mujer que se cortaba todavía menos que yo. Igual jugaba a las máquinas, que bebía alcohol y se murió fumando tres paquetes de tabaco. ¡Era una moderna!

-¿Sigues trabajando en varios programas y haciendo “Pibonéxica”, tu propio espectáculo?

He tenido que dejar la animación en “Locomundo” porque no podía más y me estaba afectando tanto trasiego a nivel personal. Sigo en “Ilustres ignorantes” y, de momento tengo parado “Pibonéxica” porque no puedo abarcar todo. Por salud mental he tenido que aprender a decir que no.

-Parece que te aburriste conduciendo “Lo de los Goya”, el especial que hiciste desde Málaga para cubrir la edición de 2020 de esta ceremonia.

Es que cubrirlos como reporters fue un auténtico coñazo. Llegué a la Academia a las 5,30 o 6 de la tarde y me fui a las 3 de la madrugada. Y además, no había ni una Coca Cola que beber. Yo ya no pido alcohol, que me gusta, pero que sólo den agua a la prensa, con lo agotados que estábamos todos...Un redbull, un monster para llevar el tirón...

-Pero has dicho que quieres presentar Los Premios Goya el año próximo....

Quiero presentarlos porque me van a pagar bien. Si es para presentarlos no me importa echar horas, pero para cubrir la información....Acabé con los ojos hinchados, parecía un sapo...Y los tacones me los quité a las dos horas, no los aguantaba.

-Cuéntame qué te dijo Pedro Almodóvar....

Ni de coña. No lo pienso decir jamás. Eso se queda entre Pedro y yo (risas).

-¿Te ves en un futuro como chica Almodóvar?

Total. ¡Ojalá!

-¿Qué famoso te ha sorprendido más?

Edurne. Pensaba que era muy simpática, pero a la hora de la verdad lo es mucho más. Imagínate si me parece guay la tía que me prometió un vestido que no me ha mandado y aún así me sigue cayendo bien. Desde aquí aprovecho para pedírselo otra vez.

-¿Qué seguidores famosos tienes?

El otro día me enteré que era fan mío Pablo Alborán. Me escribió en octubre en mi cuenta de Instagram y yo no me di cuenta. Y llevaba varios meses sin contestar a Pablo Alborán. Me quedé muy flipada. Y mi madre no veas, casi me arranca el cuello cuando se enteró. En general muchos famosos me han dicho cosas bonitas, se están portando muy bien conmigo.

image

-En la Gala de los Goya tuviste un momento de enseñar los pechos. ¿Fue un arranque?

Sí. No estaba preparado. Fue totalmente espontáneo. Vi que todas las actrices iban con escotazos exagerados, que no sé cómo no se les escapaba el pezón y me puse un poco FEMEN. Pero vamos, que me da igual, que me han sacado las tetas muchas veces. El cuerpo femenino es bonito y no voy a sacar las tetas cuando sea vieja. Es ahora el momento porque tengo las tetas preciosas.

-¿Presentar ese espacio de los Goya ha sido la antesala de un proyecto personal en Movistar?

Yo así me lo he tomado, la verdad, porque debutaba como presentadora y era todo un experimento. Y creo que me he manejado súper bien.

-¿Te verías haciendo un programa especial paralelo a Eurovisión?

Yo me siento capaz de hacer de todo, siempre y cuando me guste de verdad. Claro que me vecubriendo Eurovisión con Blas Cantó. Me encantaría porque además me cae muy bien el chaval.

-Creo que has presentado un proyecto tuyo en la cadena. ¿Hay fecha de estreno?

No. Yo trabajo con el cómico Luis Álvaro, mi otra mitad y él ha hecho un formato de programa totalmente adaptado a mí que hemos propuesto a Movistar y que va a ser muy original.

-¿Dónde disfrutas más, en la callé o en el plató?

En la calle. A mí me gusta el barullo y el cachondeo, beber alcohol, fumarme un cigarrillo, salgo fuera, entro, veo tíos buenos...En la calle me siento libre y salvaje. En el plató estoy más encorsetada.

-Al presidente Pedro Sánchez le dijiste en los Premios Goya que creías que era el nuevo Arturo Fernández. ¿Te contestó?

Es que el presidente es muy guapo. Es el nuevo Arturo Fernández. Pero pasó a mi lado rapidísimo, levitando. Y el Ministro de Cultura también. Se parece al de Agricultura.

-¿Te gustaría entrevistar a políticos?

No. Me parece un coñazo, aburridísimo. Eso ya lo hicieron muy bien en el “Caiga quien caiga”.

-¿La gente se mete contigo por la calle?

¡Qué va! La peña no se atreve. Me paran para decirme cosas buenas. La verdad es que nunca me han parado para meterse conmigo.

'Flashdance. The Musical' Premiere
Samuel de RomanGetty Images

-No has parado de echarle los tejos a todos los tíos buenos que te encuentras, véase Miguel Ángel Silvestre, Hugo Silva...y al actor Israel Rodríguez (conocido por sus papeles en Javier ya no vive solo, El comisario o Un paso adelante). Y a ése te lo has echado de novio....¡Qué lista!

Sí. Me he ligado a Israel Rodríguez. He cumplido mi sueño. El otro día incluso posamos juntos. Hice mi primer posado oficial con novio. Había gente que me preguntaba: ¿Has venido con Israel? Y yo le contestaba: ¡¡¡Si te parece me lo dejo en casa!!! Me lo llevé a los Goya porque todavía hay tías en España que no se han enterado que estoy con él.

-Es bonito que hayas encontrado pareja haciendo un reportaje.

¿Verdad? Israel ya me gustaba mucho desde hace años. El que más me gustaba físicamente y mira por donde me he ligado al que más me ponía. Es como el sueño de la Cenicienta todo el rato. Es muy guay.

-¿Cuándo decidiste que querías dedicarte profesionalmente a ser artista? Después de estudiar Bachillerato hiciste un curso de secretariado informático e hiciste un ciclo formativo de Administración y Finanzas...

Hice todo eso cuando no sabía qué hacer con mi vida y mi padre me decía: “Ni de coña vas a ser una nini”. Luego, a los 22 años empecé a estudiar interpretación y más tarde me decanté por el “stand up”, que es lo mío.

-¿Qué le dirías ahora a esa Susi jovencita?

Todo el mundo tiene su evolución y a mí me ha llegado el reconocimiento cuando me tenía que llegar, cuando estaba preparada. Si no hubiera pasado por todos los trabajos que he tenido –desde dependienta a camarera- no sería como soy ahora. No me ahorraría nada. A la Susi jovencita le diría que siga igual y que no siga consejos de nadie. Los consejos están bien cuando los pides pero no cuando te los van dando. Hay gente en los casting que te dice cómo tienes que llevar tu carrera; a mí, en concreto, me decían que no me riera en el escenario y hoy en día es una seña de identidad mía. Nunca he hecho caso a nadie y he seguido mi propio camino con mi instinto. A la hora de la verdad, lo que cuenta es el aprendizaje y no hay que ahorrarse nada. He invertido muchos años en mí, en trabajar sin cobrar un duro para llegar al momento en el que estoy. Las cosas no llegan de la noche a la mañana. Como a Carmen Machi, que le llegó tarde y mírala. Es mi actriz favorita.

-Hay quien piensa que Susi Caramelo es un personaje...

A mí me pagan por ser yo misma. ¡Es genial! Yo siempre soy igual.

-¡Pobre Israel...!

¡Qué va! Se ríe un montón conmigo. Se lo pasa bomba. Ha tenido novias más guapas que yo, pero no tan simpáticas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV