'Acacias 38': la gran boda entre Carmen y Ramón

El equipo de la serie grabó el feliz acontecimiento en una sola jornada, intensa y divertida, que se podrá ver el próximo lunes 12 en La 1.

La boda de Carmen y Ramon en 'Acacias 38'

María Blanco y Juanma Navas habían rodado pocas escenas juntos en la serie hasta la fecha, pero tras el regreso de Ramón Palacios de sus diez años en la cárcel, Carmen fue el mejor apoyo para superar su oscuro pasado. Primero se hicieron amigos y, poco a poco, el amor fue surgiendo entre ellos.

La gente no se fiaba de él y encontró amparo en mí. Nos enamoramos como críos de 15 años: un amor de instituto a una edad madura”, explica María, que también destaca la buena química personal e interpretativa que estableció con Juanma nada más conocerse. “Cuando me dijeron que íbamos a ser pareja, pensé en cómo repercutiría eso en la audiencia”, dice el actor.

La boda de Acacias 38

Y esta historia televisiva ha terminado en boda, que los seguidores de Acacias 38 podrán ver el lunes 12. La ceremonia será en elipsis. “Solo se emitirá el banquete, que se celebrará en la pensión Buena noche, y por circunstancias especiales. Al ser nuestra segunda y tercera boda, y como se habían visto muchas otras en la ficción, se pasó directamente al convite”, aclara Juanma Navas, tan emocionado como si se hubiera casado en la vida real.

La verdad es que ese día tuve un punto de inquietud por que todo quedara muy bien. Carmen y Ramón cantaron y bailaron mucho y, además, estaba todo el reparto. Se engalanó la calle y los actores fueron vestidos para la ocasión. ¡Estaban guapísimos! Esas grabaciones tan especiales acaban transmitiendo muy buenas vibraciones”, añade Navas.

La boda de 'Acacias 38'
María Gracia (Bellita) compuso una tema para la boda, que cantó con el guitarrista y la palmera de sus espectáculos, y con su familia ficticia.

Con sorpresa final

Lo rodamos todo en una jornada, y fue realmente intenso y duro. Pero el espectador verá mucha magia y diversión, y a alguien inesperado que aparecerá al final del banquete…”, adelanta el actor.

María también sintió los nervios propios de una novia aunque fuera ficticia. “Yo nunca me he casado, y cuando los guionistas me lo comentaron, lo primero que hice fue hablar con mi madre, que es fan de la serie, y empezó a llorar. Ese día me sentí como una novia de verdad, con muchos nervios. Además, el traje era maravilloso, confeccionado por el equipo de vestuario, y cuando me lo probaban pensé: “Qué pena que no se pueda usar más”. Sentí mucho cariño a mi alrededor y un ambiente estupendo, con todos los departamentos implicados. Será un capítulo superdivertido”, dice la actriz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV