Anna Castillo ('Estoy vivo'): "Me siento una privilegiada"

Ganadora de un Goya en 2016, Anna Castillo encadena un proyecto tras otro en cine y televisión. Ahora la podemos ver en el cine con 'Viaje al cuarto de una madre', junto a Lola Dueñas.

Anna Castillo
Mª José Rasero HEARST

Hace tiempo que Anna Castillo, de 25 años, se ha hecho un hueco en el mundo de la interpretación, pero desde que ganó un Goya como Mejor Actriz Revelación con El Olivo (2016) a la actriz no paran de lloverle los proyectos. Y de lo que más orgullosa se siente es de que todos los guiones sean diferentes entre sí para poder seguir aprendiendo. Después de trabajar en Paquita Salas, Arde Madrid y Estoy Vivo, ha sido nominada a Mejor Actriz de Reparto en tres candidaturas, en Los Feroz, Los Goya y Los Gaudí, por su interpretación de Leonor en Viaje al cuarto de una madre, la ópera prima de Celia Rico. Da vida a una hija que tiene una relación de dependencia con su madre (Lola Dueñas) y que quiere irse de casa.

¿Qué sientes al estar nominada a esos tres premios tan importantes?
Estoy encantada. No me esperaba que me nominaran por esta película porque desde el principio era un proyecto muy pequeño, una ópera prima preciosa en la que todo el mundo se involucró muchísimo, pero no sabía que iba a funcionar tan bien, ya que salió con poquitas copias. De pronto, gustó mucho y por un lado sentí orgullo porque sabía que estábamos haciendo algo maravilloso y por otro me sorprendió.

Los astros se han alieneado para que todo fluya y funcione.
Sí, a veces pones la misma energía e ilusión y no pasa. Hay que disfrutarlo de verdad cuando sucede.

Mª José Rasero HEARST

¿Qué ha significado este personaje para ti? No tiene nada que ver contigo…
Es de los más alejados que he hecho de mí misma. Durante la película fue una lucha constante contra mí. Incluso durante el rodaje llegué a pensar que debería hacerlo otra persona porque no tenía nada que ver con eso. Veía que yo daba otra cosa, pero no, Celia confió mucho y nos dirigió de forma majestuosa. Y funcionó.

¿Dónde buscaste para construirlo?
Busqué mucho en mi niña interior, en el lado vulnerable. Al final todas somos hijas, todas tenemos cosas en común como la relación con tu madre cuando eres niña, que te hace estar protegida y cuidada, y la vulnerabilidad que te da eso. También busqué mucho en Celia, me guió muy bien.

Es una relación bonita pero complicada.
Sí, muchas son así, lo que ocurre es que se cuentan relaciones que están dentro del cliché y esta tiene muchísimos matices y capas y es mucho más interesante. Se habla de la relación de dependencia madre-hija, de responsabilidad, de la carga, de la culpa… A todas en algún momento nos ha pasado con nuestras madres. O cómo se corresponde a un amor tan incondicional, es muy difícil, y luchar contra eso te supone mucho conflicto.

¿Cómo ha sido trabajar con Lola?
Fue buenísima desde el principio. Y durante los cinco meses que duró el rodaje vivimos la una encima de la otra. Pasábamos mucho tiempo juntas y nos cuidábamos mucho, tanto dentro como fuera del rodaje. Hasta el punto que cuando una no estaba, nos echábamos de menos. Nos apoyábamos mucho, nos quisimos de verdad y eso se nota.

Mª José Rasero HEARST

Lola nos contó que hasta llegó a adoptar el rol de madre fuera.
Sí, Lola es mi madre.

Además de hacer esta película y haber obtenido todas estas nominaciones estás en Arde Madrid, Estoy Vivo y en Paquita Salas, ¿Cómo definirías estos últimos años? ¿Te ha ayudado el Goya que ganaste?
Ya llevaba trabajando hace mucho, pero es cierto que El olivo me dio un aval de confianza muy grande y desde entonces no me han parado de llamar. En los últimos años he podido combinar trabajos muy distintos que es algo que me encanta, disfruto mucho haciéndolos y me da una riqueza de carrera muy positiva. Ojalá pueda seguir manteniendo el hacer proyectos tan distintos. Me siento muy afortunada que me lleguen proyectos pequeñitos como este, que me hagan crecer como actriz y que me hacen ilusión. Me siento afortunada.

¿Te ha cambiado la fama y los premios?
Sí cambias porque la vida cambia y te haces mayor. Me siento más mayor ahora que cuando empecé hace unos años. Vivo en Madrid, donde soy muy feliz, tengo a mi familia en Barcelona, pero por supuesto sigo queriendo venir a mi ciudad a comer con mis padres y a trabajar si me proponen algún proyecto interesante.

View this post on Instagram

🌹

A post shared by Anna Castillo (@nanitita) on

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV