David Janer se despide para siempre de ‘Águila Roja’: “Ahora veo la serie con nostalgia”

Después de ocho años, y mientras La 1 emite la entrega definitiva, el actor nos confiesa que ha significado para él haber encarnado a un héroe de acción, insólito e irrepetible, y recuerda las mejores experiencias vividas con el equipo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Toca despedirse de Águila Roja. Despojarse para siempre de los ropajes del héroe. Toca decir adiós a San Felipe, el barrio del siglo XVII recreado en un plató de 
Boadilla del Monte, Madrid, donde David Janer ha vivido ocho años, además de en otras localizaciones como Toledo y Ávila. Acabada la grabación, el actor habla con Teleprograma.tv de la novena temporada –cuya segunda parte la La 1 emitirá en otoño–, de los recuerdos acumulados entre esos decorados y también de los planes de futuro.

¿Qué sucederá en la entrega final?
Se cierran todas las tramas que el público reclamaba. Gonzalo inicia una venganza cruenta contra los culpables de la muerte de su madre y lucha con su hermano Hernán [Francis Lorenzo] por el trono, animado por Malasangre [Eusebio Poncela]. 

¿Y ‘sus’ mujeres?
La marquesa de Santillana [Miryam Gallego] vuelve a acercarse a Gonzalo, pero él no estará por la labor. Le pasa lo mismo con Anaís [María Pedroviejo]. Mientras, inicia la búsqueda de Margarita [Inma Cuesta], que no se encuentra tan lejos como cree. Y se verán de nuevo…

¿Acabarán juntos?
Solo puedo decir que todas las tramas van a resolverse de forma emocionante. ¿Gustarán a los espectadores? Imagino que los guionistas las han escrito para que esto ocurra.

¿Sigues viendo los capítulos? Porque ya va por el 106…
Claro, y más esta temporada, la última… Ahora veo la serie con nostalgia y sentimiento al pensar en los compañeros con los que he vivido esta apasionante aventura de ocho años, compartiendo momentos divertidos, de tensión y peligro. Mientras los grabamos se creó un ambiente de compañerismo, bonito, pero algo triste porque te ibas despidiendo de actores, guionistas, técnicos…

En esta tanda hay grandes fichajes.
En efecto, además esta vez he coincidido y disfrutado de ellos: Jorge Sanz, Manuel Manquiña, Tina Sáinz y María Pedroviejo, cosa que no pasó con incorporaciones anteriores, que no tenían tramas conmigo.

¿Y el reencuentro con Tina?
Muy bonito, pues tengo buenos recuerdos con ella en Compañeros. En su primer día, quise que me avisaran para saludarla nada más llegar. Charlamos y recordamos viejos tiempos.

Atreseries repondrá la ficción de los noventa y prepara un especial con actores de la primera pandilla.
Bonita iniciativa. Tengo muy buenos recuerdos, por ser mi primer protagonista en una nacional. Me apenó que se cortara cuando ya tenía en mis manos el guión de un capítulo que iba a rodar con Duna Santos en París. Una lástima.

¿Y cómo ha sido la grabación de la última secuencia de Águila Roja?
No se corresponde con el final porque no grabamos de forma cronológica. La última fue un exterior con Jorge Sanz, que resultó emocionante, con aplauso y con comida de despedida. Fue especial porque quería cubrir todo el ciclo de una serie, su evolución y vivencias y aquí por fin lo he experimentado.

¿Te has quedado con algún recuerdo material?
Me hubiera hecho ilusión quedarme con la katana y el traje de Águila, y aunque lo pedí con antelación, no me lo han dado. Si guardo guiones y fotos con los compañeros –la familia de Gonzalo y la marquesa– que nos hicimos los últimos días, a medida que nos íbamos despidiendo.

¿Qué ha supuesto para ti la serie?
Trabajo y la oportunidad de hacer un superhéroe de acción, con doble vida, maestro y justiciero, novedoso en la ficción española cuando nació y que difícilmente se volverá a repetir. Usar la katana, montar a caballo, coreografiar las peleas, vivir el día a día con los especialistas ha sido un disfrute.

Ganaste el TP de Oro Mejor Actor 2011 y más premios. ¿Dónde están?
En el comedor de casa de mis padres porque son los que más se ilusionan con estas cosas.

Has grabado de noviembre a abril. ¿Recuperaste la normalidad?
He vuelto a Barcelona; me he cortado un poco el pelo y he retomado el gimnasio para recuperar la forma. Dejé de hacer ejercicio y dieta para centrarme en esta entrega; era la última y quería disfrutarla saliendo de 
cenas con el equipo…

¿Qué proyectos tienes?
He acabado el máster de Filosofía, y tengo pendiente entregar el trabajo final sobre Fenomenología, una corriente filosófica.

¡Habrás visto Merlí!
Los primeros capítulos. Es una historia valiente que ha sabido combinar la ciencia del pensamiento con historias de adolescentes, y su éxito demuestra que el público no es tan tonto como nos quieren hacer creer. La filosofía también es una forma de ver la vida y me duele que la quiten como asignatura.

¿Qué otras series sigues?
He acabado Breaking Bad, y estoy con Juego de tronos y Ray Donovan. Suelo comprarlas porque en la tele solo sigo las noticias y poco más. Y trato de ver los inicios, como el de la La Embajada, por cariño a compañeros como Raúl Arévalo, y para estar al día. 

¿Y eres fan de la Eurocopa?
No; mi padre es futbolero, pero yo no lo soy nada, ni mis amigos. Cuando nos reunimos preferimos jugar al póker o conversar de cine. Me gusta el clásico americano, el blanco y negro y el wéstern. 

¿Te han hecho ofertas?
De momento, ninguna, estoy a la espera. Esta oficio es de vaivenes.

¿Qué te pide el cuerpo?
Por contraste, un malo, pero también cualquier personaje interesante. Es mi prioridad y me da igual que sea un protagonista o un secundario, en cine, teatro o tele.

¿Vivir fuera de Madrid es un obstáculo?
No, salvo cuando salen castings, que toca desplazarse. La ciudad y el ruido no van conmigo, me quitan energía, así que prefiero vivir tranquilo y sosegado en el campo.

¿Por qué no estás en redes?
No veo razón para ello, porque los amigos que quiero que sepan de mí, están conmigo. Y no me apetece la dependencia que crean.

¿Qué harás este verano?
Descansar, viajar y disfrutar de los pequeños placeres de la vida: el cine, la comida… y el vino y la cerveza que hago artesanalmente; este año he elaborado 60 y 28 litros respectivamente, y no descarto estudiar enología.

La última aventura

Al saberse Hernán y Gonzalo 
hijos del rey reaccionan de forma diferente: el primero reclama violentamente el trono de las Españas.

La última aventura

Mientras Águila pone su empeño en vengar 
la muerte de su madre, Laura 
de Montignac, de la que hace responsable a su padre Felipe V. “Voy a matar al rey”, asegura, si bien algo ocurrirá para que propicie el abrazo entre ambos.

La última aventura

Mientras, la marquesa se debate entre los dos hermanos, pues sigue enamorada de Gonzalo 
– “No quiero perderlo sino que vuelva a mí”–, pero se alía con 
el comisario seducida por la idea 
de ser reina. Y el maestro se reencontrará con Margarita, que lo dejó plantado por haberle sido infiel con Lucrecia. ¿Podrá perdonarlo? ¿Acabarán juntos?

Nuevos personajes para el final de la historia

Jorge Sanz y Manuel Manquilla llegan a la serie para aumentar los problemas a David Janer. El primero encarna a Trinidad, un ladrón pendenciero que pide ayuda a Águila Roja para encontrar a su hermano desaparecido de forma misteriosa. El segundo, da vida a Emilio Montalvo, que a su salida de la cárcel, quiere reconciliarse con 
su sobrino Gonzalo, que lo acoge en 
su casa. “Pero es un personaje oscuro, con doble cara”, avanza Janer. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV