Clara Lago, nueva vida sin Dani Rovira pero con proyecto en la tele. La actriz nos habla de 'El vecino', su serie para Netflix

Es noticia por su ruptura con Dani Rovira, pero Clara Lago ha dado la cara para luchar contra la contaminación de los océanos. La actriz, que graba la serie 'El vecino' para Netflix, es la imagen de una campaña que anima a hacer un uso responsable del plástico.

Clara Lago

Dos semanas después de confirmarse que había roto con Dani Rovira, su pareja desde que se conocieron hace cinco años en el rodaje de Ocho apellidos vascos, Clara Lago ha dado la cara, inaugurado una plataforma de plástico interceptado en forma de ola para concienciar acerca del problema del plástico en los océanos. Esta iniciativa forma parte de la firma Corona y la Asociación Parley para luchar frente a la contaminación del fondo marino. La actriz, implicada a tope en la causa medioambiental, nos habla también de la película que acaba de estrenar en Argentina y de la serie El vecino, que graba para Netflix.

¿Te preocupa que ocho millones de toneladas de plástico entren en el océano cada año?
La causa medioambiental me toca a un nivel profundo pero si todas las causas son importantes, hay algunas que son urgentes. Y la lucha contra la amenaza del plástico en los océanos es una de ellas. En la Fundación Ochotumbao (de la que forma parte con su ya ex novio Dani Rovira) estamos comprometidos con muchos colectivos para la protección de personas, animales y medio ambiente y sé que no hay acciones tan concretas como este proyecto, "Yo elijo mi planeta: Protect Paradise Corona", que genera la concienciación de que así no podemos seguir si queremos vivir en un planeta acogedor.

El ser humano es capaz de conseguir los logros más increíbles, pero, ¿también de lo peor?
Sí, desgraciadamente, el ser humano es capaz también de las mayores aberraciones. En algún momento hemos decidido que somos dueños absolutos de este planeta, que nos pertenece por derecho el suelo, los océanos y todas las especies que lo habitan.

¿Qué podemos hacer para evitar esa práctica tan negativa para la fauna marina?
Es bastante complicado reducir el uso cotidiano del plástico porque todos lo usamos para un montón de cosas. Pero eso no significa que no podamos aportar nuestro granito de arena a la causa, amén de pedir a las empresas que cambien sus métodos de producción. Yo intento, primero, reciclar y luego reducir el consumo de plástico: compro la versión de un alimento que viene en un tarro de cristal frente al que está envasado con plástico y luego reciclo el tarro. Voy a comprar siempre con una bolsa de tela y así evito las bolsas de plástico de la tienda… Hago pequeños gestos, con conciencia.

¿En los rodajes evitas también vasos y cubiertos de plástico?
Sí y sobre todo las botellas de agua individuales porque cada uno bebemos un traguito durante el rodaje y al final quedan sesenta botellas abiertas que no hemos llegado a beber más de la mitad. En mi última película Gente que vine y bah propuse a producción que nos pusieran pequeñas cantimploras para cada uno y nos las fueran rellenando de agua. A los maquilladores también les insto para que no utilicen bastoncillos de plástico y que los sustituyan por los de cartón. Cosita a cosita que, en conjunto, ayuda.

Dentro de tus planes para este verano, ¿incluyes poder escaparte y ayudar a limpiar las playas contaminadas?
Si el trabajo me lo permite, me encantaría participar en ese tipo de acciones.

¿Qué le pedirías al Gobierno respecto a legislación en medio ambiente?
Que tenga como prioritario este tema en su agenda política porque lo es. Ahora vemos difícil que haya una reducción del consumo de plástico, pero también en su momento era impensable que no se fumase en sitios públicos y llegó la ley anti tabaco en beneficio de toda la población y ahora nadie se extraña. Tal vez esas decisiones, esas leyes, no son populares, pero hay que tomarlas y eso no niega la parte de responsabilidad que tiene cada uno.

Clara, sigues fomentando el deporte entre las mujeres y has participado en un maratón de spinning solidario para recaudar fondos.
Sí, iba destinada a la asociación protectora de animales Salvando Peludos. Para mí el deporte es un tema de salud, por eso sigo con la bicicleta en el gimnasio, el running por el campo, paddle surf en la playa o pilates.

¿Sigues siendo vegana?
Sí, desde principios de 2017 y lo soy por motivos éticos-morales. En este caso no es por razones saludables, aunque también es muy saludable ser vegano. Ha sido la decisión más importante que he tomado en mi vida cotidiana porque es la que más impacto social tiene.

¿También utilizas productos naturales en cosméticos?
Sí; de hecho soy embajadora de la marca Kiehl's. Trato de evitar, sobre todo, cremas que tengan grasas animales. Para mí el veganismo es una filosofía de vida; a la hora de comer soy estricta y en los demás campos voy dando mis pasitos, cada vez más afianzados. Pero no soy radical ni fundamentalista.

¿Desde cuándo eres vegana y qué pasó para que te decidieras a cambiar de hábitos?
Desde que vi el documental Cowspiracy: el secreto de la sostenibilidad, en Netflix. Me hizo tomar conciencia de hasta qué punto nuestros hábitos alimenticios repercuten en los demás. No sólo porque matas un animal para alimentarte sino por el impacto medioambiental que hay en el hecho de alimentar a esos animales para luego sacrificarlos. Eso me llevó a informarme de otras acciones que hacemos sin ser conscientes en nuestro día a día y que repercuten en el medio ambiente, como es el tema de los plásticos. Poco a poco vas cambiando de hábitos, pero insisto desde la energía del amor, nunca desde lo negativo ni desde el catastrofismo.

Clara, ¿cómo te encuentras desde tu ruptura con Dani Rovira? ¿Vas a seguir tu compromiso individual con la Fundación Ochotumbao, que creasteis juntos?
Agradezco mucho la preocupación y el cariño que me demuestra la gente. Todo el que haya pasado por una ruptura sabe que hay momentos de todo, pero puedo afirmar que entre nosotros hay mucho amor, mucho respeto y mucho cariño. Por supuesto que vamos a seguir trabajando en la Fundación Ochotumbao, tanto en la gestión de galas solidarias como con acciones concretas como el viaje humanitario a Bangladesh con Save the Children (o como el libro Habla de nosotros, cuya recaudación va destinada a un centro de rescate y rehabilitación de primates de Madrid).

¿Las causas medioambientales están por encima de todo?
Por supuesto. Las causas medioambientales, la protección de animales y de justicia social están por encima de todo. Es algo que Dani y yo compartimos, que siempre hemos compartido y vamos a seguir compartiendo.

Acabas de estrenar la cinta argentina 'El cuento de las comadrejas' y ruedas la nueva serie de Netflix, 'El Vecino', que protagonizas junto a Quim Gutiérrez. ¿Algún proyecto más?
Una película que se llama Crónica de una tormenta con Ernesto Alterio y que vamos a rodar este verano. Respecto a El cuento de las comadrejas, tengo que decir que me ha encantado rodar a las órdenes de Campanella. Es uno de los grandes directores de todo el mundo; ya me enganché a él con El hijo de la novia, una de las mejores películas de todos los tiempos y poder trabajar a su lado ha sido un lujo. Se ha estrenado en Argentina y ya tengo ganas de que llegue a España.

En 'El vecino' trabajas con el actor Quim Gutiérrez…
No me dejan hablar mucho de la serie pero puedo decir que es una adaptación del cómic del guionista Santiago García y el dibujante Pepo Pérez y que está dirigida por Nacho Vigalondo. Quim (Gutiérrez) es el protagonista, Javier, un chico anodino cuya vida cambia cuando un extraterrestre le cae encima y le da súper poderes y se convierte en Titán, una especie de Superman cotidiano. Y yo soy su novia, Lola.

Clara Lago- El vecino

El director de la serie, Vigalondo, ha comparado El vecino con Superlópez (que protagonizó precisamente Dani Rovira), pero con unos tintes más caricaturescos y satíricos, intentando mantener distancias con el superhéroe tradicional del cine y de las series. Es un súper héroe a ras del suelo, más cotidiano, pero que también vuela. Esta comedia está producida por Zeta Audiovisual y su estreno está previsto en Netflix para 2020.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV