Los Campillo y las Limoni, un mar de diferencias en ‘Me cambio de apellido’

Vivir frente al mar no es igual para todo el mundo. Unos surcan las olas en busca de pescados que llevar a la lonja y otros navegan desde sus ordenadores cazando oportunidades inmobiliarias. ¿Quién se adaptará mejor al cambio? La respuesta llega este viernes en la nueva entrega de ‘Me cambio de apellido’.

Desde Gandía, a golpe de red, llegan los Campillo. La matriarca es Carmen, una mujer de armas tomar que sale cada día a faenar a alta mar. Solo hay siete mujeres pescadoras como ella en todo Gandía. Su fuerza y entereza ha sido reconocida varias veces por las autoridades portuarias que incluso le han puesto una placa. Ha criado a dos hijos, ambos muy trabajadores: Ramón (32 años), compañero de faena de sus padres, y Carmen (34), empleada en una pescadería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cruzarán sus vidas con las hemanas Limoni, Jessica y Alessia, y su mejor amiga Louise, procedentes de Marbella. Alessia está metida en el mundo de la noche y la vive a tope, siempre en las mejores fiestas y rodeada de la jet set marbellí. Por su parte, Jessica trabaja en una inmobiliaria. Louise, que es francesa, es su mejor amiga y la consideran de la familia porque pasan más tiempo junto a ella que con sus padres.

Las Limoni se enfrentarán en Gandía a una agenda que casi no les dejará tiempo para el ocio entre el trabajo en el barco, preparar el pescado, ir a la lonja… Mientras, los Campillo vivirán como nunca antes. En Marbella todo será disfrutar y brindar. Al final comprobarán que un mar se interpone entre ambas vidas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo