'And Just Like That' defrauda con Miranda, pero no es por lo que piensas

And Just Like That intenta ser moderna, pero no consigue ser tan progresista para su época.

la relación de miranda y che en and just like that

    No hay duda de que Sexo en Nueva York fue una serie fabulosamente provocativa que sobrepasó los límites de los años 90 en cuanto a la actitud de las mujeres hacia el sexo. Era franca, atrevida y sensacional. Tenía problemas, sí, pero era revolucionaria para su época.

    Si entramos en el siglo XXI, su sucesora moderna, And Just Like That, lo intenta, pero no consigue ser tan progresista para su época.

    La insinuación de Carrie para que la inviten a las celebraciones de Diwali -para poder llevar un sari y no querer ser acusada de apropiación cultural- es un ejemplo de cómo los creadores dejaron caer la pelota. El otro es la representación chapucera de su primer personaje no binario, Che Díaz (Sara Ramírez).

    Uno de sus mayores fallos es que utiliza la relación entre Miranda (Cynthia Nixon) y Che Diaz como vehículo para explorar las relaciones no binarias a expensas de Miranda como personaje por derecho propio.

    Para ser claros, hay absolutamente todas las posibilidades de que Miranda haya tenido un despertar sexual que la haya llevado a explorar un romance fuera de la heterosexualidad y de las normas de género, pero los guionistas hacen un pésimo trabajo a la hora de explicar cómo hemos llegado hasta aquí.

    miranda y steve

    Las incogruencias de Miranda

    ¿Cómo pasamos de una relación defectuosa pero cariñosa y apasionada con su marido Steve (David Eigenberg) a un matrimonio que se presenta como un desastre sin sexo? ¿Y por qué su nuevo interés por Che tiene que realizarse en un momento en el que se encuentra en su peor momento personal y luchando contra el consumo de alcohol, como si la depresión fuera la única razón por la que podría explorar su sexualidad?

    Además, reescriben la historia, en concreto su relación con Steve, para justificar su engaño. Los fans de la serie sabrán que, aunque Steve y Miranda tuvieron sus altibajos, su vida sexual siempre fue apasionante.

    "No puedo amarte dos veces al día, todos los días", le dijo una agotada Miranda a Steve en su amorosa luna de miel. Sin embargo, si este último episodio sirve de algo, se espera que los fans vean a Steve como un tonto torpe que de alguna manera ha olvidado cómo tener sexo.

    Pongamos un poco más de respeto en el juego de Steve, por favor: después de todo, es el tipo que le robó a Miranda al sexy Dr. Robert Leeds, el novio de Miranda en la sexta temporada.

    Dejando a un lado el sexo, la relación entre Steve y Miranda tenía mucho corazón. Al final de Sexo en Nueva York: La Película, la pareja deja atrás la infidelidad de Steve y otros problemas matrimoniales y se eligen el uno al otro en un intento de que su matrimonio funcione, a pesar de que la infame lista de pros y contras de Miranda es más larga en este último.

    Al llegar a And Just Like That, Miranda afirma haber sido infeliz todo el tiempo. Es un poco como descubrir que papá y mamá sólo se quedaron en este matrimonio sin amor por los niños.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Series TV