Corrupción en la Costa Azul: así es la ‘Marseille’ de Netflix

Ya está disponible la primera ficción francesa de la plataforma, protagonizada por Gérard Depardieu y Benoît Bengamel. Narra la lucha a muerte entre los políticos por conseguir el poder en esta ciudad conectada con la mafia.

Algunas veces, los hombres de paja que escogen los políticos corruptos para sus ‘negocios b’ se revelan y eligen el camino correcto o, al menos, se niegan a seguir obedeciendo órdenes. Eso es lo que le pasa al atractivo y ambicioso Lucas Barrès (Benoît Magimel), sucesor de Robert Taro (Gérard Depardieu), alcalde de Marsella durante 25 años. Un día, cuando preparan las elecciones, replica: “Señor, sé que usted me tomó bajo su ala, pero ha llegado la hora de dejar el nido”. El Espantapájaros, como le llama el mandatario, se niega, como segundo en el mando, a dar su aprobación para que la mafia marsellesa construya un casino en el casco viejo de la ciudad. Lo podemos ver en Marseille, la nueva serie de Netflix.

Ambición, crimen y pasión son los ejes principales de la primera producción francesa realizada por esta plataforma digital. Compuesta por ocho capítulos, es también la historia de una saga. “Todos hemos trabajado en Marseille como si fuese una película de varias horas, una gran producción –asegura el director galo Florent-Emilio Siri, con quien hablamos en un encuentro internacional en París–. Rodar con tanto tiempo e independencia me ha permitido analizar las relaciones de mis personajes como si fuesen pequeños insectos luchando por su libertad y con la ciudad más cinematográfica de Francia como fondo, con una luz maravillosa y el Mediterráneo llenándolo todo”.

Con este trabajo, el cineasta debuta en la televisión junto a su actor fetiche, Benoît Magimel, protagonista de tres de sus películas Un minuto de silencio (1998), Nido de avispas (2002) y Cloclo (2012), y de la mano de uno de los imprescindibles de la escena gala, Gérard Depardieu como un Frank Underwood pasional, de hecho la ficción ha sido saludada por la crítica como un House of Cards a la francesa.

“No habría aceptado dirigirla sin Depardieu. Robert Taro es él, igual que Magimel es su delfín. Son los mejores actores de nuestro país y tenían que liderar este proyecto, una historia importante, entre otras cosas, porque la van a ver 81 millones de personas, los suscriptores de Netflix en más de 190 países”, concluye el realizador, que confía en que al público español le guste porque “trata sobre la familia y las ambiciones, dos temas universales”.

En la cita en París, Teleprograma.tv también pudo charlar con Benoît Bengamel. Especializado en personajes intensos pero tranquilos y poco habladores (La pianista, Pequeñas mentiras sin importancia), sorprende en persona como un tipo simpático que disfruta en las entrevistas. “Me gustaría haberte atendido con más tiempo”, asegura.

¿Cómo ha ido la grabación?
Era mi primera serie y tenía mis precauciones, pero Netflix trabaja como si se rodase una película. Todo más largo y dura más tiempo, pero igual. Grabábamos con dos equipos de forma milimétrica, sin margen para la improvisación, con el fin de aprovechar sobre todo el trabajo en exteriores.

¿Cómo es el vicealcalde, Lucas Barrès?
Es un personaje muy complejo, tiene contradicciones, pero creo que es sincero en sus acciones. A veces es un terminator total.

Vuelves a ser el malo.
Depende mucho de la edad. Antes hacía papeles de joven ingenuo pero preparado para la acción y ahora, con 42 años, ya no tengo ese cuerpo y puedo ser más interesante y peligroso (risas).

¿Por qué Marsella como escenario?
Es una ciudad única en Francia por su identidad. Tiene un enorme puerto que recibe mercancías y tendencias del exterior pero, a la vez, posee tradiciones familiares y religiosas muy del interior. Es un lugar genial.

¿Crees que se parece a House of Cards?
Puede que haya algunas semejanzas por tratar temas políticos, pero aquí importa mucho la familia. Es una serie mediterránea, pasional, nada que ver con el ambiente de Washington. ¡Hasta aparece un grafiti enorme de Zinedine Zidane!”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV