'Cuéntame': Toni y Deborah despiden la temporada 20

Pablo Rivero y Paloma Bloyd hablan de la evolución de sus personajes en ‘Cuéntame’, que se despide temporalmente el jueves. Con el cambio de década y en plena tormenta familiar, se convierten en padres primerizos.

Toni y Deborah son padres en Cuentame
FELIX VALIENTE

Es evidente la química que existe entre ellos. “Si no fuera así, sería difícil trabajar juntos”, asegura Pablo Rivera, que ‘incorporó’ a su vida a Paloma Bloyd hace tres años y, desde entonces, Toni y Deborah forman una de las parejas más simpáticas de la ficción. Otra versión de los Alcántara “más moderna, divertida y romántica”.

Los actores de Cuéntame relatan con cariño su ‘primera vez’: “Lo nuestro ya surgió en el casting. Le pedí a Elena [Arnau, directora de reparto] estar en las pruebas –recuerda Pablo–. Optaban al papel tres actrices, pero enseguida vimos que Paloma tiene eso que decimos en teatro: star quality (calidad de estrella)”. Aunque, como en una relación de película, el recelo inicial precedió al flechazo: “Cuando leías el guión, parecía imposible que Deborah fuera a caer bien, una judía cuadriculada que criticaba a los Alcántara sin pudor”, añade. Y ahora protagonizan “una comedia al estilo clásico, donde digas lo que digas siempre quedas bien”.

El aire british le ha sentado bien a Paloma, de madre asturiana y padre estadounidense: “Mi personaje es el reflejo de un momento que vivió España, cuando empezó a globalizarse, y por eso creo que su actitud es más importante que sus palabras”. Aunque ella se esmeró en ‘hablar’ como debía: “En la serie he probado varios acentos, el británico, el americano… Al principio Deborah hablaba de un modo, pero al compartir su vida con un español suaviza la pronunciación. De vez en cuando mete el inglés y su bebé será bilingüe”.

El final de cuentame 
nuria masia

Parto y despedida

En plena catarsis familiar tras la decisión de Mercedes (Ana Duato) de abandonar el hogar, Toni y Deborah dan la bienvenida a su primer hijo: “Será niña, para satisfacción de la ‘bisabuela’ María Galiana, que creía que solo tendría bisnietos”. El parto se producirá el jueves 30 en el episodio Qué será, será, que cierra temporalmente la ficción. De vuelta con otras 10 entregas, previsiblemente en Navidad, se enfrentarán a esa etapa de padres primerizos –Toni tiene otro hijo, Santi [Víctor Garrido]–. “Habrá muchas risas pero también drama”, adelanta Pablo. “Y se plantea el tema de la conciliación familiar”, señala Paloma, tan perspicaz como su personaje.

Para la intérprete, Deborah ha sido decisiva en su carrera. Empezó en Supermodelo y, gracias a Verónica Forqué que la fichó tras descubrirla en el concurso, probó en la actuación; en cine protagonizó Perdona si te llamo amor.

Ha participado en proyectos internacionales como Los Borgia, y califica la experiencia en Cuéntame como “un crecimiento actoral vital; en cada temporada me han permitido volar”, dice.

La maternidad ficticia ha reforzado esa creencia: “He agradecido que los guionistas mostraran una cara más realista de la mujer embarazada, no solo la parte amable”. Y aunque tiene poco de Deborah –“soy más insegura”–, ha aprendido a fingir hasta convertirse en lo que es: “Las mujeres necesitamos apoyarnos”.

Toni y Debora son padres en el ultimo capitulo de Cuentame
Captura Internet

El efecto nostalgia

Ahora está feliz de emprender este viaje por los noventa. “Yo también fui niña de aquella época, y tengo muchas ganas de que pasen los años para verme reflejada”. Pablo también ha descubierto otra perspectiva: “Ahora empiezo a entender la parte de nostalgia que ha hecho que el público se enganche a Cuéntame”.

Los cambios son necesarios: “Hay que integrar las vivencias de la edad para favorecer al personaje”, opina el actor. Y no lamenta la ausencia de Carlos (Ricardo Gómez): “Sabíamos de su salida mucho antes de que sucediera, y con Ricky sigo hablando casi a diario, incluso más que antes, tanto con él como con Elena [Rivera], y hasta le veo más, porque no coincidimos tanto en las grabaciones”. Paloma encuentra un símil: “Es como cuando un familiar se va de Erasmus y estás contento por él”. Ambos mantienen que “será el espectador quien determine el final de sus personajes y de la serie”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV