Jesús Castro ('Masterchef Celebrity 5'): "Jordi es un gallo en el programa y yo en la vida"

El actor, uno de los concursantes de 'Masterchef Celebrity 5', ya ha tenido su primer enfrentamiento con el jurado.

jesus castro en las cocinas de masterchef celebrity 5
Javier Herraez

Al actor de El príncipe, Mar de plástico, Secretos de Estado o Brigada Costa del Sol y ahora es uno de los concursantes de Masterchef Celebrity 5 y por lo que hemos podido ver, ha empezado “calentito” con su enfrentamiento con Jordi Cruz, uno de los miembros del jurado. Hablamos con él desde Vejer de la Frontera (Cádiz), su pueblo.

¿De dónde te viene tu afición a la cocina?

De mi madre y desde bien pequeño porque soy muy glotón. Me gusta comer y cuando tenía hambre le preguntaba a mi madre que cuánto le quedaba a la comida. Si me contestaba: media hora, yo no paraba de preguntarle que por qué ese tiempo y terminaba explicándome: media hora porque se tiene que pochar la verdura, luego hay que añadir vino blanco…y así empecé a meterme en el mundo de la cocina. ¡Mira las cosas que hace el hambre! (risas).

¿Antes de presentarte a “Masterchef” has pedido consejo a algún cocinero de prestigio?

No. Justo pillamos la pandemia y todos los restaurantes de Madrid, que es donde vivo, estaban ncerrados.

Sin conocimientos de alta cocina, ¿está siendo más duro el concurso de lo que esperabas?

Yo creía que los espectadores querían ver a la gente conocida sudar la gota gorda, pero creon que al final quieren mas “show” que otra cosa. Es verdad que el programa es duro, pero creían que íbamos a trabajar más.

This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Antes de arrancar el programa ya hemos visto que tu relación con Jordi Cruz no es muy amigable…

La sangre llegará al río (risas). En el primer programa fue él quien me preguntó si había ido allí a pelearme con él y yo me limité a contestarle si era él el que había ido a pelearse conmigo. No hice más que entregarle el plato que había cocinado y se vino arriba el hombre.

¿Os habéis encontrado dos “gallos” en el mismo corral?

Jordi está acostumbrado a ser un gallo en su programa y yo también soy un gallo en mi vida; me da igual dónde esté. Él me enseñó el diente y yo le enseñé que también tenía dientes. Nos los vimos y ya está.

¿Qué tal con el resto del jurado, con Samantha y con Pepe?

Bien, bien. Y con Jordi también; no tengo ningún problema. Fue un comienzo un poco tenso, pero sin más. De hecho Jordi es de los que más me gustan “currando”.

jesus castro desafía a jordi cruz en masterchef celebrity

¿Cuál es tu plato estrella?

La verdad es que después de Masterchef ya no lo sé. Estoy perdidísimo. A mí se me dan bien los arroces, cocer el marisco…pero cuando llegas al programa, lo que creías que se te da bien, se te acaba dando por el culo…Te rompen los esquemas completamente.

¿Con qué concursante has hecho migas?

Desde el primer momento me compenetré muy bien con Juan José Ballesta. Seguramente porque el chaval es muy de verdad, muy de barrio, de su familia…Además es muy trabajador y me cayó en gracia rápido. Hemos tenido muy buen rollo durante todo el concurso. Piensa que somos los dos más jóvenes…

Nicolás Coronado también es de vuestra quinta, más o menos….

¡Es verdad! Nicolás lleva un señor por dentro. Es súper tranquilo. En un momento de tensión es muy bueno hablar con él porque a todo le quita peso, lo explica todo muy bien. Es muy majo, muy espiritual para los que somos más viscerales.

¿Eres competitivo? ¿Te ves ganador?

Soy muy competitivo, pero jamás perjudicaría ni pisotearía a ningún compañero por ganar absolutamente nada. Va en contra de mis principios y mis valores. Voy a intentar trabajar duro, a aprender todo lo que haga falta y que gane el mejor. A mí no me gusta perder, pero además de ganar o perder, hay cosas en la vida igual de importantes, como disfrutar del proceso y ser buen compañero.

¿Has vivido algún momento difícil?

Me he cabreado conmigo mismo, pero por afán de superación. Me encanta salir de mi zona de confort y por eso me presenté a “Masterchef”. Obviamente no quiero montar un restaurante, pero aprender otra metodología de trabajo en la cocina, que ya de por si me gusta, me pareció muy interesante. Y en el paso por el programa he aprendido muchísimo. Eso sí, tal y como empezamos el primer día, he estado todo el tiempo con la mosca detrás de la oreja y a la defensiva, sobre todo para que no me zumbaran.

¿Te has cabreado con alguien más?

No. No me vais a ver perder el control. En momentos de tensión contaba hasta 500 porque era consciente de que no estaba en mi casa sino en un programa, con una cámara a cada metro.

¿Veremos algún momento álgido entre los concursantes?

Hemos vivido momentos de tensión, pero piensa que la mayoría de los concursantes llevan mucho tiempo dedicándose a la tele y saben perfectamente a qué jugar y a qué no y cómo comportarse cuando está la cámara delante.

Dicen que “Masterchef” refleja la auténtica personalidad de sus invitados.

Tengo mis dudas. Supongo que cada concursante tiene una experiencia y habrá gente que ha sacado su yo interior o han logrado sacarle de quicio, pero no es mi caso. No he dejado que el programa me llegue a afectar tanto.

This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

¿Te ha sorprendido alguien que no imaginabas cocinando?

Quizás Juan José Ballesta. No tenía mucha pinta de que supiera cocinar y me ha sorprendido lo que controla. Igual caza una perdiz que la pela. Entiende muchísimo de carne, de pájaros, de desollar conejos…de todo lo que esté relacionado con el campo.

¿Influye la suerte?

Bastante. Todo depende del miércoles, que son las pruebas de exteriores. Ese día se elige un equipo que ve todo desde la galería y otro que lucha entre sí; eso ya es azar porque te estás jugando la alineación. Recuerdo que vi la temporada en la que participaba Carmen Lomana y se tiró siete semanas en la galería, así que la suerte influye y mucho.

¿A qué asociación u ONG darías el dinero si ganas?

A ACOVE, una asociación de mi pueblo, Vejer, que ayuda a niños con todo tipo de problemas. No me voy a ir a África si aquí, en mi pueblo, lo están pasando mal.

En tu casa ¿quién cocina? ¿Tú cocinas para tu familia, para tu chica, para tus amigos…?

Yo cocino siempre, menos cuando estoy en Vejer, que cocina mi madre y así ganamos todos. Bueno y porque vivo en Madrid y echo de menos sus guisos. Solamente cocino aquí las almejas a la marinera o al vino blanco, que mi madre prefiere que las haga yo.

¿Has cocinado mucho durante el confinamiento de primavera?

Si, pero salía tan saturado de cocinar en “Masterchef” que llegaba a casa y me pedía un “Burguer King”, la verdad. Tanta sofisticación la compensaba con una hamburguesa o unas alitas de pollo (risas).

¿Ahora vas a un restaurante de forma distinta a antes de concursar?

Antes, como me gusta la cocina, ya me fijaba en el esfuerzo del chef para hacer un buen plato y también si el producto es fresco o congelado. Para eso no hace falta ser Jordi Cruz; solo tener buen gusto.

Hablemos de tus nuevos proyectos. Estás en la segunda temporada de la serie “Madres. Amor y vida”. ¿Cómo es Charlie, tu personaje?

¡Es buen pájaro! Charlie es la pareja de una chica que tiene a alguien muy cercano ingresado en el hospital donde se desarrollan las historias. Es tatuador y se verá que su personalidad no es demasiado estable.

Tienes por estrenar dos películas. Una es “Mi gran despedida” y la otra es “Hombre muerto no sabe vivir”, que se presentaron en el Festival de Cine de Málaga.

En “Mi gran despedida” hago un pequeño papel, Sebas, un chico de Cádiz que se va a casar. Trabajar en mi tierra siempre es un placer y más en esa historia de mujeres, que me hacía especial ilusión. Hay que apostar más por ese tipo de proyectos que hablan de mujeres que tienen dilemas en su vida, mujeres luchadoras que intentan superarse cada día, mujeres fuertes, como son la gran mayoría y “Mi gran despedida” refleja perfectamente eso. Y en “Hombre muerto no sabe vivir” me convierto en Trijillo, que quiere llegar a ser el capo de todo lo que se mueve en Málaga y en la Costa del Sol. Hasta ese momento tiene el poder la vieja escuela, personificada en el actor Antonio Dechent y con Paco Tous, Nancho Novo, Juanma Lara…Trijillo tiene muy mala hostia y también nuevos métodos para intentar arrebatar el poder de la zona a los más mayores y que él cree que ya están obsoletos. Para jugar al dominó y poco más (risas). Espero que esta película se estrene en 2021.

Parece que la pandemia no te ha afectado demasiado en tu trabajo.

Todo lo contrario. Se me han caído un par de proyectos, uno de televisión y otro de cine, bastante interesantes porque por el tema del coronavirus se han retrasado y aún hoy no sabemos si se van a hacer o no. De todas formas yo ya tendría que volver a Madrid y dejar mi Vejer natal, pero veo que la situación en la capital vuelve a estar delicada.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV