Julianna Margulies, la reina de 'Dietland' en Amazon

Tras siete temporadas como abogada en 'The Good Wife', Julianna Margulies se convierte en una influyente periodista de una revista de moda en 'Dietland', que Amazon Prime Video estrena el martes 5.

Esta producción de AMC, que estrena Amazon Prime Video, es más que una reivindicación contra el sexismo en la industria de la moda. Basada en el best seller de Sarai Walker, Dietland ('tierra de dietas', 2015), que se emite en medio de la lucha feminista global y el debate sobre los cánones de belleza y la influencia de la publicidad, presenta mujeres muy distintas pero con un objetivo común. El escenario, casi obvio, es la redacción de una revista femenina, Daisy Chain ('conexión en cadena'), y las calles de Nueva York. Al frente de la publicación, una mujer 'casi perfecta', Kitty Montgomery (Julianna Margulies), que en crueldad supera a la mismísima Miranda Priestly (Meryl Streep) de El diablo se viste de Prada.

En ese infierno trabaja Plum Kettle (Joy Nash), una escritora que en la sombra ayuda a las lectoras adolescentes a superar sus complejos de talla, mientras prueba sin éxito todas las dietas del mundo para perder los suyos. Pero el relato no se queda en el choque entre la tiranía de la imagen y la autoestima como salvavidas, ni siquiera en el discurso del empoderamiento femenino. En esta sátira divertida y perversa sobre la obsesión de la delgadez, se introduce una trama de thriller que lo remueve todo.

Decidida a someterse a cirugía para perder peso y lograr la aceptación socialque se merece, Plum conoce a un grupo de feministas radicales que pretende acabar con el poder masculino en cualquiera de sus variantes, cuando unos ejecutivos acusados de abusos sexuales aparecen muertos. Margulies lo retrata todo como un "espectáculo vulgar, una comedia negra con un lenguaje grueso", que ha prohibido ver a su hijo Kieran, de 10 años. Para alejarse de la letrada Alicia Florrick, su laureado personaje en The Good Wife, se coloca una peluca pelirroja, se calza unos tacones de vértigo y luce una delgadez extrema. Kitty debe dar la talla, poca desde luego, en el intrincado mundo de la comunicación, mientras se convierte en blanco de la facción extremista: "Entonces descubre que su influencia en los medios debe cambiar y que las normas anteriores no funcionan".

"Julianna es diabólicamente hermosa y su talento la hace perfecta para el papel. Estoy seguro de que tiene mucho que aportar a la audiencia", declara el productor Martin Noxon (Mad Men).
Dietland explora los problemas a los que se enfrentan las mujeres: el patriarcado, el empoderamiento, la misoginia, la autoexigencia… "La serie es una fantasía de la venganza femenina", explica la actriz.

El eslogan del tráiler es: "Únete a la revolución". La historia oportuna puede resultar terapéutica. Antes de fichar, Julianna realizó unas declaraciones sobre el acoso que sufrió en los años noventa por el actor Steven Seagal y del productor Harvey Weinstein, hoy en prisión tras entregarse en una comisaría de Nueva York.

Del primero, con quien hizo su primer papel (Buscando justicia, 1991), dice que la citó en un hotel para una audición:"Allí se aseguró de que viese su pistola; nunca había visto una en la vida real. Salí de allí ilesa, no sé cómo".

Para evitar que la situación se repitiera con Weinstein, acudió con su asistente: "Nos recibió en albornoz y había preparado una mesa para dos con velas. Me miró furioso y cerró la puerta diciendo: 'Solo quería desearte suerte en la audición'. Por supuesto, no logré el trabajo". Este papel llega tras dos fundamentales: Carol Hathaway, en Urgencias, y Alicia Florrick, en The Good Wife. ¿Será Kitty Montgomery otro referente?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV