'A todo gas: Tokyo Race', carreras sin Vin Diesel ni Paul Walker

Este martes 22 de octubre, a las 22.45, Telecinco emite en su 'Cine 5 estrellas' la película 'A todo gas: Tokyo Race', dirigida por Justin Lin.

image

Shaun Boswell (Lucas Black) es un chico que no acaba de encajar en ningún grupo. En el instituto es un solitario, su única conexión con el mundo de indiferencia que le rodea es a través de las carreras ilegales, lo que no le ha convertido en el chico favorito de la policía. Cuando amenazan con encarcelarle, le mandan fuera del país a pasar una temporada con su padre, un militar destinado en Japón, que vive en un diminuto piso en un barrio barato de Tokio.

En el país donde nacieron la mayoría de los coches modificados, las simples carreras en la calle principal han sido sustituidas por el último reto automovilístico que desafía la gravedad, las carreras de ‘drift’ (arrastre), una peligrosa mezcla de velocidad en pistas con curvas muy cerradas y en zigzag. En su primera incursión en el salvaje mundo de este tipo de carreras, Shaun acepta ingenuamente conducir un D.K, el Rey del Drift, que pertenece a los Yakuza, la mafia japonesa. Para pagar su deuda, no tiene más remedio que codearse con el hampa de Tokio y jugarse la vida.

La esencia de A todo gas, pero sin sus estrellas

A todo gas: Tokyo Race fue la tercera entrega de la saga Fast & Furious y la única en la que se cambió al completo todo el elenco principal. Fue la primera película de la saga que dirigió Justin Lin, repitiendo posteriomente hasta en tres ocasiones y dos más que están por estrenarse. Sin Paul Walker o Vin Diesel en el reparto, el protagonismo pasó a manos de Lucas Black, que no regresó a la saga hasta Fast & Furious 7 (2015), como secundario, pero volverá a tener un papel importante en Fast & Furious 9 (2020).

The Fast and the Furious: Tokyo Drift. EE.UU., 2006. Acción. 104 min. Dir.: Justin Lin. Int.: Lucas Black, Damien Marzette, Nathalie Kelley, Brian Tee, Sung Kang, Bow Wow.

image
Publicidad - Sigue leyendo debajo