'Jamestown': Mujeres a la conquista

El drama 'Jamestown' narra en 16 episodios los desafíos de un puñado de inglesas que fundaron el asentamiento europeo en Estados Unidos.

En 1607 Inglaterra envió dos navíos con un centenar de hombres para colonizar Virginia, en la costa Este del Nuevo Mundo. Doce años después zarpó otro barco, esta vez con mujeres, en busca de un futuro junto a los hombres que habían pagado sus pasajes para desposarlas. Es el argumento de la serie Jamestown, creada por Bill Gallagher (The Prisoner), producida por Carnival Films (Downton Abbey), y que Cosmo estrena el martes 13, a las 22.00.

La ficción, que refleja el auge de la mayor colonia británica de Norteamérica y cuyas dos primeras tandas tienen ocho episodios, cuenta qué dificultades superaron y cómo se adaptaron las mujeres, a través de los ojos de Jocelyn (Naomi Battrick), Alice (Sophie Rundle) y Verity (Niamh Walsh).

Tres caracteres

La primera, inteligente y de clase alta, está encantada con el hombre que la ha elegido: el bondadoso Samuel Castell (Gwilym Lee), uno de los jefes de la colonia. En cambio, la rebelde Verity no está dispuesta a aguantar los modales de su prometido Meredith Rutter (Dean Lennox Kelly), el dueño de la taberna, que casi siempre está bebido y conoce los secretos de todos. Mientras, la dulce Alice debe soportar al rudo y despiadado Henry Sharrow (Max Beesley).

En el barco, junto al trío protagonista, viajan el nuevo gobernador George Yeardley (Jason Flemyng, SS-GB)y su esposa Temperance (Claire Cox). Entre los colonos destaca el doctor Christopher Priestly (Ben Starr), médico del asentamiento y muy amigo de Samuel, marido de Jocelyn; Silas (Stuart Martin), hermano de Henry, marido de Alice, por la que se siente atraído; así como Opechancanough (Raoul Trujillo), el sabio líder indio que trata de mediar entre ingleses y aborígenes.

Bill Gallagher, que ademas de creador es productor ejecutivo, destaca que “supuso todo un reto reflejar a los nativos. Fue fascinante, pero tenía mucho miedo y quería retratarlos bien”.

La ficción está grabada en un inmenso plató de Budapest, Hungría. “La productora compró unos terrenos impresionantes con un lago, donde levantaron una réplica de Jamestown”, explica emocionada Naomi Battrick. En su intento de dotarla del mayor realismo, “incluso plantaron tabaco –base de la economía de la colonia–, que tuvieron que cortar y quemar después de grabar las dos primeras entregas por las estrictas leyes del país”, añade Battrick.

La actriz que da vida a la más intrigante de las tres protagonistas, se mostró feliz tras el arranque, hace dos meses, de la grabación de la tercera tanda, prevista para 2019: “Lo estaba deseando. Me he enamorado completamente de la ciudad y de su gente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV