‘La Pelu’: La 1 abre este verano su particular ‘Camera Café’

Trabajadores y clientela se han unido en un original espacio donde los personajes viven anécdotas muy peculiares que prometen enganchar al espectador durante todo el verano.

image
La pelu

Un hijo ‘nini’, una aprendiz ‘choni’, un peluquero hípster, una amiga caradura… No falta nadie en esta peculiar peluquería de barrio regentada por Nati, una mujer que, sin permiso de su marido Pepe, usó el dinero de su prejubilación para montar su negocio. “Ella es la que intenta poner cordura, pero cuando se le va la olla, se le va más que a nadie”, asegura Chiqui Fernández, que da vida a la dueña del local.

Los trabajadores de La Pelu, la nueva serie de La 1, responden a unos arquetipos diseñados para hacer reír al espectador, igual que la clientela. Una hippy ecologista, una pija que no sabe cómo ha acabado ahí, una señora que viene cada día a cotillear… Se han unido para crear una sitcom apta para todos los públicos. “La peluquería es como un confesionario, por eso la idea de la serie es tan buena”, apunta Juanjo Cucalón, que da vida a Pepe.

Al más puro estilo Camera Café o Gym Tony, cuenta en capítulos cortos cómo es el día a día en el centro, pero las tramas van mucho más lejos. “Hay explosiones, astronautas… ¡Tiene un punto muy friki!”, afirma Bárbara Mestanza (Amar es para siempre), que da vida a Paloma, la ‘choni’. Está enamorada de Andrés, el hijo de los dueños. “Él vive en una realidad paralela”, desvela Adam Jezierski (Física o química) sobre su surrealista personaje.

Eladio Jareño, director de TVE, resaltó que el proyecto llevaba 10 años pensado y por fin se ha hecho realidad. Dirigida por Ricardo A. Solla y Jordi Vives, Jareño la define como una comedia “refrescante” y Chiqui Fernández considera que “es un formato ideal para el verano”.

Los actores han destacado el buen rollo que se ha creado entre ellos. “Adam ya es casi mi sobrino de verdad”, bromea Anna Gras (La casa de papel), que interpreta a Marga, la mejor amiga de Nati y alérgica al trabajo. “Nos llevamos tan bien que hasta nos echaban la bronca por reírnos durante las grabaciones”, confiesa Chiqui. Juanjo Cucalón apunta que la conexión con su compañera fue total. “Parecíamos un matrimonio en la vida real”.

El objetivo de esta alocada comedia es reunir a familias y amigos frente al televisor, que el espectador reconozca a los personajes en su vida cotidiana y, como afirma Guillermo Ortega, Miguel en la serie, “que enganche y divierta a todo el mundo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV