Nathan Fillion, un policía novato en 'The Rookie'

A punto de cumplir 25 años de carrera 
y tras su éxito como ‘escritor’ de novelas policiacas, el actor canadiense Nathan Fillion se recicla con un personaje divertido y humano.

Nathan Fillion no es ningún novato. A punto de cumplir 25 años de carrera interpretativa, ha dejado su huella en la televisión con personajes como Richard Castle, el capitán Mal Reynols (Firefly) o Joey Buchanan (One Life to Live). Dos años después del final de Castle, el actor canadiense retoma un papel protagonista con The Rookie, una comedia dramática que TNT estrena el 17 a las 22.15, creada por Alexi Hawley, con quien ya trabajó en la serie sobre el escritor que colaboraba con la policía de Nueva York. “Pensé en diversas opciones; no se trata de coger el teléfono y hacer lo que quiera. Las oportunidades llegan cuando menos lo esperas y a esta oferta no pude decir que no”.

Hechos reales
Nathan Fillion es John Nolan, un hombre de 40 años que, tras un complicado divorcio y la marcha de su hijo a la universidad, decide dejar su trabajo en la construcción y mudarse a Los Ángeles para cumplir el sueño de su vida, ser policía. “Cuando se une al cuerpo, el LAPD, es el oficial novato más veterano de la historia del país”, dice el actor sobre su personaje, basado en hechos reales. “Conocí al hombre que lo hizo, pero hemos añadido algo. El tipo se encuentra con unos compañeros más jóvenes y más rápidos, y sus superiores no confían y no saben qué hacer con él. Se suele decir: ‘No puedes enseñarle trucos nuevos a un perro viejo’”.

The Rookie podría explorar los problemas existenciales de los personajes, pero prefiere centrarse en lo que significa llevar una placa de policía. “No queremos mostrar conflictos, sino que sea una serie aspiracional. Ver a los policías como nos gustaría que fueran”, señala el actor, que no dudó un momento en aceptar el papel, según comenta el creador, Alexi Hawley. “Cuando se le pidió que liderara el elenco apenas había pasado un año desde Castle, donde había hecho 173 episodios. Podría habernos dicho que no, porque no teníamos ni guion. Francamente, Nathan ha llegado a un punto en el que no necesita trabajar”. Pero el canadiense aceptó de inmediato y asume las labores de productor. “Uno de mis puntos fuertes es saber mantener las manos fuera del pastel. Dejo que Alexi haga la comida y yo pongo la pimienta”.

¿En plena forma?
La grabación se realizó el pasado verano, a más de 40 grados de temperatura en Los Ángeles y con largas jornadas de trabajo. “Pero incluso en el peor día, no hubiera querido estar en otro lugar”, asegura. Lo que no ha llevado tan bien es realizar escenas de acción a sus 47 años. “Con esos uniformes es muy incómodo, así que acabé haciéndome muy amigo de mi doble. Si en una escena de acción solo se ven mis rodillas al correr, ese no soy yo” (ríe).

A pesar de todo, Nathan Fillion no vive preocupado por la edad y se ve en el mejor momento de su carrera. “Antes siempre estaba de mal humor. Con los años he aprendido a tener paciencia. Soy muy afortunado porque puedo dedicarme a lo que siempre quise, tengo un empleo remunerado y todavía sigo siendo relevante. No me quejo”. Aunque desde el final de Castle –motivado por su mala relación con su compañera de reparto Stana Katic– se haya dejado ver poco, el actor niega que The Rookie sea el resurgimiento que muchos consideran: “No he vuelto del ostracismo ni nada de eso. Todavía estoy en un buen momento y cruzo los dedos para que siga así durante mucho tiempo. Espero lo mejor, apero me preparo para lo peor”.

Hay vida después de ‘Castle’
Solo duró una temporada pero Firefly quedó en la memoria de muchos espectadores y convirtió a Nathan Fillion en uno de los actores más queridos. Pero la serie que marcó un antes y un después en su carrera fue Castle, que duró ocho años, hasta que su mala relación con Stana Katic obligó a los productores a cancelar la serie. Desde entonces, mientras la actriz ha protagonizado con éxito Absentia, Nathan Fillion solo ha aparecido en breves cameos en series como American Housewife, donde recuperaba en dos episodios su personaje de Firefly; un atractivo hombre del tiempo en Modern Family; y alguna colaboración episódica en Santa Clarita Diet, de Drew Barrymore, y Brooklyn Nine-Nine. Tambien ha prestado su voz en proyectos de animación como Cars 2 o Rick y Morty. Ahora volcado en The Rookie, está a la espera de una segunda temporada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV