Cristina Castaño ('Toy Boy' 2): "Macarena se adentra en un lugar muy oscuro"

La repercusión internacional de 'Toy Boy' le ha pillado de sorpresa. La actriz está profundamente agradecida por este papel con el que deja atrás a Judith (La que se avecina) para afrontar una nueva etapa profesional.

cristina castaño en el photocall de la presentación de toy boy 2 en el festival iberseries
ATRESplayer PREMIUM
  • Cristina Castaño retoma el papel de Macarena en la temporada 2 de Toy Boy.
  • Su personaje tendrá que reinventarse en la segunda tanda del éxito de Atresmedia.

    Da vida a uno de los personajes clave de Toy Boy. Con Macarena se ha emancipado de Judith Becker, su exitoso rol en La que se avecina. Cristina Castaño es hoy uno de los rostros más populares de la televisión nacional, y gracias a la repercusión de su última serie, también lo empieza a ser fuera de nuestras fronteras. Precisamente en el medio en que la hemos visto crecer como actriz es en el que mayores alegrías ha recibido, aunque también ha hecho carrera en el cine. Ahora que podemos verla de nuevo en la segunda temporada de Toy Boy en ATRESplayer PREMIUM, hablamos con ella para que nos cuente la evolución de su personaje, las novedades de esta tanda y cómo ha vivido el éxito de la serie.

    ¿Cómo nos encontramos a Macarena en esta segunda temporada?

    Macarena en la primera temporada lo pierde todo, a su hijo, su empresa familiar, descubre que sus hermanos no son como esperaba y todo lo que había construido se desmorona. Por eso empieza la segunda tanda considerándose la culpable de todo lo que ha sucedido y piensa que hay algo malo en ella. De hecho se interna en un centro para tratar su adicción al sexo. Pero, a veces, a lo que uno renuncia es lo que constituye su poder. Esto genera una transformación en Macarena muy grande y unas ganas de recuperar lo que es de ella.

    Y en cuanto al resultado en conjunto de esta segunda temporada, ¿qué cambios se aprecian con respecto a la anterior?

    Esta temporada está más definida. Antes había muchas tramas, también por la duración de los capítulos, que eran de 70 minutos. Ahora son 50 min y se agradece, va todo con más fluidez y más ritmo. Los guiones de la primera temporada ya me gustaban pero en esta se han visto muy beneficiados por ese nuevo formato. Además, en las tramas y los personajes hay un salto de calidad. También hay que dar un aplauso por los decorados, en especial el One per Cent.

    ¿Qué han aportado las nuevas incorporaciones?

    A mí me afecta especialmente la de Álex, que es con quien tengo prácticamente toda la trama. Para mí ha sido un gusto trabajar con él. Álex es un muy buen actor y es un gran compañero. Una persona humilde, generosa, que te mira a los ojos cuando trabaja, que no está pendiente de la cámara y de salir bien sino de trabajar contigo. Eso para mí es un alivio porque estás en lo que está pasando en la escena, en lo que les está pasando a los personajes y es así como me gusta trabajar. Además creo que los nuevos personajes le han dado un aire fresco a la serie. El personaje de Federica también es un personaje femenino muy potente y ella está estupenda. Creo que todos van a sorprender y a gustar mucho.

    ¿Has vivido algún momento especialmente complicado durante el rodaje de esta temporada?

    En esta segunda temporada lo más difícil para mí ocurrió al principio. Fue la dinámica en la que entra Macarena cuando está en el centro de desintoxicación. El personaje se adentra en un lugar muy oscuro, de tanta culpabilidad y anulación a sí misma, de no reconocerse y no saber quién es... El proceso que ella sigue para darse cuenta de dónde está y hacia dónde quiere ir supuso escenas complicadas.

    Sin embargo, Toy Boy tiene muchas escenas íntimas, que también tienen su dificultad. ¿Cómo te enfrentas a ellas?

    Para mí son las secuencias más complejas porque hablan de mucha intimidad. No de desnudez sino de deseo, pasión, cosas que muestras en la intimidad y generalmente con una persona (risas). No son secuencias fáciles. En esta temporada me han tocado unas cuantas escenas con Álex, que es un amor y es muy fácil trabajar con él. Pero también influye que están muy bien escritas. Estas escenas cuentan mucho de Macarena porque ella se expresa mucho a través del sexo. Como actriz me agarro a lo bien escritas que están, en ningún momento he sentido que fuera gratuito el desnudo. También te digo una cosa, una vez que lo haces una vez, la incomodidad desaparece, ya es solo repetir.

    ¿Cómo viviste el boom que rodeó a la serie cuando pasó a Netflix?

    Pues es que justo ocurrió en medio de la pandemia así que nos pilló en casa. Nosotros teníamos un bajón muy grande porque Toy Boy era una producción muy ambiciosa y al principio no tuvo el seguimiento esperado. Sufríamos porque para nuestros compañeros era su primera serie. Pero luego nos resarcimos porque las plataformas son un escaparate internacional.

    Como dices, ese éxito supuso tu primer proyecto de repercusión internacional. ¿Te gustaría hacer carrera fuera?

    Bueno, La que se avecina ha tenido muchísimo éxito pero ha sido más a nivel nacional, aunque también se ve fuera. Pero no ha tenido una plataforma que lo expanda como sí ha ocurrido con Toy Boy. Sí, claro, por supuesto que me gustaría; alguna serie en inglés, por ejemplo. Pero es que ya está aquí la oportunidad, desde aquí ya puedes dar el salto.

    ¿Qué proyectos tienes?

    Pues voy a rodar una película de la que no puedo hablar todavía, así que espero poder contar algo más pronto.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Famosos TV