Desvelado el misterio de ‘American Horror Story’: así empieza la pesadilla en la casa del bosque

Dos actores para un mismo personaje y la mezcla del documental con el género de terror, principales novedades de la sexta temporada.

image
American Horror Story: My Roanoke Nightmare

Ha sido uno de los secretos mejor guardados, pero ya ha salido a la luz, aunque aún quedan incógnitas en el aire. La sexta temporada de American Horror Story, que lleva por subtítulo My Roanoke Nightmare, se estrenó anoche en Estados Unidos. Ryan Murphy ha apostado por una vuelta a los orígenes con varios giros originales.

El primero, es que la historia se cuenta a través de dos puntos de vista: los protagonistas la narran a modo de documental mirando a cámara y sus testimonios se van intercalando con la historia real, interpretada por otros actores.

El primer capítulo gira en torno a Matt (Cuba Gooding Jr. en la ficción y Andre Holland en el documental) y Shelby (Sarah Paulson en la ficción, Lily rabe en el documental), una pareja que, tras sufrir un traumático ataque en una calle de Los Ángeles, decide mudarse a vivir a una casa en mitad de un bosque. Al llegar allí, los lugareños no les reciben todo lo bien que esperaban: muchos de ellos uerían quedarse con la casa, pero los recién llegados la ganan finalmente en una subasta. En cuanto se instalan, empiezan a sufrir ‘ataques’ al más puro estilo Luz de gas. Algunos de ellos son provocados por una misteriosa compaña de hombres de negro que portan antorchas, pero en otras no se llega a distinguir al autor… Eso sí, todos parecen tener una misteriosa seña de identidad: unos muñecos hechos con paja y atados con cuerdas como una tela de araña.

Cuando Matt tiene que hacer un viaje de trabajo envía a su hermana Lee (Angela Bassett en la ficción y Adina Porter de cara a la cámara) para que acompañe a Shelby durante esos días.

Esta trama se mezcla con episodios que la protagonista vive sola y que provocan la incredulidad de su marido, como una lluvia… ¡de dientes humanos!

El título de esta nueva entrega, que recupera la esencia de la primera temporada de la ficción haciendo homenaje al género de terror en estado puro y que también hará guiños a los ritos satánicos, hace referencia a la famosa Colonia Perdida de Roanoke, un grupo de ingleses que desapareció sin dejar rastro e una zona de Carolina del Norte durante la Guerra anglo-española. Todavía hoy no hay ninguna prueba definitiva que pueda dar alguna pista sobre lo que ocurrió.

Lo que aún no está claro es si la temporada desarrollará esta primera historia o cada capítulo se centrará en una trama distinta. Lo cierto es que al finalizar el episodio piloto (con la protagonista perdida en medio de un bosque poblado por terroríficos seres, entre ellos, una aterradora Kathy Bates que parece ser la ‘dueña’ del bosque), la historia de Matt y Shelby no ha concluído, por lo que todo indica que debería continuar. Lo que sí sabemos es que los protagonistas (al menos ellos) no mueren, ya que están contando a cámara lo que les pasó… Y eso sí, hasta ahora, ni rastro de Lady Gaga…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV