‘Gran-diosa’: 173 kilos de autoestima en DKISS

La bailarina Whitney Thore protagoniza este reality de superación en el que muestra cómo se sobrepone a las dificultades diarias que supone su peso.

El nuevo canal DKISS estrena el miércoles 6 a las 21.30 h uno de sus programas más llamativos: se trata de Gran-diosa, un reality de superación personal que ya tiene dos temporadas, protagonizado por la bailarina Whitney Thore.

A los 18 años, el cuerpo de esta joven estadounidense comenzó a ganar peso rápida y descontroladamente. Dos años después, y ya por encima de los 170 kilos, los médicos concluyeron que la causa era un síndrome de ovario poliquístico, uno de los desequilibrios hormonales más frecuentes entre las mujeres fértiles. Y a pesar de que no dejó que su obesidad le apartara del baile, su gran pasión, sí que comenzó a sentir la amargura de sentirse una chica delgada atrapada en el cuerpo de una mujer gorda. Así, la juventud de Whitney se convirtió en una permanente y agotadora batalla entre sus propias debilidades y la presión social.

Sin embargo, en enero de 2014, Whitney subió un vídeo a Youtube titulado A fat girl dancing en el que demostraba su destreza y su amor por el baile con una seductora coreografía que no parecía al alcance de su voluminoso cuerpo. A partir de ese momento, Whitney comenzó enfocar su vida de otra manera, emprendiendo un sanador camino de autoaceptación, al margen de la gente que sólo juzga a los demás por su aspecto físico. El éxito de ese vídeo fue el punto de partida para Gran-diosa.

Gran-diosa, que ofrecerá consecutivamente sus dos primeras temporadas, muestra el día a día de Whitney, con sus buenos y malos momentos y todo lo que implica ser una chica obesa en lucha contra sus prejuicios y contra los de los demás. De este modo, la veremos luciendo bikini en la playa por primera vez en diez años y haciendo frente a diferentes personas que a través de internet tratan de hacerle sentir vergüenza por su cuerpo, entre otras muchas situaciones. Ahora que ha conseguido aceptar su cuerpo y a quererse otra vez, Whitney, que ya no permite que su miedo al qué dirán marque el rumbo de su vida, ha decidido alentar a los demás a hacer lo mismo a través de la campaña #nobodyshamecampaign, que lucha contra los efectos devastadores de sentir vergüenza del propio cuerpo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV