‘Cuatro Weddings’ oficia su primera boda gay

Anika, una mujer cosmopolita con un español imposible; Esther, una valenciana loca por el rock; Isabel, la cordobesa que cree en las segundas oportunidades y… una cuarta novia que resulta ser un novio: Antonio, enamorado de su sultán cordobés, se convierte en el primer novio gay de ‘Cuatro Weddings’.

Antonio es un valenciano de 34 años enamorado de las flores y de todo lo que rezume belleza. Su novio es José, un cordobés de 35 años. Ellos harán posible el primer enlace gay de Cuatro Weddings. Se casan en lo que sin duda será el evento social del año en Bujalance, el pueblo cordobés donde contraen matrimonio. Han preparado todo cuidando hasta el más mínimo detalle para que la boda sea recordada por sus vecinos durante años. Pese a ser un enlace que dará que hablar, estará muy sujeta a las tradiciones andaluzas.

Recién llegados de Londres, donde viven, Anika y Joaquín son la pareja más veterana e internacional de esta semana. Se conocieron en EE.UU. y han vivido en varios países, pero han elegido la Alhambra para celebrar su boda, una ceremonia civil oficiada en varios idiomas, incluido el de Anika, que se expresa en perfecto extranjero. Al enlace asistirán invitados de trece nacionalidades diferentes y en él sus rivales no entenderán nada de la lengua hablada, pero sí del lenguaje universal del amor: Anika y Joaquín se quieren, y mucho.

Esther tiene 40 años y puede considerarse afortunada porque se casa “con la persona que me ha enseñado a vivir la vida y con la que espero estar hasta el fin de mis días”. Esa persona es Jorge, de 36 años. La pareja contraerá matrimonio en Gandía en una ceremonia ajena al protocolo y las tradiciones.

“Mi boda va a ser muy especial porque pensé que nunca iba a encontrar el amor de mi vida y lo he encontrado”. Así resume Isabel, de 43 años, sus sentimientos por José, de 46, con quien se casará en Córdoba. Ambos vienen de anteriores matrimonios, se conocieron cuando aún estaban casados con sus primeras parejas. Tras perder el contacto durante años, el destino hizo que se reencontraran una vez que ambos habían roto sus matrimonios y surgió un amor que sellarán con una rosa eterna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo