'Perdida': la serie que dejó tocado a Daniel Grao

Se preparó a conciencia para encarnar a este padre coraje metido a narco, pero fue en el aspecto emocional donde se dejó la piel.

Daniel Grao

El actor disfruta de su momento. “Cada vez puedo elegir mejor y me siento más libre”, dice Daniel Grao, a quien vemos como un padre coraje que se infiltra en una prisión de alta peligrosidad en Perdida. Y graba ya HIT para TVE, otra arriesgada propuesta ambientada en un instituto donde ejerce de profesor controvertido.

¿Te costó sacudirte el personaje que haces en Perdida después de grabar en Colombia?

Regresamos el pasado octubre, y está más o menos asimilado. Ayuda también empezar otros proyectos porque vas poniendo la energía en otros sitios. Pero ha sido uno de mis papeles más intensos y complicados.

¿En qué sentido?

Pasé cuatro meses fuera de casa y metido todo el tiempo en ese individuo, tratando material sensible… Rodar en un contexto desconocido ayuda, pero me removió y me dejó del revés.

perdida

¿Cómo te preparaste?

El trabajo físico fue agotador, con jornadas de doce horas. Es que a Antonio, un tipo corriente, mecánico, le pasa de todo: le pegan, intenta escapar de la cárcel… Antes de trasladarnos a Colombia bajé siete kilos de preso. Pero fue en el aspecto emocional donde puse toda la carne en el asador. Me interesaba alejarme de la figura de héroe y trabajar desde el miedo que sufre.

La Brecha, aún siendo una prisión ficticia, ¡impacta!

Sí, es salvaje. Está inspirada en La Modelo, en Bogotá.

Trabajaste con actores de Colombia, México y Cuba.

Sentía mucha incertidumbre pero fue una maravilla. Trabajan de forma más ordenada, sin crispación. Podíamos haber recreado en España aquellos escenarios, pero los figurantes son insustituibles.

Perdida
“Cruz (Juan Carlos Messier) se convertirá en el alter ego de Antonio –dice Daniel Grao–, el que se llevó a su hija. Empiezan siendo enemigos, pero se necesitarán como las dos caras de una moneda”. En los siguientes episodios –restan 11– se alternan las secuencias en la cárcel con el pasado de Antonio. “El medallón del guerrero es un símbolo”. potente”.

¿Qué aporta Perdida a la ficción nacional?

Siempre crees que es algo nuevo. A mí me recuerda a Gigantes por esa tendencia a estar más cerca de los villanos y conocer su forma de actuar.

Ahora grabas HIT para TVE, un personaje bien distinto. ¿Es algo que has buscado?

Sí, siempre. Y creo que gracias a eso recibo propuestas muy variadas. Es un empeño mío, incluso cambiar de aspecto físico.

Parece que estás en racha.

Este momento es una combinación de voluntad propia y oportunidades. Tú lanzas la mirada hacia donde quieres ir y esperas que te acompañen la suerte y el destino. Pero hay que dar pasos y atreverse con lo diferente.

Háblame de HIT, el profesor.

Mi primera sorpresa fue descubrir que TVE apostaba por algo sugerente. A través de nueve vándalos adolescentes, la serie habla de pornografía y manadas, de drogas y de autolesiones. Y HIT (Hugo Ibarra Tomás), un tipo comprometido pero descarado, se convierte en su terapeuta o una especie de ‘hermano mayor’. Este papel me está ayudando a refrescarme.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV