Ana Iglesias, la gran ganadora de 'Masterchef 8': "Me ha cambiado la vida"

Su buen talante, su discreción y por supuesto, su buen hacer en la cocina la han hecho ganadora de MasterChef 8.

ana iglesias winner of masterchef 8 in madrid
NurPhotoGetty Images

Su buen talante, su discreción y por supuesto, su buen hacer en la cocina la han hecho ganadora de MasterChef 8. Se trata de la joven Ana Iglesias Panichelli (apellido italiano este último), que a sus 24 años se ha llevado los 100.000 euros del premio y la beca de estudios de cocina. Es humilde y dice no creerse todavía haber ganado el talent de cocina. Ana estudió Derecho y ADE (Administración y Dirección de Empresas), aunque hasta ahora trabajaba de orfebre y tiene una marca de joyas que se llama “Dos primeras”.

Hace cuatro meses y medio, Ana cruzó las puertas de las cocinas de “Masterchef 8” para cumplir su sueño de dedicarse a la cocina profesional. Y lo ha conseguido gracias a su trabajo, sacrificio y superación. El lunes pasado, más de tres millones de personas acompañaron a la empresaria madrileña, que se convirtió en la ganadora de la edición con mayor número de aspirantes. Es emprendedora, tiene dos hermanos (ella es la de en medio) y un novio desde hace cuatro años, aunque no piensa en boda de momento.

¿Cómo te sientes al ser la ganadora de “Masterchef 8”, la edición con mayor número de aspirantes de su historia y la más vista desde 2017?

No me lo creo todavía. Estoy súper contenta de haber ganado y feliz. Y sobre todo de que se me haya reconocido el esfuerzo estando ahí, un poco en la sombra, que parece que es al revés, que no destacas. No hay soñadores pequeños ni sueños demasiado grandes. Y... ¡Lo he conseguido! Estoy emocionada y contenta.

ana iglesias levanta el trofeo de masterchef 8
MOEH ATITAR

¿Creías que ibas a ganar?

Yo pensaba que Iván iba a ganar, que yo quedaría segunda y que Andy, tercero. Y antes de la final, siempre apostaba por Luna, aunque fuera un poco caótica. Sólo me di cuenta de que iba a ganar cuando los jueces me dieron su valoración en la final.

Allí estaban tu padre y tu novio. ¿Qué es lo primero que te dijeron?

No me lo esperaba para nada y sólo me abrazaban y lloraban. Hacía tanto tiempo que no les veía (durante cuatro meses los participantes de Masterchef 8 estuvieron confinados en la casa), que verles fue un gusto, la verdad.

Llevas saliendo cuatro años con Rodri, tu novio. ¿Coincidís en vuestra profesión?

Nada que ver. Él trabaja en un proyecto de Máster on line y yo me muevo entre una empresa de joyas y la cocina, mi otra gran pasión. Rodri cocina muy bien, pero sólo lo hace para sobrevivir (risas).

¿Qué vas a hacer con los 100.000 euros que has conseguido?

De momento, los voy a invertir en seguir formándome y cuando haya terminado, ya veré qué proyecto monto con lo que me sobre.

ana iglesias levantada por sus compañeros en masterchef 8
MOEH ATITAR

Además del dinero, ¿qué te llevas para casa después de pasar por el programa?

Me llevo una experiencia increíble. He conocido a gente maravillosa y he aprendido a estar con gente muy distinta y lo que ello conlleva.

¿También te llevas amigos?

Me llevo cinco buenos amigos. Lo que vale es la calidad más que la cantidad.

¿Con qué miembro del jurado has conectado por qué?

Creo que con Jordi porque le he visto más cercano. Tal vez por edad y también por carácter.

¿Te reconoces en la definición de “ganadora ejemplar, humilde y que nunca pierde la sonrisa” que te han atribuido por no entrar en discusiones o pullas que ha habido entre otros concursantes a lo largo de esta edición?

Tal vez porque soy humilde me da vergüenza lo de “ganadora ejemplar”. No sé si mis compañeros me han considerado un rival fuerte o no, pero, la verdad, es que efectivamente no he querido meterme en ningún jaleo. Siempre he querido ser yo, que es lo más importante.

Si tengo algo bueno es que nunca pierdo las ganas de sonreírle a la vida. Y aunque mis compañeros hayan tenido sus cosas y algunas pullitas, en realidad, son geniales y nos llevamos fenomenal.

¿Cuáles son tus cualidades más destacadas?

Soy perseverante, trabajadora y luchadora. Soy Escorpio, del 26 de octubre.

De todo lo vivido en esta edición, ¿qué ha sido lo más duro y lo que no cambiarías por nada?

Lo más duro ha sido estar tan lejos de mi familia, de mis padres, de mis dos hermanos, de mi novio, de mis amigas..., sobre todo en los momentos de bajón. El querer contarles algo y no estar ahí, el no poder darles un abrazo ha sido tremendo. Lo mejor ha sido haber conocido a gente maravillosa. Y lo que no cambiaría por nada... a los grades amigos que he hecho en la casa, que me lo han hecho tan fácil.

ana iglesias cocina en la final de masterchef
MOEH ATITAR

¿Recomiendas participar en “Masterchef”?

Por supuesto. A mí me ha cambiado la vida, pero aunque no hubiera ganado, creo que es una experiencia que merece la pena vivir. Además de la cocina ha sido muy interesante adentrarte en el mundo de la televisión, de las grabaciones...De jovencita, en el cole, lloraba porque tenía pánico escénico total y ahora, la experiencia me ha gustado.

¿Te ves haciendo un programa de cocina en televisión?

De momento no. me voy a concentrar en cocinar sin parar. El reto del Basque Culinary Center (el Máster en cocina, Técnica y Producto impartido por ese centro), es muy importante para mí. Quiero aprovecharlo y sacar notazas porque me apetece muchísimo, así que ese es el siguiente reto que tengo en mente y voy a por él. Además, yo nunca he salido fuera de casa a estudiar un Erasmus ni he vivido fuera, e irme a ese centro a estudiar y a aprender muchísimo, me parece una experiencia fantástica.

¿De dónde te viene tu afición por la gastronomía?

Desde pequeña siempre me ha gustado disfrutar de la comida. Cuando iba a visitar las casas de mis amigas y probaba los platos caseros que cocinaban sus madres, quería imitarlas y hacer una buena cocina tradicional.

¿Cocinabas en tu casa, con tus padres?

Con ellos no, pero sí con mi abuela paterna, que es la que ha vivido aquí porque mis abuelos maternos han vivido siempre en Argentina. Pero la afición ha sido más cosa mía que inculcada por mi abuela.

¿Vas a compatibilizar la orfebrería y la cocina?

Mi meta es poder hacer las dos cosas sin tener que abandonar ninguna. Además, con la firma de joyas, que se llama “Dos primeras” acabo de sacar una colección de delantales, de manteles...Va ligado a mi paso por “Masterchef” porque para pasar el casting me diseñé un delantal que gustó mucho y como me dio suerte, he querido compartirlo. Por eso he lanzado una línea de delantales, manteles, servilletas y todos los accesorios unidos a la cocina, para unir ambos conceptos, el de cocina y moda.

ana, ivan y andy en masterchef 8
MOEH ATITAR

¿Cuándo decidiste emprender y convertirte en empresaria?

Cuando tenía 20 años y estaba estudiando Derecho y ADE. Empecé con la firma de joyas como un “hobby”, haciendo mis cositas y vendiendo pendientes, pulseras y colgantes a la entrada de la universidad y en el metro. Poco a poco vi que gustaban y monté la página web y luego pasé al taller y monté un equipo, que es muy bueno y me apoya en todo.

El lema de tu marca de joyas es: "Prefiero usar flores en mi cabello que diamantes alrededor de mi cuello". ¿Pecas de modesta?

Ese lema indica que en mi marca no vendemos lujo ni diamantes sino cosas alegres, llenas de color y con un toque hippy. Nuestra marca tiene flores por doquier porque todos nuestros productos están ligados a la frescura, a la primavera, a la alegría.

Precisamente, el último día de Masterchef presentaste un entrante, “Plato y joya como lujo”, en donde combinabas tus dos profesiones...

Sí. En ese plato intenté dar un valor propio de una final, con un plato con ostras y un consomé de jamón con granizado de melón. La complejidad que tiene cocinar un plato bien hecho es similar a lo que cuesta crear una joya y es un lujo poder degustarlo.

-l plato principal que presentaste, “Memoria” recibió un “3 estrellas Michelín” del chef Joan Roca. ¿Qué plato viene a tu memoria de jovencita?

Un plato de carne con salsa, en la que mojabas pan y te chupabas los dedos de lo bueno que estaba. Opté por el pichón porque me parece propio de una final.

El último plato con el que te convertiste en ganadora se llama “Capricho”, un alfajor deconstruido en honor a tus raíces argentinas. ¿Tú eres una mujer caprichosa?

Para nada. Y eso no quiere decir que de vez en cuando pueda darme un capricho, como un postre o comprarme la camiseta que me apetece. Pero en general soy más bien austera.

El 14 de julio, la editorial Espasa publica tu propio libro de recetas. ¿Cómo te sientes?

Muy emocionada. Nunca pensé que llegaría un momento así. A ver cómo lo recibe la gente porque mi libro tiene recetas fáciles, tradicionales y económicas, que gustarán a todo el mundo.

¿Sigues las recetas de algún chef en particular?

En la casa de “Masterchef” nos pasábamos el tiempo consultando recetas porque se aprende muchísimo. Estamos tan acostumbrados a internet que apenas valoramos los libros, pero tocarlos, escribir indicaciones encima de cada receta y hacerlo todo paso a paso es mejor que un vídeo. Soy seguidora de Martín Berasategui y de Jamie Oliver; los dos me gustan mucho.

Tus padres no te dejaron formarte en cocina y por eso estudiaste Derecho y ADE. ¿Qué te han dicho ahora, al ganar Masterchef?

Están súper orgullosos de que haya alcanzado mis sueños. No pueden estar más contentos.

¿Qué opinas de la cantidad de fans que has hecho en tu paso por el talent culinario?

Estoy sorprendida. Recibiendo un montón de mensajes cariñosos y lo agradezco una

barbaridad. La gente no puede ser más mona. Agradezco mucho el apoyo que estoy recibiendo y afortunadamente tengo pocos “hater” (odiadores). Y los que aparecen, se contrarrestan con las opiniones de los fans que le instan a que no molesten. Me siento muy defendida (risas).

¿Qué vas a hacer este verano? ¿Te vas de vacaciones?

De momento sé que me voy a ir una semana de viaje con mis amigas, a Cádiz, en agosto y el resto no lo he planeado todavía. No he tenido tiempo.

¿Te ronda por la cabeza independizarte de tus padres, con los que sigues viviendo?

La verdad es que no, de momento. Ya me independizaré cuando me vaya a estudiar al Basque Culinary Center, pero no he pensado más allá.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV