Elisa Mouliaá enamora a Rubén Cortada en ‘Olmos y Robles’: “Afronto mi personaje más maduro”

Hablamos en profundidad con la actriz sobre su papel en la comedia costumbrista, de su corta pero exitosa carrera y de sus planes de futuro, ya que no descarta probar suerte en Estados Unidos.

image
Elisa Mouliaá

He pasado por la inocencia de Irene en Águila roja, por la rebeldía de Lola en Rabia y por la histeria de Manuela en Buscando el Norte. Ahora afronto mi personaje más maduro”. Palabra de Elisa Mouliaá. La joven actriz llega esta noche a Olmos y Robles como la juez Nora Salgado, que además de resolver los casos de Ezcaray, tendrá una relación amorosa con el Robles de Rubén Cortada.

Pasas de espectadora de Olmos y Robles a protagonista. ¿Qué va a ver el espectador esta segunda temporada?
Se presenta con más misterio y thriller que nunca, con una calidad artística en la fotografía inigualable y con un elenco cómico genial.

Y llega Nora Salgado. ¿Cómo es?
Nora es jueza provincial de La Rioja desde hace cuatro meses. Ha llegado a ser lo que es por su tesón y constancia, porque ha estudiado muy duro para llegar donde está con tan sólo 30 años. Es una luchadora nata, es recta y profesional, pero también esconde un corazón noble y frágil, capaz de entregarse al cien por cien en lo racional y en lo emocional en cada tarea en la que se embarca. No le gusta defraudar a nadie.

¿Qué te gusta del personaje?
Me gusta que es muy diferente a mí, como casi todos los personajes que interpreto, aunque pongo en ellos cosas de mí para tratar de hacerlos más veraces. Me gusta la constancia y el rigor con el que trabaja, su seriedad y el cómo se toma las cosas. Me gusta su habilidad para conducir y dirigir situaciones y su destreza mental.

¿Qué tienes en común con Nora Salgado?
Soy igual de cabezota cuando me empeño con todo mi ser en algo.

¿Qué te gustaría tener de ella?
Su paciencia, su rigor, su espíritu investigador y su capacidad de síntesis.

¿Servirías como jueza? ¿Por qué?
A veces soy jueza, a veces psicóloga. A veces me gusta hacer justicia y que los criminales paguen y me gusta ver el por qué de las cosas o encontrar culpables. Otras veces me gusta ser más relativa y entender que cada situación se explica siempre por algo, que las circunstancias determinan la conducta de las personas y que no por ello dejan de ser responsables, pero si esclavas de una contingencia. Los actores somos así, nos ponemos en el lugar del otro.

¿Nora hará amigas o enemigas en Ezcaray?
Ni amigas ni enemigas. El puesto de Nora en Ezcaray es hacer justicia, resolver los crímenes, facilitar el papeleo y agilizar las investigaciones. Estará estrechamente ligada a la causa justa y estrechará lazos sólo con la Guardia Civil. Con el resto se mantendrá al margen.

Nora y Robles tendrán una relación sentimental. ¿Quién flecha a quién?
Es una de estas relaciones en las que dos personas idénticas se repelen de primeras y después no pueden evitar sentir atracción. Chocarán y saltarán chispas y al mismo tiempo tendrán momentos íntimos donde conectarán y se darán cuenta de que comparten muchas cosas en común.

¿Qué tipo de pareja será?
Es una pareja que pasará por muchas fases, desde el odio a la atracción, podríamos considerarla algo apasionada e intensa, pero que a la vez oculta muchas cosas. Es preferible no etiquetar, porque las cosas interesantes son así por ser peculiares.

¿Qué le atrae a Nora de Robles?
A Nora le atrae de Robles su seriedad, su mente complicada, sus recovecos y el corazón herido que esconde.

¿Cómo evoluciona la pareja?
Habrá que esperarse a verla, poco puedo contar...salvo que habrá marea alta, y marea baja, en calma, revuelta, y a veces brava.

¿Tiene futuro su relación?
Se enfrentarán a situaciones incómodas, tanto cómicas como dramáticas. Cada capítulo es una aventura en la que se resuelven casos delicados y en donde a veces arriesgan sus vidas.

Robles busca al asesino de sus padres. ¿Qué papel jugará Nora en la investigación? ¿Será ella su mayor apoyo emocional?
Nora ayudará a Robles en la investigación. Esto hará que se vayan acercando muy poquito a poco, muy sutilmente, como las buenas cosas. Se irán seduciendo sin querer, como el que quiere a escondidas y cuida de lejos.

Cuando supiste que ibas a ser la pareja de Rubén Cortada en la ficción. ¿Qué pensaste?
Que me apetecía mucho conocerle como persona y actor y tenía ganas de descubrirme en esta nueva experiencia. Que tenía ganas de empezar a trabajar y de que fuera ya mañana.

Ruben se incorporó más tarde. ¿Cómo fue vuestro primer día de grabación?
Un día muy generoso en el que ambos nos abrimos como actores y nos dimos a conocer el uno al otro. Fue también divertido grabar por primera vez en exteriores porque sin querer nos sentíamos más libres.

Teniendo sus ojos verdes en frente. ¿Resulta difícil concentrarse?
(Risas). Seguramente el espectador pueda pensar eso pero en la realidad del plató todo eso queda en segundo plano. Al final todo es más técnico de lo que parece.

¿Qué destacarías de Rubén como actor? ¿Qué te ha sorprendido de él en lo profesional?
Rubén es un gran compañero y muy generoso en escena. Estoy rodeada de un equipo excelente.

Te subiste a una serie en marcha. ¿Qué tal fue la incorporación?
Fue bastante fácil. El trato excelente, el buen humor de Pepe Viyuela y la generosidad de todo el equipo hicieron que el primer día pareciera vacaciones.

¿Cómo fue tu reencuentro con Pepe Viyuela, con quien hiciste el capítulo 100 de Águila roja? ¿Te allanó el aterrizaje?
Me dijo "Bienvenida a este lugar donde nos encanta hacer el indio". Y la verdad es que es una serie donde la comedia se huele por los pasillos, hay un ambiente maravilloso y rodarla está siendo una gozada.

Estás en el ecuador de la temporada. ¿Qué está siendo lo más gratificante?
La profesionalidad del equipo. Todo está muy bien cuidado y la dirección de actores es muy gratificante. Los directores se vuelcan con el equipo artístico y cada guion se lee de arriba abajo. El productor ejecutivo está siempre en el rodaje, manteniendo todo bajo control, y esto es muy positivo.

¿Tienes secuencias de acción?
He tenido que aprender Aikido, y la verdad que es un arte marcial muy suave y elegante, capaz de hacerte ver tu propio equilibrio, tu luz interior...me gustaría seguir practicándolo.

¿Cuál ha sido la secuencia más divertida de hacer?
Una en la que hablábamos sobre un cadáver que de pronto se puso a roncar en mitad de la toma.... nos aguantábamos la risa floja, pero fue imposible no desternillarse.

Hay invitados en los capítulos. Si pudieras elegir, ¿Qué actores te gustaría que vinieran a la serie para compartir secuencia con ellos?
Me encantaría que vinieran Francis Lorenzo, Miriam Gallego, Antonio Velázquez o Diego Martínez, actores a los que he cogido mucho cariño.

Grabáis en Ezcaray. ¿Qué es lo mejor de grabar allí?
Yo no puedo volver porque estreno en el teatro María Guerrero el 7 de septiembre y hasta el 18 no acabo, por lo que los exteriores intentarán cambiármelos a Madrid, es una pena. Ezcaray es un lugar fantástico para pasar unos días y perderte, una gastronomía alucinante y unos paisajes de ensueño.

¿Qué esperas que esta serie aporte a tu carrera?
A lo largo de mi carrera he tenido la oportunidad de cambiar de registros y desarrollarme como actriz. En el caso de Nora Salgado es un personaje que aporta madurez y seriedad a este arco de evolución artístico. En lo personal me está aportando gran pasión e ímpetu por su trabajo, algo que me llevo para mí.

Rubén viene de grabar en Brasil y Argentina. ¿Te tienda dar el salto internacional?
No descarto la posibilidad de irme allí en un tiempo a viajar y a hacer pruebas y empezar un viaje diferente. Ya he realizado pruebas para proyectos internacionales y no descarto en un momento pegar el salto, podría ser una posibilidad llena de luz. Pero por ahora mi prioridad es seguir trabajando en España que es donde me están ofreciendo proyectos tan interesantes como Olmos y Robles.

Águila Roja ha vuelto. ¿Vas a ver los capítulos que restan? ¿Te han chivado el final?
Por supuesto, no me lo pienso perder. Se ha guardado todo con mucho secreto y no sé nada así que estoy deseando poder verlo.

¿En qué otra serie española que no fuera la tuya te gustaria estar? ¿Y extranjeras?
Me encanta Stranger Things, Wayward Pines, Homeland. Me gusta la calidad de las series de Netflix y me gustaría trabajar en las producciones que prepara Movistar+. Creo que va a haber una revolución en la ficción española, del mismo modo que lo han hecho El Ministerio del Tiempo o Vis a Vis, por ejemplo.

En septiembre llega a Madrid tu obra. El cielo que me tienes prometido. ¿Por qué tenemos que ver la obra?
La obra habla de los tres tipos de amor verdadero: el amor perdido, el amor terrenal y el amor espiritual, y como la experiencia vital de La princesa de Éboli y su esclava Mariana confluyen en Teresa de Jesús, en esta obra que la humaniza por completo. El texto es una delicia y a obra en sí, la considero indispensable en la obra entera de Ana Diosdado, para los amantes de su vida.

Has llegado a 50 mil seguidores en redes sociales. ¿Qué te aporta estar en ellas?
Me aporta la cercanía con la gente que me quiere y que me apoya en mi carrera. Me acerca a ellos cada día y me da la oportunidad de agradecerles el calor y el cariño que recibo de ellos, que por otra parte me anima a seguir luchando y a no rendirme jamás.

“Somos actrices, no maniquíes. Nosotros contamos historias….” escribiste en twitter. ¿Qué te llevó a escribir eso?
Me indigna ver cómo la sociedad pone en cuestión constantemente los cuerpos femeninos. Me indigna que cualquier cosa o sea quien sea, se ría y se burle de otra. Alzo la voz porque lo considero importante y necesario, porque creo que si los que tenemos voz, aunque sea poquita como es mi caso, no lo hacemos...¿entonces quién lo hará? ¿debemos callarnos ante lo que nos hace daño como sociedad? Una cosa es dar una opinión política (de lo cual no estoy a favor) y otra hablar de derechos humanos y valores sociales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV