Velázquez cambia de color en ‘El Ministerio del Tiempo’: “Por primera vez veremos los momentos dramáticos del pintor”

En el capítulo de esta noche, en el que participan Fernando Cayo y Nadia de Santiago, la patrulla viajará a 1808 para impedir que Napoleón acabe con la vida de un antepasado de Adolfo Suárez.

image
Julián Villagrán

Parecía predestinado a interpretar a Velázquez desde que hace 15 años se metiera en su piel por primera vez en el parque temático Isla Mágica de Sevilla. Aunque lo ha llegado a vivir como una responsabilidad, Julián Villagrán asegura que está cada vez más tranquilo y nos desvela su secreto para convertirse en uno de los personajes favoritos de los seguidores de El Ministerio del Tiempo: “Me dejo llevar y trato de divertirme”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué sentiste cuando te ofrecieron el personaje?
Una responsabilidad, pero he tratado de no ponerme una exigencia fuerte, porque me hubiera paralizado. Me gusta cómo esta escrito, entre lo cómico y lo ególatra, así que me dejo ir y trato de divertirme, aunque me haya documentado bastante antes y durante la grabación.

¿Cómo lo preparaste?
Leí mucho sobre él y me ceñí a cómo lo habían dibujado los guionistas porque no se sabe mucho de su personalidad. Hay datos de los cuadros, algunas fechas… Así que, a partir de ahí, hemos creado nuestra propia versión.

El Museo del Prado sí que lo habrás visitado…
Claro, pero lo conocía ya de antes.

Y a ti, ¿qué tal se te da dibujar?
Fatal, muy mal

¿Qué diría Velázquez si te viera?
No tengo ni idea, me gustaria saberlo.

Te has convertido en uno de los personajes favoritos de los ‘ministéricos’.
Estoy muy agradecido al público y a la respuesta que ha tenido Velázquez en las redes. Se me hincha el pecho de orgullo.

¿Te reconocen por la calle?
No mucho. Llevo bigote, pero no es tan largo como el del personaje, me añaden un poco. ¡Estoy deseando quitármelo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Y qué tal llevas el éxito?
Estoy encantado de formar parte de esta serie tan arriesgada y educativa, pues acerca al público la historia de España.

Lo más gratificante de interpretar a Velázquez…
Me gusta mucho cómo han escrito al personaje los guionistas: que alguien tan influyente en la historia del arte como él se pueda enamorar de Picasso me parece una genialidad.

El capítulo del 11 de abril estará centrado en tu personaje, ¿verdad?
Sí, volveréis a verme de misión, esta vez con Irene [Cayetana Guillén-Cuervo], con quien apenas había tenido relación. Iremos al siglo XVIII. Nos reimos muchísimo grabándolo.

¿Y descubriremos nuevas facetas suyas?
Veremos sus momentos más dramáticos.

¿A quién te gustaría encontrarte en los pasillos del Ministerio?
A más pintores, como Goya o Dalí.

¿Qué cameos te han hecho más ilusión?
Me he divertido muchísimo con Hugo Silva y ha sido genial coincidir con Manolo Solo, con el que ya he coincidido en 16 trabajos.

Si pudieras viajar en el tiempo, ¿en qué época te gustaría vivir?
Me encantaría conocer la España de antes de la Guerra Civil. No tanto por la República sino por cómo éramos entonces.
¿Qué proyectos tienes?
Seguir en Web Therapy, donde interpreto al hermano de la protagonista, Eva Hache. Y tengo muchas películas por estrenar: Wild Oats, con Jessica Lange y Shiley McLane; The Promise, con Oscar Isaac y Christian Bale; María y los demás, donde también participa mi hermana Aixa; y Quatretondeta, la ópera prima de Pol Rodríguez, que estrenaré en el Festival de Málaga.

De no haber sido actor…
Habría sido músico: soy guitarrista, rockero, popero y electrónico.

¿Y eres tan divertido como los personajes que interpretas?
Bueno, tengo mis momentos de hacer el payaso, pero también tengo mala leche ¿eh?

¿Y qué o quién te hace reír?
Muchas cosas. Últimamente soy muy fan de Martin Freeman. Lo había visto en El Hobbit pero me ha conquistado en la serie Fargo.

¿Qué más series ves?
Ahora estoy con House Of Cards; soy fan a muerte de Los Soprano, de Breaking Bad y me ha atrapado la ficción documental Making a Murderer de Netflix.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV