'La isla de las tentaciones': el resurgir de Sandra Barneda

La presentadora de El debate de La isla de las tentaciones, que veremos los viernes en directo en Cuatro, nos recibe ilusionada“ porque hablar de las emociones de las parejas y el amor y de lo que nos ocurre a todos cuando estamos en pareja o no controlas lo que te está pasando, es muy bonito”.

image

La presentadora de El debate de La isla de las tentaciones, que veremos los viernes en directo, a partir del día 17 de enero, en Cuatro, nos recibe algo acatarrada, pero muy ilusionada “porque hablar de las emociones de las parejas y el amor y de lo que nos ocurre a todos cuando estamos en pareja o no controlas lo que te está pasando, es muy bonito”.

-¿Hablaste mucho durante navidades y por eso tienes la voz tan ronca?

He tenido unas navidades muy buenas, en casa de mis padres, en el Ampurdán, donde nos reunimos todos los hermanos. A mí, esas fechas siempre me revuelven un poco emocionalmente por ese efecto de la felicidad puesta en un neón, y al final te revelas y dices, pues no soy feliz, me encierro en casa. Pero me ha ido muy bien y creo que el 2020 lo recojo muy bueno: sale publicada mi nueva novela, que me llena de ilusión. Voy a seguir con el YouTube, que es un proyecto personal que me gusta muchísimo y otros proyectos que van a venir.

-¿Qué es lo que más te gusta de conducir el debate de este reallity?

Lo que más me convence es el hecho de hablar de la pareja, más allá de lo que es el programa. Tenemos un efecto blanqueador de lo que significa una pareja y pensamos que la pareja funciona cuando no hay conflicto, pero eso no es verdad. Lo que tenemos que hacer es hablar y hablar del tema, incluso con nuestros amigos. Pero, curiosamente, muchos de los que se abren para hablar sienten de repente que su pareja no va bien.

-La comunicación es más importante si cabe dentro de la misma pareja...

Por supuesto. Es importante comunicar que nos sentimos vulnerables, frágiles...En el programa podremos vernos incluso reflejados en algún que otro enfado. Pero si te miras con detenimiento compruebas que tú te has puesto como una moto en muchas ocasiones y casi siempre por tonterías. Por eso es importante que, a través del programa, lleguemos a hablar de todo esto. Y de que realmente expongamos que estamos muy perdidos en lo que significa tener una pareja. En el mundo de la pareja creo que tenemos muy altas las expectativas y, por eso, muy alto nuestro sufrimiento, porque queremos que nos lo cubra todo y es imposible.

-Para conducir el debate, ¿has tenido que ver los once programas de “La isla de las tentaciones” ya grabados?

Al contrario. No he visto nada de nada, pero sí conozco el formato. La propuesta que me hizo la productora del programa, Cuarzo, fue que me implicara con las parejas en directo, de la misma manera y al mismo tiempo que los telespectadores. Y si supiera lo que va a ocurrir entre esas cinco parejas que están en República Dominicana, no me implicaría de la misma manera. No quiero que me cuenten nada.

Sandra Barneda

-¿Por qué crees tú que participan y se dejan tentar?

Creo que por la experiencia. Te pagan, estás de vacaciones y vives una experiencia. Pero además porque cada uno cree firmemente en su pareja.

-¿Tú lo harías?

Creo que no, la verdad. Estoy segura que sólo un porcentaje muy bajo superaría las tentaciones. La tentación no es sólo lo obvio. A mí personalmente me “rallaría” ver cómo me habla mi pareja a mí y cómo lo hace con otras personas. A lo mejor descubriría que es otra persona completamente distinta a la que yo conozco.

-Imagino que eso lo hacemos todos. Nadie es unilateral, todos tenemos varias caras...

Imagino que sí, pero seguro que desconcierta. Y en esos momentos seguro que quieres hablar con tu pareja. Y como te digo eso, puede ser que a tu pareja no le gusta bailar y de repente, en otra situación, lo primero que hace es ponerse a bailar.

-Siempre se dice que cada pareja es un mundo.

Sí. Por eso “La isla de las tentaciones” demuestra que el pacto entre cada pareja es lo importante. Y no tiene que avergonzarnos sea lo que sea lo que elijamos. El resto no debemos juzgar tanto porque partimos de estereotipos y no siempre se cumplen. Como dice Mónica Naranjo, no siempre una infidelidad acarrea de inmediato una ruptura. A lo mejor une y nosotros no somos nadie para juzgarlo. Sí nuestras propias vidas, pero no las relaciones que establecen los demás libremente. Más allá de las parejas que acuden al programa, que son unos valientes y forman parte del mundo del reallity, hay un entramado que es la vida real.

Sandra Barneda, presentadora, Mediaset, canal youtube, Nagore, Telecinco

-¿Por qué incides tanto en que no debemos juzgar a estas parejas?

Porque es importante no juzgar la actuación de los demás. Una cosa es comentar tu punto de vista y otro es descalificar porque no estás de acuerdo con esa actuación. A partir de ese análisis es cuando puedes entender qué le está pasando a esa persona y establecer unas pautas de qué sería lo correcto. Ojo, nadie estamos libre de pecado. Tú puedes decir que no eres celosa, pero a lo mejor te ponen en una situación determinada y empiezas a cuestionarte. Porque el miedo es libre y cuando menos te lo esperas, te asalta el miedo del abandono, de no sentirte querida.

-¿En el debate se va a incidir, sobre todo para la gente joven, que los celos no conducen a ninguna parte?

Sí. Tendremos una psicóloga que nos asesorará de por qué se dan situaciones de celos y qué significan. Cuidado, que los celos se dan igual en la gente joven que en la madura, que tampoco ha resuelto el tema. Tal vez por eso se separa una pareja en España cada cinco minutos. Respecto a la gente joven, yo soy de las que quiere ver el vaso medio lleno, no medio vacío. Hay una hornada de gente joven que se deja dominar por los celos, pero también hay otra muy liberada, que ni siquiera tiene problemas para relacionarse con uno u otro sexo. Eso que se llama el género fluido. Cuando yo era joven siempre decía: “No me juzguéis porque soy joven”.

-¿Qué es lo que más influye hoy día para que las parejas se separen?

Que tenemos poca paciencia. El tema de las redes sociales, donde se establecen relaciones muy superficiales, el WhastApp...Creo que cuando hablamos de pareja todavía tenemos en la cabeza el concepto de VHS, pero en la vida real estamos en la era digital. En la pareja seguimos siendo muy tradicionales de puertas para afuera.

-Se ha adelantado que en el debate participará Alejandra Rubio, la hija de Terelu Campos.

Sí y me parece estupendo. No la he elegido yo sino que es una decisión que tiene que ver con la dirección del programa y con la productora. La voy a hacer currar mucho, como a todos los colaboradores.

-Vamos, que no le vas a dar trato de favor.

Conmigo es difícil que pase eso.

-¿Qué es lo más complicado de conducir un reallity, Sandra?

Moderar el cruce de pasiones entre debatientes. Cuando el debate es en directo, las quince personas que están en plató quieren hablar y opinar a la vez, todos quieren su protagonismo, todos se creen que hablan poco y moderar eso es complicado. También es complicado, en caso de enfrentamientos, que no se mida el alcance. Allí yo me convierto en una generala, porque me gusta la argumentación, no la descalificación.

-¿Dónde está el límite en esos casos?

Tienes poco margen de actuación para reaccionar, pero nunca debes anteponer tu concepto de lo que está bien o mal. En cualquier caso, antes de que la sangre llegue al río, prefiero parar en seco un poco antes que un poco después. Es mejor calmar la situación tensa para luego seguir.

-¿Por qué crees que te han elegido a ti para moderar este debate?

Porque soy maravillosa (risas). Porque soy una moderadora de debates brutal (risas). Ahora en serio, llevo doce años trabajando en Mediaset y soy de las presentadoras que he podido combinar distintos géneros. Incluso si volviese a la actualidad, sigo teniendo para el público una credibilidad alta. Las cosas que hago son desde la honestidad y estoy encantada de volver a un debate y a un reallity. Me lo paso muy bien. En la vida hay momentos para reír, momentos para frivolizar y momentos para estar serios y hablar de otros temas. “La isla” es un formato para pasarlo bien y estoy encantada de volver al debate.

-¿Son ciertos los rumores que apuntaban a que Nagore Robles te quitó el trabajo de dirigir Hombres, Mujeres y viceversa?

En absoluto. Nunca se planteó que yo condujera ese programa durante la baja maternal de Toñi Moreno. Ese puesto ha recaído en Nagore y me alegro de que así sea. Le deseo toda la suerte del mundo.

-¿Cómo está tu corazón en estos momentos, después de tu ruptura con Nagore?

Estoy feliz, aceptando la situación que vivo. Una nunca se cierra al amor. Por mucho que quieras, no puedes cerrarte al amor. Cuando te enamoras, te enamoras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV