Mónica Naranjo habla de sexo en Cuatro: "Ha sido la aventura más bonita de mi vida y ahora veo la vida de otro color"

La cantante hace un recorrido por su vida sexual mientras explora las diferentes maneras de vivir las relaciones íntimas. Mónica Naranjo calienta los viernes de Cuatro con un programa en el que hablar de sexo sin tapujos.

Mónica y el sexo
dam

A partir del viernes 20 de septiembre, Mónica Naranjo habla de sexo todos los viernes a medianoche en Cuatro con la docuserie Mónica y el sexo. Junto con Ana Joven y Miguel Bosch, directores y guionistas del programa, vive una aventura vital a corazón abierto que la lleva a recorrer distintos países, como Japón, México o Brasil, así como lugares con un especial significado para ella para descubrir diferentes maneras de vivir la sexualidad y también el mundo de los afectos con una mirada abierta y respetuosa. Hablamos de la cantante de lo que veremos en el programa.

Mónica, ¿la palabra sexo sigue escandalizándonos?
Pues sí, pero te aseguro que este programa lo puede ver todo el mundo, incluidos nuestros hijos. Al principio íbamos a hacer un programa sobre las relaciones sexuales que manteníamos cada uno de nosotros- Miguel, Ana y yo- con nuestras parejas. Pero la vida quiso que los tres nos separásemos antes de empezar. Primero se separó Miguel de Fran, cuando estaban a punto de casarse; a los dos meses se separó Ana –que llevaba 15 años con su chico-y lo que no sabía es que mi ex-pareja me iba a dejar a los seis meses. Y decidimos tirar adelante este proyecto con el estado de ánimo que teníamos cada uno, física y mentalmente, haciendo un trabajo de introspección tremendo. Ha sido la aventura más bonita de mi vida y ahora veo la vida de otro color.

¿La experiencia a tus 45 años es un grado?
Eso es lo que creemos cuando llegamos al ecuador de la vida, creemos que lo sabemos todo, pero me he dado cuenta que en cuestiones sexuales sabemos poco. Y yo me incluyo, después de hablar con mucha gente que nos ha abierto su corazón y de participar en talleres sexuales con la sexóloga, Eva Moreno. Me he visto sorprendiéndome de cómo funcionan ciertas cosas y cambiando de opinión sobre qué es el orgasmo. Hasta ahora creía que era el fin y ahora pienso que es otra cosa más dentro de las relaciones sexuales.

¿Te ha dado pudor hacer este programa?
No, porque en casa de mis padres siempre se ha hablado abiertamente de sexo, tal vez porque ellos son muy jóvenes. El sexo para mí es algo natural, bonito desde que era jovencita.

¿Cómo has cambiado a lo largo del programa?
Cuando me dejó mi pareja estaba tan apática que me quedé muerta de cintura para abajo y el programa ha sido para mí un flotador. Cuando a los tres meses me llamaron y me dijeron que nos íbamos a Japón, no paraba de agradecer a Dios que me sacara de ese letargo. Y a partir de ese momento, dejé de darle vueltas a mi cabeza, a no pensar tanto. Lo que no imaginaba entonces es que iba a vivir la gran aventura de mi vida.

¿Tu ruptura sentimental te dejo K.O.?
Cuando te sucede algo así, cada uno reacciona de forma distinta. En mi caso, la decepción me dejó totalmente en jaque. Y recuperar la libido ha sido una carrera de fondo; a mí me ha costado porque al final, tienes que vivir el duelo. Ahora pienso que en el sexo hay que dejarse llevar y confiar en la persona con la que lo practicas.

¿Te has vuelto desconfiada con los hombres?
No. Cuando me separé y enviamos el comunicado a la prensa, se me acercaban señoras que me decían: "todos los hombres son iguales". Pero no lo creo. Yo sigo confiando en los hombres que merecen confianza.

¿Crees en el sexo por el sexo o en el sexo por amor?
Hay gente que disfruta con encuentros fortuitos, amigos que tienen relaciones íntimas o personas como yo que necesitan enamorarse y volver a tener esa ilusión, esa chispa que se enciende. Hay de todo, pero lo importante es dejarse fluir y confiar.

¿Qué opinas del consumo de pornografía en los jóvenes?
Hoy en día se consume mucha pornografía porque es facilísimo entrar en ese tipo de páginas y los chavales de 14 años piensan que ésa es la sexualidad normal y sana. Lo que desconocen es que sólo es una parte de la sexualidad y a lo mejor llegan a los 18 años y ya están aburridos de todo. Creo que todo debe vivirse en su momento y a su hora y no es sano empezar antes.

¿Has visto porno para el programa?
Sí y he visto que dentro del porno también hay muchas variantes. Hay relaciones de poder pero también sexo muy estimulante.

De las diferentes culturas en materia de sexo que tratas en el programa, ¿cuál es la que más te ha sorprendido?
La japonesa. Tienen una manera de ver la sexualidad un poco retorcida; de hecho consumen mucha pornografía pero pixelada y para ver desde una cabina a una pareja practicando sexo, sólo pueden entrar hombres; es una sociedad muy machista. Y para ellos, el sexo anal no es sexo. Para los japoneses, la mujer que cumple 40 años ya es vieja, pero mientras tanto hay chicas jóvenes tumbadas en una mesa camilla, llenas de sushi; utilizan el cuerpo de una mujer para comer, como si fuera una bandeja. Me pareció un acto abusivo, machista y hasta caníbal.

Mónica y el sexo

¿En el programa también sale sexo explícito?
No. El que hemos visto no lo hemos grabado. A los lugares que hemos ido no les importaba, pero nosotros no hemos querido hacerlo. Lo hemos comentado, pero nada más.

¿El programa te ha hecho más atrevida en el sexo?
Creo que sí. Me ha descubierto muchas cosas y entre ellas, que me pone ser 'voyeur'. El día que entré en un cuarto oscuro, pensé: esto mola. Vi a una mujer con cinco hombres y ella, dando instrucciones. Vi algo bello.

¿Estás más contenta ahora de tus relaciones sexuales que cuando eras jovencita?
Sí. La autocomplacencia es el inicio de toda relación sexual. Si conoces tu sexo y sabes cómo estimularlo para llegar al momento álgido, estás preparada para compartir y para pedir. Desgraciadamente, en este programa nos hemos encontrado con mujeres que no sabían qué era un orgasmo y la explicación que daban es que hacen el sexo así es porque es lo que le gusta a su marido. Ellas practicaban un acto de amor, pero ellas no sentían nada. Y también nos hemos encontrado a mujeres que disfrutan con la sexualidad, pero que ellos acaban antes de hora y ellas no les dicen nada. Y este programa está precisamente para decir: no has acabado. Amórrate al pilón y acaba.

Mónica y el sexo

¿Has probado la Viagra femenina?
Sí y me puse como una "burraca" (risas). ¡Qué horror y qué bien! Estos sinvergüenzas (se refiere a sus compañeros Ana y Miguel), que siempre están ideando cosas malas, descubrieron que en el centro de Río de Janeiro hay un mercadillo, donde hay un boticario que fabrica él mismo la viagra femenina, con distintas raíces. El señor me dio a beber un poco de ese mejunje y lo tomé porque pensé que les haría felices a mis compañeros, pero que seguramente no haría el más mínimo efecto. El boticario me dijo que tenía que esperar 76 horas para que hiciera efecto y entonces pensé que era un timo, además de que el jarabe estaba malísimo, muy amargo. Pero me hizo efecto a las 48 horas y, encima, cuando participaba en un concurso de samba. ¡Y no veas tú lo que hace el roce de las piernas cuando bailas samba!

¿Qué personaje invitado te ha sorprendido más?
Con cada uno he compartido muchos días y hemos hablado de muchas cosas. Todos han sido muy generosos y han confiado en mí.

¿En el programa se habla de tu evolución sexual, desde que eras jovencita hasta ahora?
Sí hablamos del recorrido en la intimidad que yo he tenido, desde los 18 años, que tuve mi primera relación sexual, hasta el día de hoy. En ese recorrido he descubierto muchas cosas, pero en otras me reafirmo. Entiendo que cada cual puede relacionarse sexualmente como le da la gana y lo respeto profundamente, pero yo soy monógama. Varias relaciones al mismo tiempo me causan mucho estrés.

¿En el fondo eres una romántica?
Pues sí. Cuando te enamoras, todo se activa. En la vida hay que estar abierto a enamorarse porque es lo más bonito que te puede pasar.

¿Vamos a decir, a partir de este programa que Mónica Naranjo es la doctora del sexo?
No creo. En el programa hemos intentado acercar la sexualidad a la gente con mucho humor y mucha fluidez. Elena Ochoa, que en su momento sí era la doctora del sexo, es una gran doctora y una gran conocedora de estos temas, pero nosotros sólo hemos intentado que la gente conozca prácticas sexuales que son muy sanas y que te llegan a sorprender. Un día, al salir de un antro en Japón, sobre las tres o las cuatro de la madrugada, que Ana (Joven) me arreó con una pala sado y dije: "Cómo pica, pero como mola".

¿Tus amigas y conocidas te preguntan más ahora sobre sexo, una vez grabado el programa?
Me preguntan más, es verdad. Y yo las remito a Eva Moreno, la sexóloga. Con ella he descubierto un montón de cosas y si, en el futuro, tengo alguna duda, mi referente es ella.

Además de 'Mónica y el sexo', ¿tienes otros proyectos televisivos?
Ahora mismo estamos construyendo el programa A dúo; se ha grabado el piloto y ahora estamos montándolo, pero no sabemos a qué cadena irá. Pero en Mediaset haré también el programa La isla de las tentaciones, que en breve se estrenará, aunque todavía no hay fecha cerrada. Ha sido mi primer reality y es toda una experiencia. A veces la realidad supera a la ficción (risas).

¿Cómo has combinado el 'Tour 2019', tus giras musicales, con la grabación del programa?
Todavía me lo estoy preguntando yo. Imagino que con ganas y quitando tiempo a tu vida y a tu familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV